9 Tips para detener un ataque de pánico

Total
0
Shares

Los ataques de pánico pueden ocurrirle a cualquier persona, en cualquier momento y en cualquier lugar.

Tal vez te interese: 10 tips para calmar la ansiedad

¿Qué es un ataque de pánico y cómo se siente?

Un ataque de pánico se puede definir como una sensación repentina de miedo intenso que golpea sin previo aviso. Tales ataques pueden desencadenar reacciones severas que generalmente son físicas y ocurren incluso cuando no hay peligro aparente.

Un ataque de pánico suele ser muy aterrador y la persona afectada puede sentir que casi se está muriendo. Puede ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento. Por lo general, es el resultado de una mayor ansiedad y es más común en las personas con un trastorno de pánico, aunque también puede ocurrir en personas sin el trastorno.

Tal vez te interese: Estas 6 mujeres demuestran que puedes perder mucho peso sin poner un pie en un gimnasio

¿Cuáles son las causas de un ataque de pánico?

Los ataques de pánico pueden ser causados ​​por:

• Genética – Antecedentes familiares de la afección
• Estrés
• Ciertos cambios en el funcionamiento de partes del cerebro

Los cambios en el funcionamiento del cerebro generalmente son provocados por la recepción de una oleada de señales que están diseñadas para advertirle de un peligro inminente. Esto activa una parte del cerebro llamada amígdala, que es responsable de controlar la respuesta ansiosa de un individuo.

La amígdala de algunas personas tiende a reaccionar a pesar de que no existe un peligro evidente, haciéndolos más propensos a la ansiedad alta y los ataques de pánico.

Cuando una persona recibe una señal para reaccionar a la ansiedad, las glándulas suprarrenales secretan adrenalina. Esta hormona se conoce popularmente como la hormona de “lucha o huida”, y su liberación está asociada con síntomas como sudoración, aumento del ritmo cardíaco, agitación en el estómago y respiración irregular. Todos estos son signos de un ataque de pánico.

Si se secreta adrenalina sin ningún peligro inminente, el sistema se sobrecargará con la hormona, y esta acumulación también puede resultar en un ataque de pánico.

Tal vez te interese: Haz el ejercicio de autocuidado de este entrenador de bienestar para poner en marcha tu salud

Síntomas de una ataque de pánico

Los ataques de pánico pueden ser ocasionales o pueden ocurrir con frecuencia. Un ataque puede variar de otro en muchos aspectos, pero los síntomas generalmente alcanzan su punto máximo a los pocos minutos del inicio de un ataque de pánico.

Los signos y síntomas asociados con un ataque de pánico incluyen :

• Miedo intenso a perder el control o a una muerte inminente
• Sensación de muerte o peligro inminente
• Ritmo cardíaco rápido
• Temblores
• Sudoración
• Dificultad para respirar después de una opresión en la garganta
• Náuseas
• Escalofríos y sofocos
• Dolor de cabeza intenso
• Dolor en el pecho
• Calambres abdominales
• Mareos o aturdimiento
• Sensación de hormigueo en todo el cuerpo
• Entumecimiento
• Sensación de desprendimiento o irrealidad

La mayoría de las personas diagnosticadas con un ataque de pánico tienden a luchar contra un trastorno de pánico subyacente. El tratamiento para el trastorno de pánico generalmente tiene como objetivo reducir la intensidad de los ataques y ayudar a mejorar su calidad de vida.

Tal vez te interese: ¿Cómo puedo dejar de comer emocionalmente?

9 mejores maneras de detener un ataque de pánico

1. Identificar el ataque. Si eres capaz de reconocer un ataque de pánico inminente y decirte que el ataque es solo temporal, ya has ganado la mitad de la batalla. Te ayuda a lidiar con otros miedos que pueden nublar tus pensamientos.

2. Encuentra un objeto para enfocar. Mire a su alrededor y encuentra cualquier objeto que te llame la atención. Enfoca todas tus energías para hacer una nota mental del color, la forma, el patrón y el tamaño del objeto. Esto puede ayudar a manejar un ataque de pánico y aliviar sus síntomas.

3. Intente relajar esos músculos. Haga un esfuerzo consciente para relajar todos los músculos de su cuerpo, uno a la vez. Comience con sus dedos y lentamente levante sus manos y luego el resto de su cuerpo. La relajación muscular es efectiva en el tratamiento del trastorno de ansiedad generalizada. Por lo tanto, también puede ayudar a controlar la respuesta de su cuerpo a un ataque de pánico.

Tal vez te interese: ¿Cómo aliviar el dolor del nervio ciático?

4. Hacer ejercicios moderados. Hacer algunos ejercicios ligeros puede aumentar los niveles de endorfinas , mejorar su circulación y mejorar su estado de ánimo de inmediato . Sin embargo, cuando esté estresado, evite los ejercicios vigorosos y practique ejercicios leves a moderados, como caminar o nadar. No realice ningún tipo de ejercicio si está hiperventilando o tiene dificultades para respirar.

5. Olfatear el aceite de lavanda. El aceite esencial de lavanda también puede actuar como una solución rápida para un inminente ataque de pánico. El aceite de lavanda es eficaz para aliviar los síntomas de ansiedad y estrés casi de inmediato.

6. Tome respiraciones profundas. La respiración profunda es una técnica codiciada para reducir los síntomas de un ataque de pánico. Todo lo que tienes que hacer es inhalar y concentrarte en el aire que llena tus pulmones. Luego, mantén el aire adentro por un segundo y exhala lentamente. La respiración profunda controlada puede ayudar con el estrés y la ansiedad. Esto, a su vez, también puede ayudar a reducir los otros síntomas asociados con un ataque de pánico.

Tal vez te interese: 11 formas naturales para mejorar tu sistema inmunológico

7. Mantener la calma y cerrar los ojos. La mayoría de los ataques de pánico pueden ser bastante abrumadores, y un ambiente acelerado simplemente se suma a ellos, empeorando los síntomas. Entonces, en el momento en que sientas un ataque de pánico a la superficie, cierra los ojos y bloquea cualquier estímulo adicional que te moleste. Esto puede ayudarlo a sentirse calmado casi de inmediato y también a hacer que le resulte más fácil concentrarse mejor en su respiración.

8. Alcanza tu lugar feliz. Otra gran manera de combatir un ataque de pánico es escapar de la situación que lo ha estado causando. Si bien es posible que no pueda escapar del escenario físicamente, de inmediato, puede hacerlo mentalmente. Empieza por imaginarte en tu lugar más feliz. El lugar podría ser su hogar con todos sus seres queridos a su alrededor o simplemente su playa favorita. Ahora, concéntrese en los detalles más pequeños del lugar que lo hace feliz. Esto le hará sentir tranquilo y relajado.

9. Ejercicio de atención plena. Practicar la atención plena le dará una idea de la realidad de su entorno. Los ataques de pánico a menudo se asocian con el desapego y pueden alejarlo de la realidad. Enfocarse en practicar la atención plena, ya sea sentir la textura de su vestido o pasar sus manos por el cabello, puede ayudarlo a convertirse en realidad.

Tal vez te interese: Los 12 mejores alimentos para una piel saludable

Estos consejos pueden ayudarte a superar un ataque de pánico la mayoría de las veces. Sin embargo, recuerde, no todas las técnicas funcionarán para todos. Encuentre la técnica que mejor se adapte a usted y utilícela siempre que experimente un ataque. Si nada ayuda, siga los medicamentos recetados por su médico para un alivio inmediato.

Total
0
Shares

30 desayunos ligeros para perder peso

Las recetas de desayunos saludables que traemos a continuación son bajos en calorías pero ricos en nutrientes, además…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar