Los 10 mejores secretos para mantener una alimentación saludable

Mantenernos saludables no es tan complicado, todo es cuestión de seguir ciertas reglas y listo, si estas iniciando en los hábitos saludables, debes aprender algunas cosas sobre tu alimentación.

1- Come cuando tengas hambre física. Escucha las señales de tu cuerpo. Antes de comer, deténte y pregúntate si realmente estas hambriento o si estas comiendo por razones como el estrés, el aburrimiento, la costumbre o cualquier otra cosa. Llevar un diario de comidas es una gran manera de ayudarte a determinar tus patrones de alimentación.


2-Come porciones más pequeñas. Comer 3 comidas más pequeñas con un par de refrigerios saludables es una manera mucho mejor de mantenerte satisfecho por más tiempo y de mantener el metabolismo funcionando de manera eficiente. Evita omitir comidas siempre que sea posible, ya que esto puede llevar a comer en exceso más adelante.

3- Come y bebe lentamente y date la oportunidad de sentirte satisfecho sin necesidad de quedar lleno. También te ayuda a probar los alimentos que comes y a disfrutarlos.

4-Comer alimentos más saludables es tu elección. Trata de recordar cuánto mejor te sientes después de comer sano, en comparación con la horrible sensación de comer en exceso alimentos no saludables. Vale la pena tener en cuenta la regla 80/20 (come sano el 80% del tiempo y deje el otro 20% para los momentos en los que solo tiene que tenerlo). Tener una actitud positiva hacia la comida. En lugar de pensar en los alimentos como “buenos o malos”, piensa en términos de “alimentos cotidianos u ocasionales” o “alimentos 80/20”. Esto borrará esos sentimientos de culpa que tienes sobre comer ciertas cosas.


5-No multipliques mientras come. Si estás leyendo, trabajando o mirando televisión mientras comes, no estarás prestando atención a lo que pasa por tu boca, y no lo disfrutarás. Mastica lentamente y disfruta cada bocado.

6-Escucha los antojos de tu cuerpo. Si anhelas algo dulce, come algo dulce; solo opta por una alternativa más saludable o un servicio muy pequeño de lo que quieres. Lo más importante es que no te prives ya que esto puede llevarte a atracones más tarde.

7-Conoce cuáles son algunos de tus desencadenantes no saludables (el diario de comidas ayuda aquí). Una vez que sepas cuáles son tus factores desencadenantes, ten una lista de cosas alternativas para hacer cuando le apetezca.

Mantén tu refrigerador y despensa surtida con alimentos en su mayoría saludables y alternativas más saludables que satisfarán tus necesidades. Coloca canastas de frutas y verduras al alcance de la mano.
Dite a ti mismo y a todos los demás que estás comiendo sano, no haciendo dieta. ¡Te sorprendería lo que la palabra dieta realmente hace en tu mente!

Language »