Dale la bienvenida al otoño con este flan de calabaza al estilo cubano

Total
0
Shares

La calabaza es un producto rico en antioxidantes como carotenos, licopenos y vitamina C que ayuda a evitar el estreñimiento, bueno para la vista, ideal para personas con sobrepeso porque contiene bajo aporte calórico, combate la gastritis, etc., además de ser rica en proteínas, fibra, hierro, magnesio y zinc que fortalecen el sistema inmunológico ayudando a prevenir de enfermedades del corazón, cánceres, entre otros y que mejor consumirla en una presentación dulce y apetitosa como el flan.

El flan de calabaza es un postre muy popular en la gastronomía mundial, ya que es muy fácil de preparar con pocos ingrediente saludables con el cual casi todo el mundo se enamora al probar la primera cucharada, a parte porque es una receta básica y flexible puesto que permite cambiar los sabores adaptándolos según la estación del año. Hoy te quiero enseñar a hacer este delicioso flan sin horno con una textura cremosa que seguro te encantará para que compartas con tus seres queridos en fechas especiales, si quieres saber lo detalles del postre sigue leyendo.

Ingredientes:

  • 230 gramos de puré de calabaza, puedes usar hasta 600 gramos.
  • 250 ml de leche condensada.
  • 250 ml de leche entera.
  • 2 huevos.
  • 1 cucharada de maicena.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 1 taza de azúcar para el caramelo.
  • 3 cucharadas de agua.

Preparación del flan:

  1. Lava muy bien la calabaza, quítale la cáscara y comienza a cortarla en cuadritos medianos.
  2. Luego hierve agua en una olla onda a fuego alto y cuando esta ya esté en su punto de ebullición mete los trozos de calabaza.
  3. Calienta durante 15 o 20 minutos aproximadamente los 230 gramos de calabaza, pero si te gusta con un sabor más intenso puedes agregarle más 370 gramos más.
  4. Después retira la calabaza del fuego y escúrrela para ponerla en un plato y allí machacarla con ayuda de un tenedor para hacerla puré.
  5. Una vez lista la calabaza deja enfriar a temperatura ambiente mientras preparas el caramelo y mezclas el resto de los ingredientes.
  6. Para el caramelo deberás calentar en un a olla antiadherente preferiblemente la taza de azúcar y tres cucharadas de agua, deja derretir entre 5 a 6 minutos a fuego medio bajo sin remover hasta que se torne de un color amarillo quemado.
  7. Cuando veas un color dorado claro y el azúcar totalmente disuelto entonces puedes apagar el fuego y con mucho cuidado para no quemarte, verte el caramelo en el molde de tu preferencia que puede medir de 6 por 4 pulgadas.
  8. Con ayuda de unos guates o trapo para no quemarte, toma el molde y muévelo dispersando todo el caramelo tratando de cubrir sus bordes y el fondo, a continuación reserva y deja enfriar a temperatura ambiente.
  9. Este siguiente paso es mezclar los restantes ingredientes para hacer el flan de calabaza. En un bowl incorpora dos huevos crudos, una taza de leche entera, una cucharada de maicena que se puede diluir previamente en la leche, 250 mililitros o una taza de leche condensada porque así quedará mucho más cremoso y la calabaza hecha con anterioridad.
  10. Mezcla todo con un globo para integrar muy bien, pero si no quieres que te queden grumos puedes pasar la mezcla en una batidora.
  11. Terminado el paso anterior, verte la mezcla en el molde y posteriormente cubre con papel aluminio o una tapa si el recipiente la tiene.
  12. Cocina en baño de María, el cual es una técnica que consiste en poner agua en una olla grande y luego otra más pequeña dentro que lleve la receta por 50 o 55 minutos a fuego medio bajo. Esto permite cocer los alimentos más suavemente a diferencia del horno que recibe calor directamente, pero si lo decides hacer con este último te recomiendo ponerlo a 180 grados Celsius durante 1 hora y 30 minutos hasta comprobar si está listo.
  13. Recuerda siempre estar pendiente al baño María para revisar que no se evapore el agua. Luego del tiempo indicado asegúrate de que el flan esté listo comprobando con la punta de un cuchillo de mesa o un palillo pinchando en el centro, si este sale limpio es porque ya está cocido, de lo contrario le faltará cocción.
  14. Deja enfriar a temperatura ambiente y luego refrigera durante toda la noche o como mínimo unas 4 horas antes de desmoldarlo.
  15. Para desmoldar coloca encima del molde un plato completamente plano y dale la vuelta para que caiga sobre este.

Total
0
Shares

Cachapa la receta venezolana que te calmará los antojos

El desayuno es el alimento más importante del día, razón por la cual incluir en el menú de…

También te puede interesar