Cómo usar un chal: 5 ideas fáciles de estilo

Total
1
Shares

El chal tiene como función cubrir los hombros, el pecho y la espalda cuando se lleva vestidos escotados en lugares donde el protocolo es estricto, sin embargo, este es un elemento que ahora las mujeres también lo suelen llevar con looks más casuales, hay diferentes tipos de chal, más gruesos o de gasa y tejidos finos, estructurados o volátiles, más anchos o estrechos un atuendo que se adapta para cualquier tipo de ocasión, pero si no sabes cómo colocártelo aquí te enseño 5 ideas fáciles.

1- Forma tradicional:

  1. Toma el y colócatelo sobre los hombros empezando desde atrás.
  2. Estira ambas partes para que queden a lo largo del cuerpo igual de largas.
  3. Mientras tanto, toma una parte y pásatela por delante por encima del hombro contrario.
  4. Probablemente la parte por la que pasaste por encima del hombro contrario se te caiga constantemente, algo que llega a ser molesto, y para que eso no ocurra simplemente lo aseguras con un poco del extremo y lo metes por debajo del del chal.
  5. Es importante que el chal no pierda la forma o el estilo de la curva que le das al principio.

2- Chal con más volumen:

  1. Para esta segunda manera solo debes coger el chal y ponerlo igualmente en los hombros de atrás hacia adelante como en la idea anterior para que las dos partes caigan a lo largo del cuerpo.
  2. Pero en lugar de que los dos lados queden iguales de largo, debes dejar uno más corto que el otro.
  3. Coge el extremo más corto y llévalo al otro hombro dejándolo por debajo del chal.
  4. Luego, toma el extremo más largo y pásalo por delante, e igual que te comentaba antes realiza un pequeño seguro en el cuello para que no se deshaga fácil metiendo un poco un trozo de ese mismo lado por dentro del chal.
  5. Finalmente vuelve a tomar el extremo corto que pasaste en el punto tres y sácalo con cuidado sin que se desbarate el que esta por encima para que caiga por fuera. Esto le dará un poco más de volumen y estilo a la prenda.

3- Chal con estilo imperial:

  1. En esta tercera manera necesitarás un broche para sujetar el chal y combinarlo con el atuendo. Vuelve a poner el chal por encima de los hombros colocándolo de atrás hacia adelante.
  2. Mide que los dos lados estén iguales y luego descuelga un extremo del hombro para que quede al descubierto.
  3. Cruza el lado donde cuelga todavía el chal del hombro por delante buscando que ambos costados siempre estén a la misma altura. Es una forma especial de poner el chal porque le da un toque más bohemio al look.
  4. Une las dos partes del chal a un lado haciendo un doblez bonito doble y luego toma un broche grande que juegue con el color del atuendo.
  5. Pasa la punta del broche por la unión del doblez empezando por debajo de la tela y aprieta.

4- Chal en capa:

  1. Empieza de nuevo colocando el chal de atrás hacia adelante sobre los hombros midiendo que queden igual de largos los extremos.
  2. Junta los extremos por delante pasándolos uno encima del otro y apretando el chal para formar una equis en el centro.
  3. Lleva los extremos a la parte trasera de la espalda baja y realiza un nudo sencillo, cuanto más largo sea el pañuelo mejor quedará la caída hacia atrás.
  4. Por último acomoda los lados de los hombros abriendo más el chal para cubrir la piel.
  5. También puedes enseñar un poco el hombro izquierdo o derecho iniciando desde el punto uno, luego estirando el que sigue colgado sobre el hombro hacia abajo y pasando el extremo por encima del chal apoyándolo sobre el hombro contrario.
  6. Para que no se resbale el chal, recuerda asegurarlo debajo y por dentro de la tela en la parte superior.

5- Chal en triángulo:

  1. Coge el chal preferiblemente mediano que no sea muy largo y dóblalo haciendo la forma de un triángulo con cada extremo; asegúrate de que las puntas estén unidas.
  2. Luego, colócatelo por encima del pecho de adelante hacia atrás tomando los dos extremos con las manos para pasarlas por detrás del cuello.
  3. Aprieta un poco el chal y crúzalo en la parte de atrás, deja que caiga la punta del triángulo invertido por el medio del pecho.
  4. Pasa los extremos por delante y realiza un nudo debajo de la tela para que se mantenga intacto el chal, y esconde los lados ahí mismo.
  5. Si quieres darle más volumen al chal, puedes pasar la punta por detrás llevándola hacia arriba y sacarla adelante para formar un triángulo más pequeño.
Total
1
Shares

Jabón neutro: tu aliado si tienes problemas dermatológicos

La piel humana es un órgano muy importante que juega un papel decisivo a la hora de mantenerla…

También te puede interesar