4 sprays pulverizadores caseros para eliminar las plagas de tu jardín

Total
0
Shares

Cuando llega la temporada de primavera, también llega el calor y gran cantidad de insectos que suelen salir de sus escondites invernales, por eso es posible que alguna vez hayas visto en tus plantas favoritas bichos e incluso profundos daños en las hojas, por lo tanto es el momento donde debes actuar con un insecticida potente el cual puedas hacer en casa para aplicar de manera rápida y fácil, lo bueno de estos pulverizadores es que son ecológicos, 100% naturales, respetuoso con tus mascotas y económicos porque son elaborados con productos que ya encuentras en la cocina. Aquí te dejo cuatro sprays con el paso a paso muy efectivos para emplear en tu jardín.

1- Infusión de cítricos:

Entre los múltiples insecticidas que puedes hacer se encuentra el de la cáscara de naranja o de limón gracias a una sustancia que contiene llamada el limoneno que combate plagas de caracoles, babosas, cochinilla algodonosa, hormigas o pulgones. Esta sustancia se extrae precisamente de la cáscara de la siguiente manera.

  1. Parte la cáscara de 2 o 3 naranjas o limones en varios trozos, pero si puedes rallarlas será mucho mejor ya que el limoneno saldrá con mayor facilidad.
  2. Coloca las cáscaras en un cazo y añade 500 ml de agua.
  3. Hierve el agua con las cáscaras durante 15 minutos y después deja reposar por 1 día entero.
  4. Pasado este tiempo cuela el líquido y pasa la solución a un pulverizador.
  5. Aplica en la parte superior e inferior de las hojas de las plantas afectadas y pulveriza cada 3 días.

2- Macerado de ajo:

Un potente insecticida casero que sirve tanto para plantas de interior, para flores o para huerto urbano a la hora de eliminar la mosca blanca, lugones, araña roja cochinillas, gusanos e incluso orugas, cochinillas algodonosas, hongos y nematodos. El ajo es un ingrediente muy eficaz para acabar con los bichos por el principio activo de la alicina que produce un accionar errático de los insectos ahuyentándolos del cultivo, este tipo de repelente ecológico y biodegradable no es tóxico para las mascotas, las personas o los jardines.

  1. Su elaboración consiste en pelar una cabeza de ajo y triturar 5 dientes de ajo.
  2. Luego agregar los dientes de ajo en medio litro de agua y dejar que se remojen allí durante toda la noche.
  3. Después agrega unas gotas de jabón líquido para platos a la mezcla y cuela con un colador fino.
  4. Diluye esta mezcla en un litro de agua y verte en un botella que sirva como atomizadora.
  5. Deberás rociar esta solución en tus plantas semanalmente como medida preventiva o cada 3 días durante 2 meses para controlar las plagas.
  6. Te recomiendo solo preparar lo que vayas a usar o botar lo que te sobre, no almacenes esta preparación ya que después no será eficaz.

3- Macerado de hojas de tomate:

Las hojas de tomate son sumamente ricas en alcaloides, las cuales resultan ser un excelente repelente para una gran cantidad de animales como los pulgones, mosca blanca, trips, gusanos y orugas.

  1. Elige varias hojas de tomate o dos tazas de estas y ponlas a remojar en agua por toda una noche.
  2. Al día siguiente cuela y vierte en un atomizador.
  3. Rocía las plantas cada 15 días o 5 para controlar los brotes y verás como de inmediato tiene efecto.
  4. Puedes almacenar este insecticida casero hasta por 3 meses en un lugar fresco y oscuro, o en su defecto en el refrigerador.
  5. En caso de tener animales domésticos deberás mantenerlos alejados, ya que puede ser tóxico este producto.

4- Spray de aceite:

Es una alternativa prometedora y con importantes resultados pues tiene sustancias de origen natural que ha demostrado multitud de acciones beneficiosas en el control de plagas. El aceite vegetal como insecticida reduce el consumo de oxígeno en insectos a través del bloqueo u obstrucción de los espiráculos impidiendo el proceso respiratorio de los huevecillos, larvas y adultos provocando la muerte por sofocación, se puede hacer un aerosol insecticida con dos ingredientes muy simples con jabón y aceite.

  1. Comienza mezclando 1 taza de aceite vegetal con ¼ de taza de jabón líquido.
  2. Luego verte esta mezcla en una botella de spray y agita muy bien.
  3. Reserva unos días hasta que lo necesites.
  4. Al momento de tratar las plantas con este insecticida casero, mezcla una cucharada de este líquido concentrado con 4 tazas de agua.
  5. Por último pulveriza 1 vez por semana.
Total
0
Shares

Acaba con las cucarachas haciendo esta mezcla casera

Las cucarachas son insectos comunes que se encuentran en todo el mundo, puesto que son muy ingeniosas al…

También te puede interesar