Luce una piel mas fresca y joven con estas mascarillas de pepino

Además de ser un ingrediente habitual en las ensaladas, el pepino es un clásico de los tratamientos faciales. Se trata de una verdura que aporta gran cantidad de nutrientes y efectos beneficiosos sobre nuestra salud. El pepino contiene una gran cantidad de agua, por lo que es habitual en las dietas bajas en grasa, pero además contiene fibra y vitaminas de los grupos A, C y E, aunque su alto nivel en celulosa hace que sea de difícil digestión.

– Mascarilla de pepino y avena para el acné: Dos cucharadas de avena, una cucharada de miel, una cucharada de zumo de limón y medio pepino triturado. Aplícala y deja actuar durante quince minutos, retirala con agua tibia. La combinación entre el efecto exfoliante de la avena y el astringente del pepino hace que sea ideal para deshacerse de los molestos granitos.

Mascarilla de pepino y miel para hidratar la piel: Medio pepino triturado, una cucharada de aceite y dos cucharadas de miel. Mezcla y extiende sobre la piel, dejando actuar durante unos quince a veinte minutos, aclarar la cara con agua para conseguir un efecto hidratante y de piel suave.

Language »