Jugo verde con piña para nutrir tu cuerpo en las mañanas

Total
0
Shares

¡Inicia tu día con un refrescante y nutritivo jugo verde con piña! Esta bebida es una forma sencilla de aumentar la ingesta de nutrientes en tu dieta, ya que contiene espinacas, apio y perejil, además de la piña que se complementa muy bien con muchas verduras y les da ese toque dulce a las recetas. Este tipo de batidos son el complemento perfecto para recargarte de energía y mantenerte más saludable. ¿Quieres aprender a prepararlo?, aquí te enseñamos la receta y varios consejos a tener en cuenta.

La espinaca es una excelente fuente de varias vitaminas y minerales, incluyendo la vitamina A, C, K, ácido fólico, hierro y calcio. Por otro lado, el apio se compone principalmente de agua y es buena fuente de importantes antioxidantes, mientras que la piña se destaca por el aporte en vitamina C, manganeso y fibra. Incluir alimentos nutritivos no solo ayuda a prevenir diferentes enfermedades, también permite que te veas muy bien, ya que hasta tu cabello, piel y uñas se verán beneficiados.

Disfruta de un nutritivo jugo verde con esta receta

Este jugo verde con piña rinde para 1 persona, así que aumenta las cantidades de ingredientes si piensas compartirlo. Puedes prepararlo con cualquier robot de cocina o triturador de alimentos, por lo que prepararlo no se convertirá en un problema.

No olvides que las cantidades son completamente personalizables, es decir, si te gusta la piña, agrégale un poco más. Si no te encanta el apio, también es posible reducir la cantidad, pero si lo prefieres más líquido, aumenta la cantidad de agua.

Preparación

  • Empieza colocando 1 rama de apio picada (con tallo y hojas) en el vaso del electrodoméstico, luego prográmalo durante 20 segundos a velocidad progresiva de 5 a 10.
  • Pasado el tiempo, añade 2 puñados de espinacas (si lo deseas, puedes usarlas mezcladas con rúcula), también añade de 4 a 5 ramitas de perejil y vuelve a triturar durante 20 segundos a velocidad progresiva de 5 a 10.
  • Ahora añade 2 rodajas de piña en trozos, programando 10 segundos a velocidad 10.
  • Por último, agrega 200 ml de agua, asegúrate de que esté lo más fría posible para que después no tengas que agregar cubos de hielo a la bebida. Una vez agregues el agua, programa por 20 segundos a velocidad 10.
  • Vierte tu jugo verde con piña en un vaso grande y listo, consúmelo inmediatamente.

Hazlo más fácil

  • Agrega a un extractor de jugos 2 tazas de espinacas, 2 manzanas peladas y cortadas en cubos, 4 tazas de trozos de piña y un trozo pequeño de jengibre pelado (opcional). Si prefieres el jugo con menos pulpa, pásalo por un colador de mañana fina antes de servir, luego revuelve y acompaña con algunos cubos de hielo. Rinde para 3 porciones.
  • También puedes preparar un delicioso y nutritivo batido verde con piña, en especial si no tienes un extractor de jugo o máquina especial. Para ello solo tienes que agregar a una licuadora de alta velocidad 1 taza de leche vegetal.
  • Usa la leche vegetal de tu preferencia, por ejemplo, una buena opción es la leche de coco sin azúcar. Por último, añade 1 plátano congelado, 1 taza de espinacas tiernas y 1 taza de trozos de piña, ya sea congelados o frescos.
  • Tritura todo, sirve en vasos y disfruta. Esta opción alcanza para 2 personas y es apta para veganos.

Recomendaciones

  • Lo ideal es que cortes suficiente plátano y lo dejes en el congelador, de esta manera estará listo para próximas recetas de batidos nutritivos. Incluir al menos un ingrediente congelado ayuda para que la bebida sea más refrescante.
  • Cuando no tengas espinacas, sustitúyela por la col rizada y la leche vegetal por el agua de coco.
  • Si deseas agregar más proteína a la dieta, puedes mejorar la bebida incluyendo semillas de chía, cáñamo o nueces.
  • Si los jugos o batidos verdes no son de tus bebidas favoritas, pero deseas darle una nueva oportunidad, agrégales más frutas, como naranja, manzanas o mango picado, lo que puede mejorar el sabor sin tener que añadir azúcar regular.

Para tener en cuenta

Aunque los jugos verdes se han popularizado con los años gracias a su capacidad para mejorar la digestión, aumentar la inmunidad, favorecer el proceso de pérdida de peso y reducir la inflamación, no debe ser un sustituto a la dieta equilibrada.

Puede ser parte de tus hábitos saludables siempre que se beban con moderación y no lo uses como un reemplazo a las verduras y frutas enteras. No puedes depender de los jugos para satisfacer todas las necesidades nutricionales de tu cuerpo.

Total
0
Shares

5 consejos para prevenir la obesidad y el sobrepeso

Quizás tengamos familiares que han sufrido por generaciones sobrepeso y por esta razón tendemos nosotros a endorgar por…

También te puede interesar