5 consejos para prevenir la obesidad y el sobrepeso

Total
0
Shares

Quizás tengamos familiares que han sufrido por generaciones sobrepeso y por esta razón tendemos nosotros a endorgar por genética. Esto es un problema de salud pública que desde 1975 la obesidad se ha triplicado casi que en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde el año 2016 el 39% de la población mundial adulta tenía sobrepeso y el 13% obesidad. Esta enfermedad crónica en la actualidad, es la responsable de causar 4 millones de muertes en todo el mundo.

Seguramente has escuchado o visto “Kilos mortales” una serie documental de Estados Unidos donde cuentan historias de casos reales con personas jóvenes que sufren esta enfermedad crónica, desde cómo empezaron, la odisea que tienen que pasar y cómo muchos quieren salir de esta vida y escapar de la obesidad que los inmoviliza. Aquí muestran cada detalle de sus progresos, sus sueños, sus frustraciones, esperanzas y su ultima oportunidad de sobrevivir. Es conmovedor ver estas historias porque realmente estas personas tienen que ser muy fuertes emocionalmente para lograr salir de esa enfermedad y no poder tirar la toalla. Esto es un claro ejemplo de cómo es vivir con obesidad y el sobrepeso.

La obesidad y el sobrepeso es causada por una acumulación excesiva de grasa nocivo para la salud producido por un desequilibro energético entre las calorías consumidas y gastadas. Las enfermedades más comunes que se generan por esta enfermedad son la diabetes, enfermedad cardiovascular, cáncer o la infertilidad. Pero, ¿cuáles podrían ser las causas para llegar a este punto? Principalmente por llevar una vida sedentaria sin hacer alguna actividad física durante años, la mala alimentación consumiendo gaseosas, embutidos, alcohol que contienen gran cantidad de grasas y por genética.

1- Consumir más ensaladas y verduras:

Es importante que en tu dieta estén las ensaladas y las verduras pues estas tienen demasiados beneficios que te ayudarán si eres propenso a ser obeso. Son depurativas, desintoxicantes y diuréticas, reducen el colesterol, controlan la glucemia, por su riqueza en fibras, lo que es fundamental que desde pequeño tengas una alimentación adecuada o que enseñes a tus hijos a comer saludable para no llegar a una enfermedad crónica desde temprana edad. Te hidratan y refrescan ya que las hortalizas son 90% agua. Te aportan nutrientes de vitaminas que te protegen tu sistema digestivo.

2- No pases hambre:

La solución no está en dejar de comer, lo ideal es que comas tus 4 a 5 comidas diarias para evitar el hambre excesivo, eso sí aliméntate con recetas saludables ricas en frutos secos, frutas, lácteos, bocadillos saludables, entre otros. Además de hortalizas y verduras acompañadas de proteínas con una pequeña porción de cereales. No se trata de obsesionarnos con las calorías y llevar una dieta restrictiva, se trata de aprender a comer de otra manera y cambiar los hábitos.

3- Deja el sedentarismo:

Si no quieres tener sobrepeso deja la pereza a un lado y empieza por cosas básicas como caminar diario, subir y bajar escaleras en lugar de tomar el ascensor, trotar mínimo 3 veces a la semana, montar bicicleta, saltar lazo, en caso de que vayas para el trabajo, ir de compras la escuela procura no tomar el bus o irte en carro

4- Elimina el exceso de calorías:

Este es un punto importante porque si deseas dejar el sobrepeso o prevenirlo necesitas la ingesta de alimentos saludables, frescos y naturales de manera diaria. En el caso de las personas con obesidad se deben reducir aproximadamente 500 calorías al día, necesario que quemes más calorías de las que consumes todos los días. Cambia tu refrigerio, sírvete porciones prudentes de comida, retira de tu dieta toda la comida frita y evita el alcohol.

5- Lee las etiquetas nutricionales de cada producto:

Los especialistas insisten en la necesidad de verificar las etiquetas de los alimentos que consumimos, y es que en cierta parte tienes responsabilidad de lo que te comas tenga buen valor nutricional. Elige productos preferiblemente saludables fijándote en qué ingredientes tenga: de donde vienen sus calorías, el tipo de grasa que contiene, cuantos ingredientes lleva y así sabrás que vas a comer.

Recuerda siempre que antes de actuar para tu beneficio es fundamental que consultes con tu médico de cabecera o nutricionista para que te asesoren de lo que debes y no debes hacer pues solucionar esto no es solo cambiar de hábitos porque van muy de la mano con los medicamentos que ingieres para evitar el apetito y bajar de peso.

Total
0
Shares

Rutina para ganar flexibilidad de pies a cabeza

Mantener una vida saludable con ejercicios trae muchos beneficios para nuestro cuerpo y practicar la flexibilidad es uno…

También te puede interesar