Desafío de entrenamiento de cinco minutos de piernas de acero

Total
345
Shares

¿Quieres tener de unas piernas de acero? Te contamos que no es necesario hacer rutinas de 30 minutos, ni siquiera de 20. ¿Te imaginas lograrlo con poco tiempo? Tener piernas tonificadas y saludables se ve muy sexy, así que aquí te presentamos una excelente rutina de solo 5 minutos, en los que encontrarás ejercicios intensos y combinaciones para que estés más cerca de alcanzar el efecto que tanto deseas.

Lo importante es que tengas la voluntad y la persistencia, no olvides que quien persevera alcanza. Ahora ve por tu ropa cómoda o de ejercicio, realiza previamente tu calentamiento, con tus movimientos favoritos. Recuerda que vamos a trabajar piernas, entonces centra el calentamiento en piernas y cadera. ¿Lista?, vamos a empezar.

Desafío de entrenamiento de cinco minutos

En esta rutina trabajaremos piernas y glúteos para ello vamos a combinar diferentes ejercicios:

1. Sentadillas y zancadas

Las sentadillas son excelentes ejercicios cuando se trata de trabajar en los glúteos y piernas, pero combinado con las zancadas, es más efectivo. Trata de realizar bien el ejercicio, recuerda ejecutarlo lento, no queremos prisas, de igual manera vas a sudar, solo que tendrás el tiempo para revisar que estás haciéndolo correctamente. Aunque esta combinación de ejercicios es corta, vas a sentir que las piernas tiemblan. Realiza 9 repeticiones.

2. Sentadilla y elevación lateral

Si a las sentadillas le añadimos una elevación lateral, será el combo perfecto para esas pompis y piernas divinas. ¿Acaso no quieres lucirlas en un lindo vestido de baño? Vamos, que puedes lograrlo. La combinación logra que la rutina sea intensa, haciendo que nuestros músculos estén al máximo rendimiento. Sentadilla, tobillos y luego eleva esos talones, sentadilla, tobillos y elevación, repite estos movimientos por unas 9 repeticiones.

3. Zancadas y estiramiento de brazos

En este paso realizarás la zancada, cuando te encuentres flexionando la rodilla, deberás estirar tus brazos hacia arriba y luego hacia abajo para tocar el suelo. Para terminar el movimiento debes volver a estirarlo y seguir con la zancada. Intenta completar 7 repeticiones.

4. Sentadilla sumo y movimiento de brazos

Separa las piernas un poco más que la altura de tus hombros y caderas, las rodillas y los pies deben mirar hacia afuera, en posición de Sumo. Sube y baja tu cadera, para ello flexiona las piernas, pero no te muevas del sitio y mientras lo haces, tus brazos estarás haciendo media lunas laterales. Para que este ejercicio este bien hecho, intenta no subir tanto y coordinar el movimiento de cadera con el de los brazos, deben estar sincronizados.

5. Sentadilla sumo 

Para este movimiento es posible que ya empieces a notar cierto cansancio, es por ello que vamos a sostener la posición del sumo. Sube y baja, flexiona las piernas y estira tus brazos. El objetivo es aguantar, no olvides apretar los glúteos. No bajes tanto, solo un poco, como si hicieras pequeños brincos en tu posición (solo es el rebote).

6. Zancada y patada trasera

Si tienes buen físico esto será fácil, pero si no, ya debes estar que tiras la toalla ¡tranquila respira, y vamos a ello!

Realiza la zancada, luego intercambia por una patada hacia atrás, para ello lleva tu torso hacia adelante, así tendrás mayor equilibrio y te resultará más sencillo. Trata de buscar un ángulo de 90° con la pierna de adelante de la zancada y trata de estar erguida. Ejecuta 30 repeticiones, 15 con la pierna derecha y 15 con la izquierda.

7. Sentadillas y alargue de brazos

En este punto del entrenamiento realizaras una sentadilla clásica, pero en la flexión completamos estirando los brazos hacia arriba, para luego volver a la posición inicial. Repite 11 veces estos movimientos.

8. Toque + sumo

Para realizar el toque, debes estirar tu pierna derecha o izquierda y flexionar la contraria, cuando vayas a subir baja un poco la cadera, así lograrás hacer la posición de sumo y dirigirte al otro lado. Realiza 11 repeticiones.

9. Talones y sentadilla

Ubícate en punta de pies, para luego hacer la sentadilla y tocar el suelo. Trata de apretar los glúteos en todo momento y no olvides mantener la espalda recta. Realiza 11 repeticiones.

Si realizas 3 veces a la semana esta rutina o la incorporas a otras que tengas, verás resultados en pocas semanas.

 

Total
345
Shares

¿El flúor es bueno para los dientes?

Nuestra madre siempre hizo énfasis en una buena salud dental, recordando cepillarnos los dientes para evitar ir al…

También te puede interesar