Dale un toque mágico a tu hogar con estas suculentas moradas

Total
0
Shares

Cada vez es más habitual decorar los hogares, oficinas y jardinerías con suculentas de diferentes tipos pues estas plantas son muy resistentes las cuales con muy pocos cuidados llegan a embellecer cualquier espacio en el que las pongas por sus formas llamativas peculiares y colores, se trata de una alternativa ideal para las personas que se consideran no tienen muy buena mano para los huertos, son principiantes y quieren mantener contacto con la naturaleza.

Las suculentas moradas son especialmente hermosas, ya que su hermoso color le da un toque místico como si proviniera de un mundo mágico, así que si quieres darle un toque chic a tu hogar estas suculentas son la opción perfecta. Los expertos que saben de plantas obtiene este color a partir de estresarlas, una practica de riesgo que se realiza por unos pocos meses en el cual deben prestarle mucha atención a diario a su estado para asegurar que las hojas no se arruguen, se quemen, sus puntas o bordes se ennegrezcan y se sequen.

Cuidados de esta suculenta:

Los cuidados esenciales de las suculentas moradas son sencillos pero necesarios para que prosperen fácilmente y así ayudar a que sus hojas crezcan fuertes, sigue estas recomendaciones para mantenerlas sanas.

  • Riego: las suculentas son plantas que siempre contienen una buena cantidad de agua en su interior que les permite superar tiempos de sequía y calor extremo por eso sus hojas gruesas, sin embargo, que sean capaces de hacer esto no significa que las tengas que inundar de agua para que pueda absorberla, ya que recogen la humedad con las hojas de forma efectiva es así que muchas de las especies de este tipo son áreas, quiere decir que crecen en zonas suspendidas en el aire o sin apenas tierra. El mejor modo de riego será con una regadera o en su defecto una manguera que tenga la opción de simular el agua de lluvia cada que el sustrato esté visiblemente seco.
  • Drenaje: las suculentas moradas necesitan de un buen drenaje para poder escurrir el exceso de agua a partir de los riegos y evitar así el encharcamiento, por lo tanto, no te aconsejo no colocar un plato debajo de la maceta, ya que la planta reabsorbe el agua excedente y esto provoca la putrefacción de sus hojas o raíces. Si alguna vez notas exceso de humedad, ubícala al sol varias horas.
  • Suelo o tierra: como estas plantas crecen en árboles y zonas rocosas el sustrato tiene que ser suelto y liviano, es decir, no hay que usar una tierra muy rica en minerales. El terreno ideal para este género de plantas es una combinación de materiales orgánicos como tierra de siembra, arena y gravilla.
  • Mucha luz natural: requieren de mucha luz natural, pero ojo el sol directo sobre todo el de las horas donde llega más fuerte y en verano es perjudicial porque las deshidrata eliminando sus reservas de agua y quemándolas fácilmente. Por eso se recomienda no ponerlas pegadas a la ventana ni en el exterior.

Tipos de suculentas moradas:

Existen varias especies de suculentas moradas y todas son ideales para decorar con estilo cualquier rincón de la casa que necesite elementos que le den vida.

Crassula Pellucida:

Si quieres tener materas colgantes esta es una excelente opción, porque sus hojas crecen hacia abajo creando una cascada y aunque muchas de estas suelen ser de color verde muchas veces cambian a tonos morados y rojizos dependiendo la exposición del sol o el calor, eso sí deberás podarla constantemente para no dejar acumular su follaje pues crece rápidamente y podría morir.


Echeveria Perle von Nurnberg:

La Echeveria desarrolla su propia cubierta protectora de color blanco que no debe retirarse, esta suculenta alcanza un taño entre los 7.5 a 13 cm de alto y 15 de ancho. Necesita de luz natural al menos seis horas la día y humus de lombriz para su crecimiento.


Graptopetalum:

Como son plantas de gran vitalidad decoran el hogar de forma espectacular, pueden llegar a medir 15 cm del altura, requieren de luz solar directa y de poco riego, por ejemplo dos veces a la semana en verano y una vez cada siete o 15 días el resto del año.

Sedeveria rubí:

Una suculenta muy especial pues cambia de color cuando se expone al sol, esto porque es un híbrido de las plantas sedum y echeveria. Es pequeña de color verde aunque que cambia a tonos rosas o morados cuando sube la temperatura, esta transición se da principalmente en primavera y verano.

Total
0
Shares

Manicuras fucsia: Perfectas para imponer tu estilo barbie este otoño

En una temporada donde la tendencia Barbie está de regreso, el fucsia vuelve como protagonista en este otoño,…

También te puede interesar