Compresas para el dolor de muela: remedios caseros fáciles

Total
0
Shares

Sentir dolor de muelas es una de las experiencias más molestas y comunes que pueden haber ya sea por la mala higiene, después de haber extraído una muela o porque nos están saliendo en lugares incorrectos como las del juicio. Sin embargo existen una gran variedad de remedios caseros que proporcionan alivio y ayudan a adormecer la zona cuando no queremos consumir muchos antibióticos a la vez, es por eso que aquí te traigo 7 remedios caseros que puedes utilizar para acabar con esas molestias que incomodan en cualquier momento incluso aún más en las noches.

1. Compresas frías:

Las compresas frías o el hielo para el dolor de muelas contraen los vasos sanguíneos haciendo que haya menos circulación y disminuyendo el dolor en la zona. Envuelve el hielo en una toalla o tela fina y presiona con delicadeza el área donde te duele por unos 15 a 20 minutos aproximadamente haciendo pausas, úsalo cuando tengas mucha inflamación.

2. Enjuague de agua con sal:

La sal es un agente antibacteriano natural que cae muy bien para reducir las inflamaciones e incluso para prevenir los dolores y curar heridas bucales. Para aplicar este tratamiento conocido debes usar ½ cucharada pequeña de cualquier sal en un vaso de agua tibia, úsala como solución de enjuague bucal después de cada comida.

3. Saquitos de té de menta:

Los saquitos de meta son muy efectivos para entumecer el dolor y aliviar las encías sensibles. Primeramente debes hervir agua para calentar los sacos, después déjalos enfriar un poco antes de llevarlos a la boca o puedes usar este procedimiento para refrescar la zona colocándolo en el congelador durante un par de minutos para enfriarlo.

4. Ajo:

El ajo es un ingrediente muy beneficioso para casi todo, un ejemplo es quitar el dolor de las muelas por la sustancia llamada alicina conocida por su acción antibiótica, además de eliminar las bacterias de la boca que provocan caries. Solamente debes masticar un diente de ajo crudo por varios minutos o simplemente tritúralo hasta formar una pasta para aplicarlo en la zona afectada.

5. Enjuagues con peróxido de hidrógeno:

Muchas veces puedes tener una infección grave de encías que suele ocurrir como resultado de la mala higiene bucal causando problemas de olor, sangrado de encías y dientes flojos en los alvéolos dentarios. Este remedio es excelente para sanar la periodontitis y reducir el dolor con enjuagues de peróxido de hidrógeno diluidos adecuadamente, es decir, mezclando 3% de este producto con partes iguales de agua y haciendo buches por varios minutos sin tragarlo.

6. Hojas de guayaba:

Estas hojas tienen propiedades antinflamatorias que ayudan al cuidado bucal y a curar heridas como después de sacar una muela. Para sacarle beneficio a este ingrediente debes triturarlas en agua hirviendo o masticando despacio unas cuantas hojas de guayaba frescas durante unos 30 minutos.

7. Clavos de olor:

Desde hace tiempo este método del clavo se ha empleado para los dolores de muela, pues el aceite que contiene de eugenol puede anestesiar el dolor y reducir la inflamación. Tienes varias alternativas, primero puedes remojar los clavos molidos en agua para convertirla en una pasta, después aplicarla en el diente o en una bolsa de té vacía para ponerla en la boca. La segunda es masticar o chupar un clavo suavemente para aliviar el dolor. El tercero es usar una pequeña cantidad de aceite de clavo en una bola de algodón y dejarlo en el área afectada o realizar enjuagues bucales agregando una gota de aceite en un vaso con agua.

Hay muchas razones por las cuales tenemos dolores en las muelas, pero la principal es por la higiene que se maneja en la boca: la caries dental. Esta puede provocar cavidades sin no se trata a tiempo, se produce cuando los ácidos y bacterias atraviesan el esmalte desgastando lentamente con el paso del tiempo los tejidos del diente, de esta manera se deja expuesto el nervio y causa dolores intensos. Otras causas pueden ser por enfermedades en las encías, abscesos dentales, traumas en la mandíbulas, la salida de las cordales, rechinar los dientes cuando se duerme, por tener comida atrapada en las encías, etc.

En caso de que el dolor y la hinchazón persistan después de haber practicado estos remedios debes consultar un dentista ya que estos trucos solo son temporales, esto con el fin que el médico te revise y a partir de ahí te medique dependiendo tu caso con antibióticos, de lo contrario puedes perder los dientes y tener problemas más graves.

Total
0
Shares

8 consejos para trazar metas realistas

En general todos tenemos metas en nuestras vidas sean pequeñas o grandes estas son importantes porque como seres…

También te puede interesar