Cómo pelar jengibre sin morir en el intento

Total
18
Shares

Verás, la raíz de jengibre fresca es nudosa e ingobernable, y se desliza tanto, que suelo terminar con mis manos cortadas. Siempre he usado un pelador de verduras o un cuchillo para hacer el trabajo, pero no he encontrado ningún método para ser muy satisfactorio este trabajo. Usar un cuchillo me permite tener más control, así que es menos probable que me haga daño, pero también elimina mucho más jengibre que solo la cáscara, y prefiero no crear desperdicio de comida si puedo evitarlo. Un pelador de vegetales solo quita la cáscara, pero es más difícil de controlar y casi siempre me deja buscando una tirita.
Como no había podido encontrar un método, decidí buscar minuciosamente en Internet y halle lo siguiente:

Foto: hola.com

Una cuchara es la única herramienta que necesitas para pelar el jengibre.

Es verdad: una cuchara es todo lo que necesita para pelar el jengibre de manera segura y eficiente. El borde curvo de una cuchara es la herramienta perfecta para quitar la piel en las áreas con grietas apretadas. Puedes excavar en los rincones y grietas con la punta de la cuchara para levantar la piel sin temor a resbalarse y cortarte”.

Solo para asegurarme de que este método no fuera demasiado bueno para ser verdad, lo probé yo mismo, y lo comparé con mis dos métodos habituales (cuchillo y pelador de verduras) para ver si realmente era el mejor.

Foto: melohadichounpajarito

Para hacerlo, sostuve la cuchara de modo que el interior de la cuchara quedara hacia abajo y usé la punta para quitar la cáscara. El único inconveniente del método de cuchara era que me llevó un poco más de ejecución de lo que esperaba. Por el lado positivo, solo eliminó la piel del jengibre, por lo que no hubo desperdicio, y en ningún momento me corté accidentalmente mientras lo usaba . Usar el cuchillo tomó la menor cantidad de tiempo, pero de nuevo me quitó más jengibre de lo que me sentía cómodo: tuve que tirar tanto. Finalmente, el pelador de verduras tardó tanto como la cuchara, y no me dejó mucho jengibre desperdiciado, pero no pude usarlo para pelar con éxito las grietas .

Entonces, sí, usar la punta de la cuchara definitivamente fue la decisión correcta. Con su ayuda, pude eliminar completamente la piel del jengibre, incluso en los lugares más pequeños y difíciles de alcanzar, y no estuve cerca de herirme. Será el único método que uso en el futuro.

Total
18
Shares

Con estos ejercicios podrás lucir tus blusas mini favoritas

El abdomen es una de las zonas que más genera preocupación y es inevitable no esconderlo con ciertas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar