¿Debo dejar a un lado las bebidas alcohólicas si quiero perder peso rápido?

Total
0
Shares

Generalmente cuando ingresas a un plan para perder peso te recomiendan dejar el consumo de alcohol en tu dieta. Sin embargo algunas instituciones brindan la oportunidad de incluir este tipo de bebidas en tu alimentación, es decir proporcionan métodos para consumir bebidas alcohólicas de manera inteligente. Y es que el alcohol de por si no nos brinda ningún nutriente, pero cada gramo son 7 calorías, es por esta razón que es satanizado.

Algunas personas suelen culpar al alcohol de esos kilos que le sobran, y con justa razón pues estar en estado de alicoramiento estimula considerablemente tu apetito, lo cual hace que consumas alimentos ricos en grasas saturadas, las cuales hacen que engordes.

Tal vez te interese: ¿Cuántas calorías tiene tu coctél favorito?

Sin embargo haz escuchado que beber vino regularmente trae beneficios a tu salud y es por esta razón que algunas personas diariamente incorporan una  copa o un cóctel en su alimentación y no suben NI UN KILO, así como lo lees, ni uno.

¿Esto a que se debe?

Las personas que beben moderadamente tienden a vivir más que las personas que no lo hacen. Jane E. Brody  de el periódico New York Times, encontró un informe publicado en 2015 Current Obesity Reports, el cual evidencio que el peso de las mujeres que bebían alcohol no se veía afectado, por el contrario, el peso era inferior en comparación con las que se abstenían de hacerlo.

Tal vez te interese: Bloody mary de remolacha 0 alcohol

En conclusión los estudios dieron como resultado que el consumo moderado de alcohol, no parece estar asociado con el riesgo de padecer de obesidad. Lo ideal es que las personas de género masculino beban máximo 2 tragos al día y las mujeres 1 trago.

Por otro lado se evidenció que aquellas personas que se emborrachan frecuentemente tienden a tener una cintura ancha y a sufrir de obesidad. Asimismo otras investigaciones muestran un alto índice de sobrepeso y grasa corporal en adolescentes y adultos mayores que consumen alcohol en cualquier cantidad, por mínima que sea.

Por otra parte en algunos estudios prospectivos se dio seguimiento a  grupo de personas  desde algunos meses hasta los 20 años, arrojaron resultados diferentes y confusos en relación con el alcohol y el peso.

Tal vez te interese: Guía para reducir medidas en poco tiempo

A pesar de que algunas investigaciones no encontraron ninguna relación negativa en las mujeres, en los hombres si se evidenció un posible riesgo de sufrir de obesidad, especialmente cuando se consume cerveza.

En estudios más recientes, los experimentos que consistían en controlar el consumo con determinada cantidad de alcohol, revelaron que beber dos copas de vino tinto en la cena durante seis semanas no provocó aumento de peso ni mayor indice de grasa corporal, en comparación  con otras personas analizadas que seguían la misma dieta, una rutina de ejercicio pero no consumían alcohol.

Tal vez te interese: 5 beneficios del jugo de tomate

En otro estudio de la misma línea realizado con 20 mujeres con sobrepeso y sedentarias que bebieron por diez semanas una copa de vino , cinco veces a la semana, no encontro ningun cambio. Sin embargo estos estudios fueron pequeños y en periodos de intervención cortos.

Aunque este estudio aún no es muy claro, un aumento de peso muy pequeño en diez semanas, puedes convertirse en un verdadero peligro en algunos años. Al menos que se compense con la realización de actividad física y en la ingesta de alimentos saludables.

En comparación con las grasas, proteínas y carbohidratos, el alcohol es una bebida tóxica  que no se acumula en nuestro cuerpo. Las calorías que este contiene son utilizadas por el cuerpo como combustible, lo cual hace que el cuerpo tome calorías de otras fuentes.

¿Qué significa esto?

Aquellas personas que beben deben comer menos o aumentar la intensidad de sus rutinas de ejercicio para mantener su peso.

Tal vez te interese: 8 consejos prácticos para tomar un desayuno saludable

Finalmente cabe destacar que aquellas personas que genéticamente son propensas a sufrir de obesidad, el riesgo de aumentar de peso es mayor cuando se consume excesivamente bebidas alcohólicas.

Aunque estos estudios son verídicos,cabe resaltar que todas las personas somos diferente, es por esta razón que si inicias con otra persona el mismo plan de alimentación y ejercicios e incorporar alcohol a la dieta es posible que obtengan resultados diferentes.

Tal vez te interese: Dieta de 7 días para desintoxicar tu organismo

Es recomendable llevar el control de nuestro peso regularmente. Debes hacerlo de la misma manera todos los días a la misma hora en las mismas circunstancias. Si eres un bebedor moderado y ves que estás aumentando de peso, la recomendación es evitar las bebidas alcohólicas por unos meses para ver si bajas de peso, aumentas o te mantienes estable.

Si estás aumentando de peso, pero no bebes y no existe ningún motivo médico ni personal para consumir alcohol, puedes tratar de beber la mayoría de los días 1 copa de vino y monitorear si tu peso se estabiliza o baja en los meses siguientes.

Total
0
Shares

Síndrome del intestino permeable

Nuestro intestino por naturaleza tiene una pared que funciona como una barrera que permite el paso y la…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar