Aprende Cómo Usar El Laurel Para Combatir La Ansiedad

Total
0
Shares

Si sufres habitualmente de estrés o de ansiedad es probable que necesites hacerte un buen puñado de hojas de laurel además de alejarte de todas aquellas situaciones que te generan tensión nerviosa que te preocupan o saber responder mejor a ellas. Esta planta mediterránea ayuda a reducir este problema de manera completamente natural sobre todo por la sensación de calma que transmite su aroma o bebida en infusión a través de las hojas actuando como un sedante y calmante.

Las hojas del laurel sorprenden por su increíble riqueza en aceites esenciales de las que de hecho deriva su potente y tan característico aroma, por ende es muy usado como un clásico condimento en la cocina de muchos hogares, por eso, si buscas remedios efectivos y prácticos para cuidar de tu salud y belleza esta es la mejor opción.

Beneficios del laurel:

El laurel es una planta que cuenta con grandes beneficios médicos, naturales y espirituales tales como su acción antiinflamatoria, mejora de la circulación, función digestiva, hepática, incluso para tratar el estrés o la ansiedad.

  • Ayuda a la relajación mental: beber o inhalar los vapores se ha utilizado desde hace mucho tiempo en aromaterapias para calmar la mente y reducir el nivel de cortisol en sangre.
  • Actúa como un expectorante bronquial y antitusivo: pues las hojas son ideales para las gripes, resfriados y catarros de congestión nasal y tos.
  • Reduce la inflamación y favorece la relajación muscular: su uso puede reducir la inflamación en todo el cuerpo, especialmente en las articulaciones por su acción vasoconstrictora que también contribuye a regular la circulación sanguínea para relajar los impulsos nerviosos, lo cual además trata migrañas y las cefaleas.
  • Es un potente carminativo: el laurel adquiere la propiedad de facilitar las digestiones, acidez y reducir los molestos gases en el conducto gracias a que contiene cineol y eugenol.
  • Combate la diabetes: reduce los niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos en pacientes con diabetes tipo 2, ya que cuenta con un polifenol cuya actividad potencia la acción de la insulina, a parte que las hojas son ricas en vitaminas del grupo B y minerales como el zinc.
  • Un buen diurético: es beneficiosa para los riñones en vista de que elimina líquidos y toxinas permitiendo reducir los niveles de ácido úrico en el organismo, por esta razón es eficaz tratando problemas circulatorios y enfermedades hepáticas.
  • Apariencia juvenil por más tiempo: los antioxidantes del laurel evitan el envejecimiento prematuro y mantienen la piel firme libre de signos de edad.

Tratamientos con laurel para tratar la ansiedad:

Tratamiento 1: Infusión de laurel y canela

Ingredientes:

  • 1 litro de agua.
  • 2 ramitas de canela.
  • 5 hojas de laurel.

Preparación:

  1. Pon a calentar el litro de agua en una olla y deja que hierva.
  2. Cuando el agua ya esté en su punto de ebullición añade las 2 ramitas de canela y las 5 hojas de laurel.
  3. Deja que los dos ingredientes se infusionen durante 20 minutos mientras mantienes la olla hirviendo.
  4. Pasado ese tiempo, apaga el fuego y deja que repose al menos media hora.
  5. Retira las hojas y las dos ramitas de canela para dejar solo el agua. Toma de a pequeños sorbos justo antes de tus comidas.
  6. Reserva en un recipiente de cristal para mejor conservación.

Tratamiento 2: Quemar hojas de laurel

Lo que necesitarás:

  • 3 hojas secas de laurel.
  • 1 cuenco especial para quemar las hojas.

Procedimiento:

  1. Coloca en el recipiente especial para quemar las tres hojas secas de laurel.
  2. Después ubícate en la habitación que quieras y con ayuda de unos fósforos o encendedor enciende las hojas de laurel.
  3. Acuéstate en un lugar cómodo y deja que el humo de las hojas se distribuya por toda la habitación para relajarte por unos minutos.

Tratamiento 3: Vahos de laurel

Ingredientes:

  • 10 hojas de laurel.
  • 1 litro de agua.
  • Toalla.

Preparación:

  1. Pon a hervir el litro de agua con las hojas de laurel dejando al fuego durante 10 minutos.
  2. Luego, puedes poner el cazo encima de un plato con mucho cuidado para no quemarte o verter el agua sobre un recipiente de plástico duro.
  3. Pon tu rostro encima del cazo, toma la toalla y colócala desde la parte de atrás de la espalda hasta adelante para cubrir totalmente el rostro y no dejar que el aroma salga por ningún lado.
  4. Inhala el aroma del laurel que desprenden las hojas hervidas durante 10 minutos y listo.
Total
0
Shares

Prepara unas ricas y crujientes alitas de pollo en la Air Fryer sin tantas complicaciones

Las freidoras de aire caliente ha experimentado un auténtico boom en los últimos años con el auge de…

También te puede interesar