Aprende a preparar tiramisú: un postre fácil y sin horno

Total
0
Shares

Hemos llevado la costumbre de comer postre porque es imprescindible para complementar cualquier comida. Este hábito nació en la Antigua Roma que se alimentaban de frutas y panes con levadura para cambiar de plato salado a dulce. Pero, ¿por qué nos dan ganas de comer algo dulce después del almuerzo? pues bien, al momento de comer bastantes carbohidratos simples con acompañarlos de proteínas, verduras, etc., hace que nos genere un pico de azúcar, es decir, un cambio neurológico en el cerebro induciéndonos a desear el dulce.

Cuando terminamos de almorzar o después de cenar se nos viene a la mente comer un postre rico y que no sea empalagoso, existe muchísimos pero si se te antoja el tiramisú combinado con chocolate aquí te muestro el paso a paso con las mejores técnicas para que prepares uno de forma sencilla y rápida sin horno para que compartas con tus seres queridos. Este es un rico postre para degustar ya que es cremoso, suave e intenso muy popular por su delicioso sabor que ha conquistado diferentes cartas de postres en todo el mundo por ser una receta perfecta con fácil elaboración.

Ingredientes:

  • 500g de queso mascarpone.
  • 200ml de crema de leche para batir o nata para montar con un mínimo de 35% de materia grasa.
  • 120g de azúcar.
  • 3 huevos grandes.
  • 1 picaza de sal.
  • 400g de galletas bizcotelas.
  • 250ml de café.
  • 60ml de amaretto.
  • 1 tableta de chocolate negro y cacao en polvo.

Preparación:

  1. Separa las yemas y las claras de los huevos de forma delicada.
  2. En un bol echa las claras con una pizca de sal para activar el sabor. Bátelo hasta crear un espuma totalmente blanca. Esto tardará entre 6 a 7 minutos con velocidad alta.
  3. Añádele 1/3 del azúcar para darle más consistencia. Luego ponle un trapo de cocina limpio y seco para conservarla a temperatura ambiente mientras haces el resto de la receta.
  4. En otro recipiente vas a poner la nata que previamente estuvo en el congelador par batirlo por 2 minutos con velocidad alta.
  5. Pasado el tiempo y mientras sigues batiendo añádele otro tercio de azúcar durante 2 minutos más hasta que ya esté montada y firme. Recuerda no exceder revolviendo la nata ya que a comparación de la clara de los huevos está se le puede separar el suero de la grasa y se terminaría haciendo una especie de mantequilla. Luego resérvala en la nevera para más adelante.
  6. Toma otro bol para batir la yema delos huevos y batirlos agregándole el ultimo tercio de azúcar que queda. Agita por 6 minutos con velocidad alta hasta obtener una mezcla más clarita y cremosa. Llévalo a el refrigerio.
  7. Revuelve el queso mascarpone durante unos segundos para dejarlo más suave y cremoso, no te excedas batiéndolo mucho porque podría quedar aguado.
  8. Añade las yemas, las claras y la nata que batiste con anterioridad sobre el queso y mezcla con movimientos envolventes para que poco a poco se vayan integrando y se vuelva una crema más ligera. Después resérvala en la nevera.
  9. En un plato hondo pon el café recién hecho bien cargado y con 2 cucharadas de azúcar, luego adiciónale el licor amaretto (lo puedes sustituir por ron añejo o brandy que dan diferentes sabores)
  10. En un molde de cristal arma la base del tiramisú sumergiendo cada una de las galletas hasta empaparlas todas de café.
  11. Pon la mitad de la crema encima de la base de las bizcotelas y repártela bien con una espátula o cuchara.
  12. Ráyale la tableta de chocolate por encima hasta cubrir toda la superficie y con ayuda de un colador espolvorea el cacao puro en polvo sin azúcar.
  13. Vuelve a poner otra capa de galletas y en seguida la crema. Finaliza nuevamente colocando el chocolate rayado y el cacao en polvo.
  14. Lleva el tiramisú a la nevera por 8 horas o de un día para otro para que las galletas se ablanden y se integre todo mucho mejor.

Presentación del plato:

  • Recorta un rectángulo pequeño con un cuchillo y de manera delicada saca el pedazo que quieres emplatar con ayuda de una espátula.
  • Coloca un tenedor al lado para espolvorear el cacao en polvo. Cuando quites el tenedor quedará un decorado sencillo pero muy bonito.
  • El postre de por sí tiene una presentación impecable por los pisos que se diferencian entre la crema batida, las galletas y el chocolate con el cacao.
  • Finalmente colócale dos hojitas de menta para que se vea más elegante.
Total
0
Shares

5 ejercicios para aliviar el dolor de espalda baja

El dolor lumbar es más común de lo que te imaginas y ocurre en diferentes edades pero más…

También te puede interesar