4 vitaminas para evitar la aparición de forúnculos y mantener la piel sana

Total
0
Shares

Los forúnculos es una infección que afecta a grupos de folículos pilosos y el tejido cutáneo adyacente, por lo tanto las personas que sufren de esta enfermedad deberían vigilar más su alimentación y verificar qué alimentos no son asimilados correctamente y terminan creando toxinas que el cuerpo intenta eliminar a través de estas partes. Para nutrir la piel y combatir los furúnculos debes intentar evitar las carencias de vitaminas C, vitamina E y el zinc, estos elementos se pueden encontrar en la alimentación o en la toma de complementos naturales.

Como estas infecciones pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo, una vez que se desarrolla suele causar dolores, para tratar estos forúnculos la única cura conocida son los antibióticos para matar las bacterias y procurar que no siga empeorando. Infortunadamente las vitaminas no eliminan esta enfermedad, pero sí la pueden prevenir llevando una dieta saludable rica de todos los nutrientes que necesita para mantener buena salud en la piel y promover la curación, además de cuidar el sistema inmunológico contra el estafilococo.

1- Vitamina C:

La vitamina C es la que más estimula el sistema inmunológico, por lo tanto se encuentra en demasiados medicamentos para la prevención del resfriado, en las frutas cítricas como la mandarina, melón, fresas, la naranja, el kiwi, pomelos o toronjas, en verduras como el brócoli, pimientos rojos y verdes, tomates, etc., como consecuencia de no consumirla puedes llegar a enfermarte más seguido por la deficiencia de esta vitamina.

Este elemento contribuye a la reparación de los tejidos, por el potente antioxidante que neutraliza los radicales libres que causan estrés oxidativo en la piel y provocan con el paso del tiempo envejecimiento prematuro, pueden producir colágeno en las células cutáneas que mantienen la estructura al rastrear estos signos conservándola joven y fresca.

2- Vitamina D:

El papel de la vitamina D en enfermedades cutáneas ha cobrado interés en los últimos años por los descubrimientos en diferentes afecciones dermatológicas como el lupus eritematoso, la ictiosis, la dermatitis atópica, el acné, la hidrosadenitis supurativa, entre otras. Sus funciones son el mantenimiento de la barrera epidérmica, la modulación de los pépticos antimicrobianos y la respuesta inmunológica que repercuten en la fisiopatogenia de la dermatitis atópica.

Esta es una de las vitaminas más comúnmente deficientes en las personas en los últimos años, como consecuencia puede desmejorar el sistema inmunológico y dejarlo expuesto a infecciones como las anteriormente nombradas además de la forúnculos, por eso es importante consumir este tipo de sustancias. Para obtener este elemento y aprovecharlo es fundamental comer pescados grasos como la trucha, el salmón, el atún y la caballa así como los aceites de hígado de pescado.

3- Vitamina A:

También es conocido como retinol, es una de las más importantes para la salud de la piel. Se usa en la piel como cremas tópicas que pueda aplicar de manera segura en la cara o en el cuerpo, antes debes revisar que no seas alérgico probando una pequeña cantidad en alguna parte de tu cuerpo. Aunque la vitamina A o retinol no cura los forúnculos, debido a que son similares al acné causados por poros infectados, sí puede prevenirlos, la función es limpiar los poros obstruidos, suavizar el tono de la piel, proteger del sol, prevenir el envejecimiento y aumentar la producción de colágeno para reducir la apariencia de las líneas finas, estás las puedes obtener a partir de un dermatólogo o de venta libre.

4- Vitamina E:

Cuando incorporas en el cuidado de la piel la vitamina E, haces el complemento del proceso de renovación celular para mejorar visiblemente el tono y la textura de esta al reducir al mismo tiempo el aspecto de la cutis opaca con manchas oscuras, como resultado tienes una piel más radiante y despierta. Es similar a la vitamina A porque incluye protección al sol y actúa como antioxidante eliminando radicales libres muy peligrosos, debe aplicarse tópicamente para evitar acumulación en las células grasas del cuerpo y terminar volviéndose tóxica. Incluye sueros o cremas con este elemento con semillas de girasol.

Sin embargo, el beber agua puede salvarte de sufrir forúnculos al limpiar la piel, es un remedio natural y económico solo debes cambiar el habito y tomar al menos 5 vasos al día fuera de las comidas, sobre todo en ayunas, agrégale zumo de limón con Stevia si quieres saborear una deliciosa agua.

Total
0
Shares

Cómo preparar pierna de cerdo al horno

La pierna de cerdo al horno es uno de los platillos más tradicionales para festejar, si quieres lograr…

También te puede interesar