3 formas deliciosas y saludables de preparar recetas con queso brie

Total
39
Shares

Brie es un queso de textura cremosa, además de sabor y aroma únicos. Este alimento se originó en Francia, tiene un color amarillo pálido con una corteza comestible de moho blanco. Por lo general, se acompaña con galletas, pan, frutas o nueces, así que se considera un aperitivo simple y elegante, además contiene proteína, vitamina A, B12, riboflavina y calcio. A continuación, te presentamos 3 deliciosas recetas con queso brie para disfrutar.

1-Ensalada de manzana, nueces y brie 

Créditos: inquiringchef

Esta es una opción de ensalada nutritiva, ideal para que la puedas disfrutar como una guarnición, aunque si lo deseas, puedes convertirla en un plato principal con solo agregarle la proteína, por ejemplo, pollo o pavo.

De igual manera, puedes sustituir unos alimentos por otros, en esta receta con queso brie también se incluye col rizada, pero si no tienes, es posible incluir espinacas o rúcula, así como usar peras en lugar de las manzanas.

Preparación 

  • El primer paso será precalentar el horno a 275 °F-135 °C. Después, extiende 1/2 taza de nueces picadas en una bandeja para hornear, ya que debes tostarlas por 15 minutos, sacudiendo la bandeja a medio tostado.
  • Mientras que las nueces están listas, puedes ir preparando la vinagreta. Así que, en un tazón pequeño combina 1 cucharadita de chalota picada, 3 cucharadas de vinagre de sidra de manzana, 1 cucharada de mostaza Dijon, 2 cucharaditas de miel. También añade 1/4 taza de aceite de oliva, agrega sal y pimienta.
  • Por último, en la ensaladera mezcla las nueces asadas con col rizada, queso brie en cubos, 1/2 taza de arándanos secos y 1 manzana picada. Agrega la vinagreta, usando la cantidad que te guste y revuelve.

2- Brie horneado con ajo y hierbas 

Créditos: thetwobiteclub

Otra opción para una deliciosa receta con queso brie es prepararlo horneado en compañía de ajo y hierbas, lo que es ideal para compartir en reuniones con amigos o familia, solo sírvelo caliente con pan o galletas. Este es el aperitivo perfecto si te encanta el ajo o prefieres lo salado en comparación a recetas similares, pero con dulce.

Los ingredientes a utilizar son: 1 rueda de queso brie, 3 dientes de ajo picados, 1 cucharadita de tomillo fresco picado, 1 cucharada de aceite de oliva, 1/8 cucharadita de sal y pimienta negra recién molida.

Preparación

  • Inicia precalentando el horno a 375 °F. A continuación, marca la parte superior del brie con un patrón cruzado y colócalo en un recipiente apto para horno.
  • Por otro lado, en un tazón, mezcla el ajo picado con el tomillo, la sal y el aceite de oliva, luego vierte esta mezcla sobre el queso y espolvorea pimienta negra recién molida.
  • Hornea por 20 minutos, hasta que el queso logre derretirse. Por último, sirve con galletas o pan para mojar.

3-Brie al horno con fresas asadas

Créditos: stripedspatula

Esta receta de queso brie es similar a la anterior, aunque en una versión un poco más dulce y colorida, con la que sorprenderás a tus invitados. Además, su preparación es más sencilla de lo que parece, solo tomará 30 minutos.

Necesitarás 1 rueda de brie, 3/4 libra de fresas, 2 cucharadas de miel, 1,1/2 cucharaditas de vinagre balsámico blanco, 1/4 cucharadita de pimienta negra molida (opcional), 1 cucharada de hojas de menta fresca picada, 2 cucharadas de pistachos sin sal y picados gruesos. Acompaña con galletas, crostini o baguette en rodajas.

Preparación

  • Debes precalentar el horno a 375 °F. En un tazón, mezcla la miel con vinagre balsámico y pimienta negra, luego agrega las fresas limpias y cortadas.
  • Vierte la mezcla en una bandeja para hornear con borde y forrada de papel pergamino. Asa de 12 a 15 minutos hasta que las fresas estén tiernas, pero que sigan conservando su forma.
  • Retira del horno y transfiere las fresas a un tazón para que se enfríen un poco.
  • Coloca el Brie en una fuente para hornear limpia o en una bandeja para hornear forrada con pergamino. Hornea de 10-15 minutos, hasta que esté suave, pero sin que la corteza se derrita. Mientras eso suceda, agrega la menta y los pistachos a las fresas.
  • Por último, cubre el queso con la mezcla de fresas. Sirve con una bandeja de galletas o lo que te guste.

Como te puedes dar cuenta, este tipo de quesos combina casi con todo, desde frutas frescas, mermeladas y salsas, hasta cebollas caramelizadas, nueces picadas, diferentes hierbas frescas e ingredientes salados.

Total
39
Shares

Recetas fáciles para diabéticos: Te sorprendería lo que pierdes cada vez que no comes bien

Alimentarse de manera saludable es clave a la hora de cuidar la salud. Si tomas mejores decisiones al…

También te puede interesar