11 asanas de yoga para regular los períodos abundantes de forma natural

Total
0
Shares

Practicar yoga trae muchos beneficios para la salud, como reducir el estrés y la ansiedad, mejorar la flexibilidad, el equilibrio, la respiración y la calidad del sueño. También te fortalece, apoya la salud de tus articulaciones, de tu corazón, alivia y previene el dolor de espalda, pero quizás lo que no sabías es que puede ayudar con el periodo. Así que, a continuación te presentamos algunas de las mejores posturas para hacer en casa y regular tu ciclo.

1-Postura del zapatero

  • Empieza por sentarte en el suelo con las rodillas flexionadas y las plantas de los pies tocándose.
  • Acerca los pies al cuerpo tanto como sea posible, pero retrocede si sientes dolor en la rodilla.
  • Presiona con fuerza los pies y mantente erguida, con los hombros alejados de las orejas.
  • No empujes las rodillas con las manos ni trates de forzarlas hacia abajo.
  • Si tus rodillas no llegan hasta el piso, déjalas en una posición natural más baja.
  • Inclínate hacia adelante hasta apoyar la frente en el suelo.
  • Si tu cabeza no llega al piso, puedes colocar un bloque debajo.

2-Flexión hacia adelante sentada

  • Siéntate en el piso y estira las piernas hacia adelante, mientras la espalda está derecha.
  • Coloca las manos a lado de las rodillas, activa el centro y abre tu pecho.
  • Ahora inclínate hacia adelante, manteniendo los cuádriceps activos y los gemelos contra el piso.
  • Deja las manos en los pies y mantén la postura de 10 a 5 respiraciones.

3-Postura de la cabeza a la rodilla

  • Siéntate y extiende la pierna derecha, mientras que la planta del pie izquierdo apunta al muslo derecho.
  • Centra el torso en la pierna derecha e inclínate hacia adelante.
  • Regresa adoptando la postura del zapatero, preparándote para el otro lado.

4-Postura del puente

  • Acuéstate de espaldas, flexiona las rodillas, apoya tus pies y deja los brazos a los lados.
  • Ahora presiona los pies contra el piso para levantar la cadera.
  • Asegúrate que las rodillas estén directamente sobre los talones.
  • Permanece en esta postura con los glúteos y núcleo enganchados por 30 segundos.

5-Postura de la diosa 

  • Acuéstate boca arriba, flexiona las rodillas y mantén la planta de los pies en el suelo.
  • Ahora abre las rodillas hacia los lados y junta la planta de los pies.
  • Tus piernas estarán de la misma forma que en la postura del zapatero.
  • Tus brazos pueden estar en cualquier posición que sea cómoda (en forma de T, a los lados, por encima de la cabeza, en los muslos). Quédate así por varios segundos, respirando naturalmente durante toda la pose.

6-Postura del pez 

  • Acuéstate boca arriba con las rodillas flexionadas, de modo que puedas cruzar las piernas.
  • Ahora inhala y levanta la parte superior del cuerpo, seguido de la parte posterior de la cabeza.
  • Intenta mantener la postura por algunos segundos. Por último, exhala y relaja el torso.

7-Postura del arco


  • Acuéstate boca abajo con los pies un poco separados y los brazos a los lados.
  • Levanta la parte inferior de las piernas, mientras que sostienes los tobillos con las manos.
  • Ahora levanta el pecho y las piernas a medida que respiras profundamente.
  • Permanece en esa posición tantos segundos como sea posible.
  • Después lleva de forma gradual la parte superior del cuerpo y las piernas al piso.

8-Postura del perro boca abajo 

  • Apoya manos y rodillas, las manos deben estar debajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas.
  • Exhala y levanta las rodillas, empujando los talones contra el piso.
  • Levantan el coxis hacia el techo. No bloquees las rodillas.
  • Lleva los omóplatos hacia el coxis y mantén la cabeza entre los brazos.
  • Quédate en esta posición, tratando que los pies entren en contacto con el piso.

9-Postura de la guirnalda

  • Separa los pies un poco más anchos que las caderas y junta las palmas de tus manos.
  • También gira un poco los dedos de los pies hacia los lados.
  • Flexiona las rodillas y baja lentamente para quedar en una sentadilla baja.
  • Presiona los talones contra el suelo, levanta el suelo pélvico y alarga la columna.
  • Presiona los codos contra los muslos, manteniendo la postura hasta 1 minuto.

10-Postura del camello

  • Colócate de rodillas con los pies extendidos detrás de tu cuerpo.
  • Trata de mantener las rodillas, cadera y hombros alineados.
  • Ahora coloca las manos en la base de tu columna, con los dedos hacia abajo.
  • Mantén los dedos meñiques a los lados de tu columna vertebral.
  • Abre el pecho e inclínate lentamente hacia atrás.
  • Después puedes estirar la mano hacia atrás para sujetar el tobillo.
  • Vuelve a llevar las manos a la zona lumbar antes de levantarte para liberar la postura.

11-Postura de la cobra

  • Acuéstate boca abajo, separando los pies al ancho de las caderas.
  • Flexiona los codos y coloca las manos en el suelo junto a las costillas.
  • En una inhalación empieza a separar el pecho del piso.
Total
0
Shares

5 bebidas que necesitas tomar antes de dormir para relajarte

No hay duda de esto: todos queremos ir a la cama con la certeza de que cada noche…

También te puede interesar