Tarta de Ferrero Rocher y Nutella

Total
8
Shares

Si te encantan los postres de chocolate, esta receta se convertirá en una de tus favoritas. Incluye bombones Ferrero Rocher y Nutella, dos productos muy apetecidos en todo el mundo y que serán perfectos para preparar una tarta en esa fecha especial. Aunque será todo un proceso, valdrá la pena la espera y el esfuerzo, ya que su sabor y presentación serán sorprendentes. A continuación te damos el paso a paso, así como algunas recomendaciones para que el resultado sea como lo esperabas.

Receta de tarta con chocolate

Créditos: Quiero Cupcakes!

Esta receta alcanza para 12-14 raciones y el molde usado es de 23 cm. Primero tendrás que preparar la base, seguido del mousse, la cobertura y la decoración. Recuerda que al finalizar te dejamos algunos consejos para tener en cuenta.

Paso 1

  • Empieza por colocar 250 g de galletas María dentro una bolsa zip para que puedas triturarlas, hazlo con ayuda de un rodillo. Una vez que las tengas bien trituradas, colócalas en un bol grande, luego añade 1 cucharada de azúcar moreno o mascabado y 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar. Ahora revuelve bien para mezclar todos los ingredientes.
  • Lleva 120 g de mantequilla sin sal al microondas para derretirla y cuando esté completamente líquida viértela en el bol.
  • Revuelve hasta que la mezcla tenga un color homogéneo, sabrás si está lista cuando presiones y quede prensada.
  • Después, colócala en el molde donde vas a montar la tarta, debes hacer presión para que quede compacta, puedes hacerlo con una espátula, vaso o cualquier objeto plato. Si no la compactas bien puede desmenuzarse y romperse con facilidad. También te recondamnedos usar moldes desmontables, sea de metal o silicona para que sea sencillo sacarla.
  • Cuando tengas lista la base, llévala a la nevera o refrigerador por mínimo 30 minutos para que se endurezca.

Paso 2

  • Debes cortar en trozos pequeños 12 bombones Ferrero Rocher, colócalos en un bol y resérvalos para más adelante.
  • En un tazón aparte coloca 15 g de grenetina o gelatina sin sabor y viértele 80 ml de agua bien fría.
  • Remueve para hidratar la gelatina, luego déjala reposar por 10 minutos.
  • Mientras todo eso sucede puedes agregar a la batidora 400 ml de nata para montar o crema para batir (35% M.G) bien fría. Bátela a velocidad alta por 3-4 minutos, eso dependerá de la nata que estés usando.
  • Cuando esté lista verás que se encuentra firme y se puede agarrar con el globo de la batidora sin problemas.

Paso 3

  • Ahora necesitas 300 g de Nutella, puedes llevarla unos 10 segundos al microondas para calentarla un poco. Así estará más ligera y será fácil de mezclar con el resto de los ingredientes.
  • Coloca la Nutella en un bol grande y añádele 250 ml de leche a temperatura ambiente, luego mezcla.
  • Cuando la gelatina esté hidratada, llévala al microondas por 15 segundos para calentarla. De esta manera estará líquida y lista para usar, ya que debes mezclarla con la Nutella.
  • Ahora añade la nata montada a la mezcla de Nutella y gelatina, empieza con un poco y bate con las varillas para que quede perfectamente integrada. Cuando termines de mezclar la primera porción de nata, agrega el resto poco a poco, pero esta vez hazlo con movimientos envolventes para no perder la esponjosidad de la nata.
  • En este último paso es importante tener paciencia, para que el mousse quede aireado, tenga una textura suave y ligera.

Paso 4

  • Cuando termines con la nata, añade los Ferrero Rocher que se cortaron en un principio. Mézclalos con movimientos envolventes y con cuidado, de este modo no le quitarás el aire al mousse.
  • Una vez esté listo el mousse, saca el molde con la galleta de la nevera y viértelo por encima. Con ayuda de la espátula trata de repartir mejor los bombones que han caído en el fondo y limpia el borde superior, esto se hace para que no queden restos de mousse en la capa superior y puedas lucir un acabado más pulido.
  • Ahora mueve un poco el molde sobre la mesa de trabajo para asentar el mousse y lleva a la nevera por un mínimo de 2 horas para que cuaje un poco la gelatina. Si no vas a colocar una decoración de ganache en la parte superior, entonces puedes dejarla en la nevera durante un mínimo de 6 horas.

Paso 5

  • Para la ganache de la parte superior debes colocar 300 g de chocolate con leche en un bol, luego calienta a punto de hervir 200 ml de nata para montar o crema para batir (35% M.G), puede ser en el microondas en la estufa.
  • Cuando esté lista la nata, viértela en el chocolate y mezcla. Al final tendrás una salsa de chocolate espesa.
  • Si el chocolate ya está derretido, es el momento de añadir 40 g de mantequilla sin sal. Nuevamente revuelve.
  • Como la mezcla se encuentra caliente, la mantequilla también se fundirá e integrará muy bien. Ahora solo queda limpiar los bordes y cubrir el recipiente con papel film, pero asegúrate que el papel toque toda la superficie del ganache para que no se seque. Déjala enfriar a temperatura ambiente por 2 horas o hasta que se atempere.
  • Pasado el tiempo, la ganache tendrá más consistencia, pero seguirá siendo líquida, perfecta para cubrir postres.

Paso 6

  • Saca la tarta de la nevera y coloca la ganache por encima, pero asegúrate que la parte del mousse ya no esté líquida.
  • Otra vez lleva la tarta a la nevera por 4 horas para que se endurezca la ganache que acabas de poner.
  • Tapa de nuevo la ganache que te sobró (recuerda que el papel debe tocar toda la parte superior) y llévala a la nevera durante 4 horas. Pasado el tiempo, quítale el papel film y bátela durante dos minutos a velocidad alta.
  • Coloca la mezcla en una manga pastelera con una boquilla o duya de estrella abierta, luego forma cada copetito como quieras, `por ejemplo, puedes darles medios giros a medida que presionas. Colócalos Sobre una bandeja y llévalos a la nevera por alrededor de 15 minutos para se endurezcan.

Paso 7

  • Ahora que ya tienes la tarta bien cuajada, sácala de la nevera y con mucho cuidado, pasa un espátula por las paredes del molde. Así despegarás los bordes de la tarta y no se dañara cuando retires definitivamante el molde.
  • Cuando la tarta esté libre, puedes pasar la espátula para alisarla un poco y que esté lista para decorar.
  • En este último paso ubica los copetitos de ganache que hiciste por todo el alrededor y entre cada uno coloca un bombón de Ferrero Rocher. Espolvorea un poco de avellana crocante y listo, solo debes mantenerla en la nevera hasta el momento de comerla.

Recomendaciones

  • Si no consigues azúcar moreno o mascado, puedes sustituir este ingrediente por azúcar blanco normal.
  • También puedes triturar la galletas en un procesador de alimentos, pero lo ideal es hacerlo a mano para que queden algunos grumos y la base de la tarta tenga un toque más crujiente.
  • Puedes reemplazar el cacao en polvo por otros tipos de chocolate en polvo para el desayuno, como nesquik o colacao. Sin embargo, debes tener en cuenta que la mezcla tendrá un sabor menos intenso a chocolate. Otra opción sería triturar directamente galletas de chocolate y omitir el cacao, todo dependerá del sabor que quieras en tu postre.
  • La nata para montar también se conoce como crema para batir, crema de leche o whipping cream. Lo importante es que contenga al menos un 35 % de materia grasa, de lo contrario no montará bien y el mousse quedará con poca textura.
  • Otro truco para que la nata montada quede firme es utilizarla bien fría. Si puedes, reserva la nata, el bol y las varilla en el congelador durante 10 minutos antes de montarla.
Total
8
Shares

Rollitos de jamón y queso

¿Te gusta la combinación entre jamón y queso?, disfruta de estos dos alimentos en una receta súper sencilla,…

También te puede interesar