Salsa de aguacate: Agrégale más sabor a tus tostadas y ensaladas con esta receta

Total
0
Shares

Esta salsa de aguacate picosa es ideal para acompañar con pasabocas de empanadas, chorizo, tacos, tostadas, untar como aderezo a las carnes, pescados, mariscos, etc., por su consistencia cremosa aportando sabores diferentes a cada comida. Para preparar este aderezo es clave resaltar que dependiendo el gusto por el picante o si es para niños incluido puedes ajustar la cantidad, intensidad de los ajíes o chiles.

El aguacate es un ingrediente estrella sin duda en la cocina porque es muy versátil y fácil de preparar con platillos del desayuno, almuerzo y cena. En los beneficios del guacamole está disminuir el colesterol y los triglicéridos aumentando las vitaminas como la E, que tiene función antioxidante protegiendo el tejido corporal del daño causado por sustancias llamadas radicales libres. Esta receta es libre de sodio y grasas saturadas por lo que es un alimento muy recomendado por los nutricionistas en planes de dietas. A continuación te enseño cómo hacer esta deliciosa mantequilla de árbol para dale un plus a tus comidas.

– Ingredientes:

  • 2 aguacates maduros.
  • 2 o 4 limones para zumo.
  • 1 manojo de cilantro finamente picado.
  • 2 o 3 jalapeños, serrano o ajíes de tu preferencia.
  • 3 o 4 dientes de ajo machacados.
  • ¼ de taza de aceite de oliva o aceite de aguacate.
  • 1 cucharada de aceite de comino molido.
  • Sal al gusto.

– Preparación:

  1. Abre los aguacates cortándolos por toda la mitad con ayuda de un cuchillo, luego sácales la pepa introduciendo el cuchillo con un golpe fuerte y seguro sin córtate, aunque es probable que la semilla salga fácil si está bien maduro.
  2. Coloca los dos aguacates maduros en un recipiente sin cáscara sacándolos con ayuda de una cuchara. Puedes cortarlos en cuadros para que sea más fácil machacar.
  3. Es opcional que calientes los tomates verdes si quieres ponerle con los jalapeños dejando una costra en la piel y luego retirársela para crear una salsa tatemada. La receta moderna y básica consiste en moler hasta tener una mezcla uniforme en un molcajete la pulpa.
  4. Pica los jalapeños en cuadritos sin la parte central o pepas para que el guacamole no se amargue más rápido y sea menos picoso.
  5. Puedes machacar los aguacates o llevarlos a la licuadora junto con los jalapeños, la mano de cilantro, el ajo machacado, el comino, el jugo de limón recién exprimido, la sal y el ¼ de aceite de oliva. Prueba si quieres añadirle más sal o ingredientes en este punto.
  6. Sirve en un recipiente de vidrio con una cuchara de palo y cómetelo con patacones, tacos, tostadas, ensaladas o cualquier carne. Es recomendable que no uses cucharas o recipientes de metal para que no se oxide rápido.

Como ves puedes disfrutar de esta receta en cualquier momento, adicionándole cebolla o tomate maduro para hacerla más especial y rica para el paladar. Existen diversas recetas en las cuales se le agrega limón, más especias o incluso alimentos del mar como los calamares pircados.

– Consejos:

  • Puedes esta salsa de guacamole picante para reemplazar la mayonesa en caso de que no tengas.
  • Prepara la salsa de aguacate en el momento para servir con una buena cantidad de jugo de limón y prevenir que se oscurezca, también es recomendable dejarle la pepa del aguacate y taparlo con papel Vinipel dentro del refrigerador si se va a reposar por un periodo de tiempo corto en lugares donde no le de mucho calor.
  • Es ideal comerlo al momento que se hace para aprovechar al máximo el potasio, magnesio, el hierro, el fósforo y la fibra destacada por sus vitaminas como la C, K, B6 y ácido fólico.
  • Aunque tiene muchos beneficios, las personas con cálculos en la vesícula biliar deben mantener cuidado en no excederse en el consumo de esta fruta, ya que la ingesta frecuente puede estimular la síntesis de ácidos biliares ocasionando dolor intenso.
  • Aunque hayan varios tipos de aguacates es ideal usar el Hass, porque este tiene una textura más cremosa y aporta mejor sabor, es rico es sales minerales, regulan los niveles de azúcar en la sangre y bajo en carbohidratos.
  • En caso de haber dejado reposar más tiempo sin haber pasado las 24 horas que es lo máximo la salsa guacamole no lo tires a la basura, mejor quita la parte superior, es decir la capa con una cuchara y revuelve otra vez.
Total
0
Shares

Receta para almorzar: rollos de pollo rellenos de espinacas

Cambia la forma de comer legumbres con proteína durante este verano y no dejes de consumirlos en esta…

También te puede interesar