Mermelada de maracuyá y mango: una combinación tropical

Total
0
Shares

Desde siempre, la mermelada ha estado presente en la gastronomía mundial por su dulce sabor y extensa variedad que la convierte en un postre excelente para acompañar otros alimentos como en las mañanas o tardes cobrándoles más vida, eligiendo además una alternativa saludable. Incluso en una mermelada como esta aporta beneficios para la salud, ya que el maracuyá ayuda a luchar contra el cáncer, pues es rico en antioxidantes por ende puede retardar efectivamente el crecimiento de las células cancerosas, disminuir la posibilidad de un ataque al corazón, adelgazar más rápido, mejorar la digestión y la vista, ideal para dolores de cabeza o poca energía.

Esta recta de mermelada de maracuyá y mango que aprenderás a hacer hoy hará que tus papilas gustativas se sientan como si estuvieran en un paraíso tropical, lo bueno es que al hacerla en casa, sabrás controlar las cantidades e ingredientes que quieras incluir, lo importarte también es elegir frutas que no estén magulladas y si puedes orgánicas para no tener que lidiar con herbicidas o pesticidas.

Ingredientes:

El tiempo estimado de preparación es de 30 minutos con una cocción de 20 minutos.

  • 7 mangos maduros.
  • 6 frutas de maracuyá.
  • 3 tazas de azúcar en polvo.
  • Zumo fresco de limón.
  • 1.5 palitos de vainilla.

Preparación de la mermelada:

  1. Primero lava bien los mangos y comienza a cortarlos por la parte más angosta bordeando el hueso, después de haber hecho este proceso con cada uno sin haberle quitado la cáscara, vas a hacer cuadritos deslizando con la punta del cuchillo para cortar más fácil y de esta manera también sentir algunos trozos en la boca.
  2. Otra opción para cortar los mangos es quitarles la piel, retirarles la semilla y posteriormente hacer pequeños cubitos.
  3. Luego, saca los cuadritos y resérvalos en un bol, a continuación toma las maracuyás y corta la parte de arriba para extraer toda la pulpa de la fruta con ayuda de una cuchara.
  4. Mezcla el mango con la maracuyá y mételos a una olla con las tres tazas de azúcar en polvo más el jugo de limón fresco. La maracuyá y zumo de limón le agrega una acidez a la mermelada, por lo que es exquisito combinar con el mango que es una fruta dulce.
  5. Para este punto es opcional agregarle los palitos de vainilla para que tome un poco más de sabor, si lo haces debes partirlas y quitarles las semillas negras.
  6. Lleva esta mezcla a la estufa con fuego medio hasta que rompa el hervor, no dejes de revolver para que no se pegue.
  7. Una vez que hierva, baja la temperatura al mínimo y deja cocinar unos 15 minutos más revolviendo con la pala cada dos minutos.
  8. Pasado cinco minutos, la mermelada empieza a espesarse, pero por lo tanto tiene que mezclarse más seguido.
  9. A continuación, apaga el fuego y coloca una tapa para dejar reposar en la cocina toda la noche sin ponerlo en la nevera.
  10. Después de haber pasado la noche, vas a notar la mermelada espesa, pero si la quieres con un poquito de más consistencia puedes dejarla hervir nuevamente a fuego bajo. Pasado 10 minutos después de romper ebullición vuelve a tapar y deja enfriar a temperatura ambiente.
  11. Para guardar la mermelada es necesario que esta esté fría completamente, además de llevarla a un recipiente de vidrio con tapa previamente esterilizado.
  12. Puedes servir esta deliciosa mermelada con galletas, tostadas, panes, croissant, muffis, panqueques, helados o incluso yogurt griego ya que tiene un sabor muy rico y tropical.

Consejos para que la mermelada dure más:

  • Si quieres mantener una mermelada fresca por más tiempo, a la hora de llevarla al recipiente de vidrio es necesario cerrarla bien con la tapa para limitar aire en la mezcla, hacer esto permite que la mermelada de maracuyá con mango se conserve mejor.
  • Una vez se haya enfriado la mermelada a temperatura ambiente y con la tapa cerrada, puedes guardarla en un lugar fresco y seco, o bien comerla inmediatamente después de enfriarse, sin embargo, te recomiendo esperar unos días para que los aromas y sabores se intensifiquen.
  • Agrega etiquetas para que sepas cuántos años tiene la mermelada.
  • Si no quieres una mermelada muy espesa y sórdida, puedes pasarla por una licuadora antes de agregarla al frasco para que sea más suave y fácil de untar.
  • Puedes reemplazar la vainilla con semillas de cardamomo, el jugo de limón por zumo de naranja y agregar hojas de menta fresca u otras hiervas frescas de tu gusto al final de la cocción.
Total
0
Shares

Este es el truco para preparar un delicioso y crujiente pescado frito

La mojarra es uno de los platos más tradicionales y delicios de muchos países con masivo consumo en…

También te puede interesar