La colecistitis: causas, síntomas, dieta y remedios caseros

Total
0
Shares

La colecistitis es una afección que consiste en la inflamación o el engrosamiento de las paredes que conforman la vesícula biliar ubicado bajo el hígado. Los ataques de esta generalmente causan dolor en la parte superior derecha del abdomen que dura a veces varias horas y estos se presentan después de consumir alimentos pesados. Este dolor suele cesar cuando los cálculos biliares se mueven y ya no obstruyen los conductos biliares. No obstante, la mayoría de las personas con cálculos no tienen síntomas por lo que se denominan silenciosos, estos no suspenden el funcionamiento de la vesícula, el hígado o el páncreas por lo cual no requieren tratamiento.

En el momento en que una persona presente dolor severo por varias horas, náuseas, vómito, fiebre, escalofríos, color amarillento en la piel y ojos, orina de color verde o heces de tomo claro es urgente que asista con un médico, porque pueden ser signos de una infección grave.

¿Qué causa problemas en la vesícula?

Las causas de la inflamación de la vesícula pueden ser por cálculos biliares que son partículas duras que se forman en la vesícula obstruyendo el tubo por el que fluye la bilis; algún tumor que evita que la bilis drene de la vesícula de manera adecuada; obstrucción de las vías biliares por la torsión o la formación de cicatrices; infecciones como el sida o virales y problemas en los vasos sanguíneos que disminuye la sangre a la vesícula.

Alimentos prohibidos y permitidos para la vesícula:

Además de los medicamentos asignados por el doctor también deberás cuidar tu alimentación, ya que el consumo de algunos alimentos podría agravar los síntomas de la enfermedad.

  • Leche entera y otros lácteos como los yogures, el requesón, los quesos amarillos y especialmente el parmesano.
  • Carnes que contengan mucha grasa como las costillas, embutidos, pato, chicharrón, salmón, sardinas, atún, etc.
  • Vísceras como el riñón, las tripas, el hígado o el corazón.
  • Mantequilla, bebidas alcohólicas y refrescos.
  • Frutos secos como las nueces, las almendras, los cacahuates entre otros.
  • Galletas, chocolate, hojaldre y salsas.

Por otro lado, también existen alimentos que se recomiendan comer para mejorar el estado de la salud como:

  • Cereales integrales.
  • Verduras excepto la col, el repollo, las alcachofas, la cebolla y el pimentón crudo.
  • Carnes con poca grasa como el pollo, el pavo, pescados blancos.
  • Frutas frescas y maduras para consumir esporádicamente como las ácidas, las secas y las confitadas.
  • Bebidas como infusiones suaves, jugos y zumos naturales sin azúcar excepto la naranja.
  • Mermeladas, huevos y aceites de oliva, margarina, semillas de girasol y de soja.

Remedios caseros para aliviar la inflamación:

Zumo de manzana: ayuda a reducir la inflamación de la vesícula ya que esta fruta es rica en pectina y ácidos, así que extrae el jugo de 5 manzanas para después aclarar con medio de vaso de agua. Puedes tomar esta bebida diariamente en ayunas por 2 semanas.

Jugo de remolacha: su alto contenido de sustancias antioxidantes ayuda a reducir el taponamiento en las vías de la vesícula. Licua dos remolachas crudas y dos vasos de agua, luego tómate este batido dos veces al día en ayunas y por la tarde durante 2 semanas.

Compresa caliente: este truco sirve muchísimo para calmar los espasmos y aliviar la presión de la acumulación de bilis. Moja una toalla con agua tibia, usa una almohadilla térmica o botella de agua caliente y colócala en el área afectada durante 10 a 15 minutos.

Té de menta: como la menta contiene metol que es un componente que promueve el alivio se puede usar para aliviar el dolor de la vesícula biliar, mejorar la digestión y quitar las náuseas.

Vinagre de sidra de manzana: este producto contiene propiedades antiinflamatorias que podrían ser útiles para aliviar el dolor de la vesícula, disuelve 2 cucharadas de vinagre con agua tibia. Es importante no tomar el vinagre directamente porque daña el esmalte de los dientes.

Cúrcuma: esta especia se usa para tratar varias enfermedades y en este caso estimula la vesícula para que produzca bilis ayudándola a vaciarse. Incorpora la cúrcuma en tu dieta o bébela como té diariamente para calmar el dolor.

Magnesio: es un componente útil para vaciar la vesícula, calmando a la vez los espasmos y el dolor, entonces mezcla una cucharadita de polvo de magnesio en agua tibia para beber cada pocas horas.

Total
0
Shares

Shots de jengibre: 5 recetas para estimular su sistema inmunológico

En redes sociales circulan algunas recetas como té matcha o leche de luna rosa, pues se trata de…

También te puede interesar