Estos 10 trucos te ayudarán a disminuir calorías en tus recetas para adelgazar

Total
0
Shares

Aunque no existe un producto mágico que te permita adelgazar en corto tiempo, si puedes hacer ciertos cambios en los hábitos para mejorar la salud y la apariencia de tu cuerpo. Pero sobre todo mantener los resultados con el pasar del tiempo, ya que se trata de continuar con un estilo de vida saludable y no solamente implementar una dieta o actividad física por determinado momento.

Si piensas que mantenerte en forma es una tarea difícil, es momento de cambiar un poco la mentalidad e ir experimentando ciertos cambios en la rutina. Los trucos que veremos a continuación son una forma de manejar la alimentación, para que esta termine siendo provechosa en la salud, al reducir fácilmente las calorías.

1-Leer las etiquetas de los productos

Una de las claves para elegir los productos correctos el revisar bien sus ingredientes y tabla nutricional, de esta manera logras tener conocimiento de los que estas adquiriendo. De la misma manera debes comparar productos aparentemente similares, pero que pueden tener algunas ventajas sobre otros. Recuerda que muchos ingredientes perjudiciales para la salud han sido disfrazados con otro tipo de nombres, así que presta  atención y trata de elegir lo más natural posible.

2-Consumir carnes magras 

Es importante eliminar los embutidos debido alto contenido en calorías, sin dejar a un lado que su consumo tiende a ser adictivo, por lo que se hace más difícil de controlar la ingesta cuando ya el paquete se abre. En lugar de ello trata de incluir en las preparaciones tipos de carnes más saludables como el pollo sin piel, el pavo o el pescado.

3-Consumir más alimentos crudos

Existen diferentes alimentos que se pueden consumir en su estado natural y con ello obtener la mayor cantidad de nutrientes para beneficiar el cuerpo, además de generar más saciedad y ahorrar tiempo. Teniendo en cuenta que durante el proceso de cocción los alimentos logran transformarse al liberar sus azúcares naturales, el cambiar la textura, sabor y volumen. Incluso pueden llegar a ser más adictivos y aumentar las ganas de comer.

4-Darle protagonismo a las verduras

En una alimentación saludable se le debe dar la importancia que merecen a las verduras, gracias sus grandes porcentajes nutricionales y su capacidad para favorecer el mantenimiento del peso adecuado. Básicamente se caracterizan por el bajo aporte en calorías, ser ricas en agua, vitaminas, minerales y fibra para generar saciedad. Entonces este grupo de alimentos siempre debe estar presente en al plato y en porciones considerables.

5-Evitar freír los alimentos

Las frituras suman bastantes calorías en comparación a otras formas de cocción, como lo es al vapor, a la plancha, salteados o al horno. Además son menos complicadas y algunas ahorran algo de tiempo. Aunque una fritura bien hecha no puede ser tan perjudicial para la alimentación, simplemente con las otras versiones puedes obtener mejores beneficios.

6-Eliminar las salsas comerciales

No es una buena idea adquirir las salsas que se encuentran en los supermercados, a menos que revises minuciosamente sus ingredientes y estas sean una versión más natural. Ya que la mayoría de estos productos contienen altos niveles de azúcares y sodio, entre otras sustancias. En lugar de ello trata de preparar una versión casera de salsa de tomate al controlar sus ingredientes, así como los aderezos para las ensaladas.

7-Consumir las frutas enteras

Aunque los zumos y los batidos han estado bastante de moda y proporcionan varias ventajas, el consumir diferentes frutas así como verduras en su estado natural, no tiene punto de comparación en cuanto al nivel de nutrientes, sobre todo cuando le dejas la cáscara, además de que estarás más satisfecha sin la necesidad de beber bastante líquido.

8-Consumir más legumbres

Las legumbres poseen grandes propiedades para que sean merecedoras de incluirse en el menú y así aumentar su consumo. Pues se destacan por ser saciantes, nutritivas, bajas en grasas y en calorías, desde que las cocines bien. Por ejemplo al no acompañarse con chorizo o tocino, en lugar de ello incluirse en una ensalada. También usarlas como snacks crujientes o harinas para otras preparaciones.

9-Aderezar con hierbas o especias

Para llenar de sabor y aroma a cada una de las preparaciones, no es necesario acudir a productos con altos niveles de azúcares y sodio, pues la gran variedad de hierbas y especias que nos ofrece la naturaleza son la mejor opción. De esta manera no le estas agregando muchas calorías a un plato y este queda absolutamente delicioso.

10-Reducir el consumo de azúcar

Como ya todo el mundo debería saberlo, el azúcar es altamente perjudicial para la salud y obviamente para que el proceso en la pérdida de peso sea exitoso. Lo ideal seria eliminar los dulces demasiado procesados o que contengan calorías vacías.

Aunque es algo bastante difícil, pues es la debilidad de muchos, es importante tratar de buscar alternativas a ese tipo de antojos. Por ejemplo consumir una galleta casera, revisar las versiones light, y no agregar azúcar a las bebidas. La idea es que lo vayas haciendo poco a poco.

Total
0
Shares

Descubre cómo cuidar tu piel con el té verde

El té verde ha sido una de las bebidas con fines medicinales más utilizadas alrededor del mundo, incluso…

También te puede interesar