Consejos para evitar consumir carbohidratos

Total
0
Shares

Suele suceder que vas caminando y de repente antes de llegar a tu destino, aparecen las pequeñas tentaciones; desde el olor del pan horneado, hasta la pizza y ni qué decir de los dulces tan deliciosos que preparan en las panaderias. Y es que a nuestra mente se viene la imagen de tan exquisitos, pero perjudiciales alimentos, y es en ese momento cuando nuestra mente se convence de comer de estos. Esto tiene que ver con dos neurotransmisores que intervienen en la sensación de placer y felicidad.

Esto se explica de la siguiente manera:

Al oler un alimento o simplemente imaginarlo, desencadena en tu cuerpo la liberación de dopamina “el neurotransmisor del placer” que ha sido almacenado en recuerdos como “placer pasado” (el olor de ese bizcocho que preparabas tu madre cuando eras pequeño, por ejemplo). Sin embargo, la mayoría de las veces, cuando anhelamos carbohidratos simples como el pan, la pasta y los pasteles, es porque nuestro cuerpo realmente está buscando un impulso de serotonina, otro neurotransmisor del cerebro que se encarga de equilibrar nuestro estado de ánimo.

Así que, cuando buscas comerte esa galleta o dulce que huele tan bien o te comes un plato enorme de pasta, realmente estás esperando satisfacer tu dosis de dopamina y serotonina y así, conseguir sentirte bien rápidamente. Pero, ¿Por qué no puedes parar de comer?
Estos carbohidratos simples como el pan, los dulces y la pasta, por lo general, nunca te satisfacen y acabas buscando algo más que comer. Esto se debe a que tu cerebro no consigue los nutrientes que necesita, por lo que sigue buscándolos. Dado que los carbohidratos simples se procesan rápidamente, es posible que poco después de haber comido algo hecho de harina, te encuentres mirando en la despensa, preguntándote qué más puedes comer. Si te has visto en esta situación, aquí hay algunas cosas que tu cuerpo realmente necesita para ayudar a aliviar esos antojos de carbohidratos.

¿Cómo suprimir los antojos de carbohidratos?

carbohidratos
Foto: vix.com

1.- Consume Proteínas

Foto: misremedios

La proteína ayuda a mantener un nivel equilibrado de azúcar en la sangre durante todo el día y también te ayudará a mantenerte lleno por más tiempo.
Además, ciertas proteínas como los que encuentras en espárragos, brócoli y frijoles contienen glutamina , un aminoácido que ayuda a combatir los problemas de azúcar en la sangre y la salud general del cerebro. Si tienes muchas ganas de comer pasta, intenta consumir pasta hecha a base de frijoles negros, la pasta roja de lentejas o incluso puedes probar a hacer tus propios zoodles (verduras cortadas en espiral que simulan espaguetis) combinados con una proteína. Esta es una gran manera de satisfacer el hambre de carbohidratos simples, mientras que proporciona a su cuerpo la proteína que realmente necesita para equilibrar el azúcar en la sangre y controlar tus antojos.

2.- Aporta Magnesio a tu dieta

Foto: biotrendies

Debido a que el magnesio ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, un déficit de este mineral puede hacer que busques comer regularmente pan o pasteles. Incorpora a tu alimentación el magnesio consumiendo verduras de hoja verde, algas marinas y cacao puro. También puedes agregar sabor a los platos con especias como el cilantro (muy rico en magnesio), la hierbabuena y el cebollino. O puedes agregar a tus ensaladas y zumos semillas de lino y de sésamo que también son ricas en magnesio.

3.- Duerme bien

Foto: girabsas

La higiene del sueño es crucial para que goces de una salud óptima, pero además te ayuda a reducir los antojos de carbohidratos. Cada vez que duermes, tu cuerpo está trabajando activamente para traer equilibrio y restauración a todo tu sistema. La falta de sueño puede desencadenar problemas en tu regulación hormonal y en procesos de depuración de tu cuerpo Si quieres estar más sano, y dejar de comer tantos carbohidratos durante el día, intenta crear una rutina de sueño eficaz. Si tienes problemas para dormir debes crear un ritual para ir a la cama que te ayude a ir bajando la energía y conciliar mejor el sueño.

Para ello te ayudará:

  • Apagar tus dispositivos electrónicos aproximadamente una hora antes de acostarte.
  • Cenar algo liviano y hacerlo por lo menos dos horas antes de tu hora de dormir.
  • Leer un poco antes de irte a la cama, bajar la intensidad de las luces o hacer algo relajante para acabar el día.

4.- Observa y reconoce tus emociones

Foto: emedemujer

Desde un punto de vista emocional, los antojos dicen mucho de nosotros mismos. Yo lo he entendido ahora al observar que cuando estoy triste o nerviosa como más de la cuenta y adivinad qué tipo de alimentos… está claro: carbohidratos. Muchas veces, los antojos de cosas como los carbohidratos a menudo se unen a un recuerdo. Las torrijas o tarta de manzana de la abuela, el pan recién hecho en la casa familiar, la famosa pasta que hacía mamá o a tu dulce favorito de la infancia.

Muy a menudo, tendemos a ir directamente a la comida sin verificar primero nuestras emociones. Observar tus sentimientos, hablar de ellos y obtener el apoyo emocional que necesitas puede ayudarte a satisfacer tu “hambre de emociones”.

  • Si anhelas un alimento debido a una respuesta emocional, pregúntate cómo puedes satisfacerlo sin comida.
  • Dar un paseo, llamar a un amigo, escribir o dibujar son actos que pueden ayudar a tu cuerpo (y tu mente) a sentirse emocionalmente satisfecho.
  • Este ejercicio de pensar antes de lanzarte a comer, te servirá par air conociendo más sobre tus emociones y también a evitar sumar calorías innecesarias a tu dieta.

Ahora que sabes un poco más sobre tus antojos, intenta cambiar el abuso de carbohidratos usando estos sencillos consejos.

Con infromación de: naturayterapia.

Total
0
Shares

5 cosas que debes saber si sufres de ansiedad

Algunas personas hemos experimentado ansiedad en determinados momentos de nuestra vida. Antes de una entrevista importante, al enfrentarnos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar