¿Dolor crónico en el talón? 4 soluciones simples para su fascitis plantar

Total
0
Shares

Si usted tiene un dolor fuerte en el talón, puede ser por una fascitis plantar. Esta es una lesión en el pie que causa dolor punzante en la parte inferior cerca al talón. Aunque a veces se soluciona por sí solo, existen algunas formas de aliviar el malestar con mayor prontitud.

La fascia plantar es un a banda de tejido que se extiende desde el hueso del talón hasta los dedos del pie, en cuanto a la fascitis plantar es una deformación o ruptura de ese tejido causando dolor e inflamación. En esa zona no existe un alto suministro de sangre o actividad metabólica, por lo que pueden pasar años para que se forma la fascitis  y la presencia de síntomas, de igual manera demora bastante tiempo en sanar.

¿Por qué ocurre la fascitis plantar?

Por lo general se debe a la práctica excesiva de algún deporte que requiere correr, saltar o el uso de zapatos no adecuados. Sin embargo existen otros factores de riesgo que pueden desencadenar en este problema. Por ejemplo la edad, ya que es más común entre los 30 y 60 años, la obesidad o estar mucho tiempo de pie.

A menudo se emplean tratamientos caseros para aliviar la molestias, que son muy efectivos cuando se detecta a tiempo, porque de lo contrario puede durar más tiempo en sanar. Cuando existe dolor en la zona este puede desaparecer al estirar el pie y caminar un poco, ya que si se está sentado o parado por varias horas, el problema puede agravarse y la recuperación será tardía.

A continuación damos algunos consejos, remedios y recomendaciones  para aliviar los síntomas a causa de la fascitis plantar, si los síntomas no mejoran y por el contrario empeoran, es necesario buscar ayuda médica, porque la salud no es un juego y debemos cuidar de ella.

1-Descansar y estirar

Si bastante actividad física o exigir al cuerpo estar horas en la misma posición es la causa, lo recomendable es descansar por momentos de esa actividad o pose, también realizar ejercicios para estirar los músculos a diario.

A través del estiramiento en los pies, evita que la fascia plantar se estira y apriete. De esta manera el cuerpo podrá soportar el peso cuando empiece a moverse.

2-Elegir el calzado adecuado

Es importante comprar zapatos cómodos, de la talla correcta, que no sean completamente planos y sin soporte, por el contrario que se adapten a la forma del pie y las actividades que se realizan a diario. También se debe evitar caminar descalzos ya que puede lesionar más el tejido en la planta del pie.

Es preferible escoger calzado destinado para correr o zapatillas de deporte, ya que son más cómodas, tienen un soporte de arco natural para que no deformen, estiren e irriten la parte afectada.

Te puede interesar: 4 Síntomas con los que puedes detectar la trombosis y salvar tu vida

3-Usar hielo en los pies

Este es un remedio natural fácil y económico. Consiste en pasar la planta del pie, sobre una botella de agua congelada por 5 minutos. Otra opción es poner una bolsa con hielo en la zona durante 15 minutos, 3 veces al día.

Este tratamiento con hielo también puede usarse después de una actividad exigente, al estar mucho tiempo sentado o de pie.

4-Usar una férula

En casos severos puede usar una férula para el pie y tobillo en horas de la noche, mientras duerme. Esto ayudará a estirar la fascia plantar y mejorar la sensación de dolor.

Si el tratamiento casero no funciona después de cierto tiempo, la visita al médico es el paso a seguir, quien indicará la causa real del dolor y los exámenes y recomendaciones a seguir. Quizás el problema se deba a otros factores, necesitando tratamiento especial.

Total
0
Shares

Recetas de ensaladas con lechuga y frutas

Las ensaladas siempre serán una opción sencilla, deliciosa, nutritiva y económica de alimentarnos sin sentirnos culpables. Como en…

También te puede interesar