Aprende a trozar el pollo como todo un profesional con este paso a paso

Total
0
Shares

La técnica para cortar un pollo completo es importante a la hora de poder defenderse en un momento donde no se cuenta con un experto, esto por un lado, porque por el otro un pollo entero suele ser más barato que uno deshuesado por piezas, por lo que es una forma perfecta para ahorrar aprovechando mejor cada pedazo para preparar alguna receta, es decir, que la diferencia puede ser del 30% sobre el precio común que las bandejas de pechuga, alas, muslos o contramuslos.

Según varios carniceros cortar o dividir el pollo entero por partes es muy fácil desde que lo hagas de manera correcta sin llegar a trozarlo mal o cortarte. Existen varias áreas de esta carne las cuales son: los muslos, los contramuslos, la pechugas y las alas separando la carcasa. Se suele comenzar por las patas mutilando la parte delantera de la piel y ajustándonos a la columna, luego las alitas entrando por la axila normalmente, luego la pechuga entrando desde la fúrcula. Si quieres saber más te invito a que leas este artículo completo con este paso a paso sin fallar en el intento.

Pasos para trozar el pollo:

  1. El primer paso es separar la pechuga de las piernas y los muslos. Para hacerlo corta el cuero que los une de un lado y posteriormente del otro lado con un cuchillo grande de hoja gruesa filosa. Ten cuidado para que no te vayas a cortar.
  2. Ya cortadas las dos partes toma el pollo por los dos extremos arriba y abajo quebrándolo a la mitad con las manos para que sea más fácil más fácil. Aprovecha para quitarle la grasa al pollo.
  3. Quiebra los huesos del muslo con la rabadilla rompiendo de los dos lados. Cuando ya se vea el músculo y sientas el cartílago corta por toda la mitad de manera lenta, haz el mismo procedimiento con la otra parte colocando siempre el pollo encima de la tabla para tener firmeza.
  4. Saca la carcasa y procede a tocar la parte blanda que hay en el contramuslo y el muslo para cortar, así será muy fácil sin hacer ningún esfuerzo. Esto mismo hazlo con la otra pierna.
  5. Luego corta las alas separando la unión del cartílago y procede a sajar después el guacal por la mitad quitando la parte de abajo.
  6. Finalmente divide la última porción que es la pechuga en 4 partes iguales tajando primero por la mitad, después por el centro de un lado y posteriormente del otro con un golpe tipo machete o rompiéndola con las manos. Este paso es al gusto, ya que hay gente que le gusta comer la pechuga entera.
  7. Lava el pollo con abundante agua para quitar la sangre y termina de retirar la poca grasa que queda, así será más fácil que no se resbalen las porciones.
  8. Reserva en la nevera o en el congelador en un recipiente tapándolo con papel vinipel.

Consejos:

  • Consigue un cuchillo afilado, fuerte y grande especial para sajar este tipo de carnes o compra uno si no tienes preferiblemente a utilizar uno que sea pequeño y débil.
  • Toma el cuchillo por el mango sujetándolo fuertemente y trata se utilizar las manos no tan mojadas para que no se te resbale a la hora de tajar.
  • Siente muy bien el cartílago y la parte blanda con la yema de los dedos oprimiendo hacia abajo la zona para diferenciar y cortar muy bien.
  • Utiliza muy bien las herramientas como la tabla para picar alimentos, nunca lo hagas con la mano alzada si no tienes experiencias para cortar, ya que se puede deslizar y te terminarás lastimando.
  • Afila el cuchillo eventualmente para corregir la hoja más pulida y solucionar fácilmente el problema. En la actualidad existen varios instrumentos con métodos diferentes para las imperfecciones y dejar un acabado fino como: los afiladores manuales y eléctricos, con piedra, profesionales o asentado del filo con chaira; los puedes conseguir en tiendas online o tiendas físicas que vendan implementos de este tipo.
  • Quita el exceso la grasa y el cuero especialmente de la pechuga si no quieres comerla. Retirarla podría tener un sentido más nutricional que da seguridad.
  • Corta con precisión para hacer el trabajo más exacto, con seguridad y respetar el producto para no estropearlo.
  • Recuerda practicar siempre con con mucho cuidado estando concentrado y colocando atención a lo que estás haciendo en ese momento.

Realiza recetas exquisitas con este pollo utilizando todas las partes con un fin, ya sea desde un guiso, unos solomillos a la plancha, un buen caldo de pollo, arroces, etc., hay mil maneras de preparar.

Total
0
Shares

Cómo quitar la panza caída: 9 mejores ejercicios para tu rutina semanal de abdomen

Si buscas eliminar esa panza caída y lograr un abdomen plano aquí te muestro una rutina de 9…

También te puede interesar