Aceites esenciales: ¿cómo utilizarlos para hacer crecer la melena?

Total
0
Shares

Mantener un cabello sano, abundante y largo es el deseo de muchas mujeres, ya que hace parte de nuestra imagen, personalidad, de cómo nos sentimos con nosotras mismas y lo que queremos que vean los demás. Así que es importante cuidar el cabello por dentro y por fuera, al ser el primer impacto que generamos sobre otras personas, a medida que fortalecemos la seguridad.

¿Qué cuidados debemos tener en el cabello?

Actualmente existen miles de shampoos, cremas, tratamientos, exfoliantes que aseguran convertir un cabello maltratado por uno más saludable. En algunos casos resultan ser muy efectivos sin en especial son a base de aceites, pero en otros solo es una pérdida de tiempo y dinero.

Lo más importante es alimentarnos bien, recordemos que el cuerpo es el resultado de lo que hacemos con el. Así que es momento de hidratarse bien, incrementar el consumo de frutas, verduras, carnes magras, cereales integrales, productos bajos en grasa, sal y azúcar.

También es fundamental usar un protector de calor, peinarse de las puntas hacia arriba, para no reventarlo y usar los productos adecuados. En este caso hablaremos de los beneficios al incorporar aceites en la rutina, sin embargo no se debe aplicar ningún producto al existir alguna condición de la piel, porque puede irritar más el cuero cabelludo.

1-Aceite de aguacate

Contiene ácidos grasos saludables, vitaminas A,E, B6, que logran nutrir, reparar y mejorar el aspecto de nuestra melena. También es una buena fuente de antioxidantes, cuya función es aumentar el flujo sanguíneo hacia los folículos pilosos para estimular el crecimiento del cabello.

Para obtener sus beneficios, es recomendable calentar una cucharada de aceite de aguacate, con una de aceite de oliva. Aplicar con masajes sobre el cabello y cuero cabelludo. Por último envolver con una toalla por 20 minutos y enjuagar.

2-Aceite de ricino 

Es un ingrediente habitual en los productos del cabello para hidratarlo y fortalecerlo, además de tener un aroma suave. Se debe dejar actuar en la noche para que tenga efecto durante las horas de descanso. Solo es cuestión de aplicar una pequeña cantidad sobre el cuero cabelludo, acompañado de masajes circulares con la yema de los dedos.

Te puede interesar: Exfoliante para el cuero cabelludo ¿Cómo escogerlo correctamente?

3- Aceite de coco 

Es uno de los más conocidos en el mundo de la belleza por sus múltiples propiedades. Ya que está compuesto por triglicéridos de cadena media que logran traspasar la membrana celular para nutrir el cuero cabelludo, evitar la pérdida de proteínas y grasas saludables.

¿Cómo usarlo?, fácilmente. Solo agarras un poco con la mano para difundirlo y aplicar sobre el cabello y cuero cabelludo realizando suaves masajes, luego utilizar un gorro para mantener el calor y la humedad. Si eres de cabello reseco se puede dejar durante toda la noche. Si es cabello graso o normal basta con una 40 minutos o una hora.

4-Aceite de romero

 

Se dice que tiene propiedades para estimular la circulación sanguínea para lograr el crecimiento y disminuir la caida, ademas ayuda con la caspa, da suavidad a las puntas resecas. Se puede usar directamente o mezclado con aceite de oliva y hojas secas de romero. Dejar actuar en el cabello durante 30 minutos.

5-Aceite de jojoba

Aunque no penetra en el cuero cabelludo, logra sellar el foliculo piloso para mantener la humedad y el bloqueo de sebo en la raíz del cabello. Se aplica dejando actuar unos minutos, luego enjuagar con abundante agua para que el aspecto no sea grasoso.  También se puede combinar  1/8 de este aceite sobre el shampoo que se utiliza regularmente.

Otra opción para reparar e hidratar nuestro cabello es mezclar 3 cucharadas de aceite de jojoba con 5 gotas de aceite de lavanda, luego aplicar por todo el cabello y cuero cabelludo. Envolver con una toalla, dejando actuar por unos minutos.

Total
0
Shares

Cómo utilizar la planta de diente de león para fortalecer tus huesos

A medida que pasa el tiempo, todo en nuestro cuerpo va cambiando. Los huesos se van debilitando y…

También te puede interesar