8 errores que estás cometiendo que no te dejan adelgazar

Total
0
Shares

A veces deseamos bajar de peso, pero no sabemos cómo hacerlo. Conocer cuáles son los malos hábitos que tenemos es una buena idea para empezar. Muchas veces son estos los culpables de que sigamos acumulando grasa, siendo los obstáculos que debemos superar para adelgazar como deseamos. En este artículo te enseñamos algunos errores que estás cometiendo y, sin saberlo, no te dejan bajar de peso.

8 errores que estás cometiendo y no te dejan adelgazar

1- Comer rápido

Aprender a comer de forma saludable, implica aprender a comer sin prisas. La velocidad en la que comes es importante para conseguir tu objetivo de adelgazar. Es importante masticar y digerir los alimentos lentamente, para así favorecer el proceso digestivo. 

Se recomienda dedicar un tiempo de al menos 30 minutos a una comida completa, como mínimo 20 minutos. Esto debido a que el cerebro tarda entre 10 y 15 minutos en recibir la primera señal de saciedad por parte del estómago. Si nos apresuramos en comer, no le damos tiempo a la sensación de saciedad de aparecer, por lo tanto nos dará más hambre.

2- No planificar las comidas

Planificar las comidas es parte clave del autocontrol. Se recomienda reservar un momento para planificar todos los menús de la semana de forma que no te salgas de tu plan nutricional. Saber cuándo comerás y qué comerás evita que desarrolles ansiedad sobre tus comidas. También te ayuda a evitar que compres comida chatarra cuando haces las compras, ya que sabrás de antemano que comida vas a preparar el resto de la semana. 

3- No desayunar

Saltarse el desayuno es uno de los errores más frecuentes que cometen las personas cuando se ponen a dieta. El desayuno pone en marcha nuestro metabolismo, si no desayunas el organismo retendrá la grasa para proveer reservas hasta la siguiente comida. Esto obstaculiza tu objetivo de bajar de peso. 

Algunos estudios afirman que consumir cinco comidas al día, contribuye a una menor prevalencia de sobrepeso y obesidad. Además, si en el desayuno consumes alimentos ricos en proteínas, es más probable que no sufras de antojos en el resto del día, debido al aporte proteico que ya recibiste desde temprano. 

4- No dormir bien

La falta de sueño hace que los niveles hormonales de tu cuerpo pierdan el equilibrio, lo que después afecta tus niveles de hambre al día siguiente. Dormir bien es la clave para bajar de peso, pues te provee de energía física y mental. Cuando no dormimos lo suficiente, la grelina aumenta, y esta hormona es la encargada de hacernos sentir hambre, mientras que la leptina disminuye, lo que evita que nos sintamos llenos al comer. 

Los expertos recomiendan hacer rutinas de relajación para dormir bien, o al menos acostarse temprano para dormir al menos de 7 a 8 horas. 

5- Eliminar los carbohidratos

Muchas personas se obsesionan con excluir los carbohidratos, bajo la creencia de que así bajarán de peso más rápido. Los carbohidratos son macronutrientes de los que no podemos prescindir, ya que son la principal fuente de energía para nuestro organismo. Debemos consumir carbohidratos al menos en una comida al día, por lo que no aumentarás de peso a menos que los consumas en exceso. 

Por otro lado, quizá quieras saber que controlar las grasas que consumen, lograrán un mayor efecto en el déficit calórico del día.  

6- El sedentarismo 

Creer que hacer ejercicio físico no es necesario, puede ser un hábito que te impide bajar de peso. Lo ideal para mejorar la composición corporal es combinar dieta y ejercicio, ya que debemos quemar las calorías que consumimos en nuestras comidas. El ejercicio es el medio por el cual convertimos las calorías en energía y evitamos que se transformen en reservas de grasa en el abdomen. 

7- Abusar de alimentos saludables

Que un alimento sea sano, no quiere decir que debamos abusar de él. En grandes cantidades, contienen altas cantidades de calorías y nos obstaculizan la bajada de peso. Por ejemplo, si consumes aguacate en exceso, puedes engordar más rápido, ya que, a pesar de que contiene grasas saludables, vitaminas y minerales, puede conducir al aumento de peso, si no mides su consumo. 

Los expertos recomiendan realizar nuestro menú según las indicaciones de cómo sería el plato perfecto: 25% de proteínas, 50% de verduras y hortalizas y 25% de hidratos de carbono.

8- Todo “light” 

Los productos light tienen menos calorías que los productos tradicionales. Sin embargo algunos de estos productos contienen edulcorantes, los cuales producen un efecto parecido al del azúcar en el organismo. En otras palabras, activan la insulina, lo que despierta el apetito y hace más probable que acumulemos las calorías sobrantes en forma de grasa abdominal.

Total
0
Shares

4 tipos de nueces que favorecen la salud de tu corazón

Sabrosos y versátiles, desde hace algunos años las nueces experimentan un período de popularidad, tanto por parte de…

También te puede interesar