5 opciones sabrosas para preparar avena con proteína

Total
27
Shares

Si eres un amante de la avena, muy la utilices día a día para tu bienestar. Pues a nivel mundial se conocen los beneficios de consumir o incluir esté cereal en tus comidas.

1-Avena con polvo de proteína

Nuestra primera opción será agregar un poco de polvo de proteína a tu plato matutino y así obtener un desayuno repleto de calidad alimentaria, qué te servirá para llevar toda la mañana como un campeón, sin mucho esfuerzo.

Para prepararla en casa necesitarás:

  • Media taza de copos de avena.
  • Una taza de agua.
  • Medio plátano en trozos o rodajas.
  • Una pizca de sal marina.
  • Media cucharadita de canela.
  • Media cucharadita de esencia de vainilla.
  • Una cucharada de proteína en polvo.

Preparación:

  • Preparar está delicia será tan sencillo cómo agregar la avena, las rodajas de plátano y la sal marina en una olla. Luego deberás poner un poco de agua en su interior y revolver para combinar todos los ingredientes. Después agregarás un poco de canela y vainilla, y calentaras la preparación a fuego alto sobre la hornilla durante 8 o 10 minutos, o hasta que se haya absorbido por completo el líquido de la mezcla. Te recomendamos revolver la preparación varias veces mientras se cocina, pues así te asegurarás de que el plátano se derrita completamente en la avena.
  • Una vez alcanzada una textura espesa y esponjosa, retira la avena del fuego y agrega el polvo de proteína. Sí notas que está demasiado espeso, agrégale un poco de agua o leche. Podrás pasar la vena a un tazón y disfrutar de su inconfundible y nutritivo sabor.
  • Sí lo deseas podrás decorar tu plato con un par de chips de chocolate o unas rodajas de plátano, antes de disfrutarlo.
  • En esta preparación tendrás 325 calorías 49 gramos de carbohidratos 26 gramos de proteína 5 gramos de grasa 206 mg de sodio 9 g de fibra y 11 g de azúcar en un tazón.

5 maneras de preparar avena proteica en casa

Ya te hemos dado una opción práctica y rápida de consumir una avena proteica. Pero sabemos que quieres más, es por eso que te contamos 5 maneras de sumar más proteínas a tu avena de siempre con unos sorprendentes ingredientes.

1-Avena con requesón

Este ingrediente le dará a tu avena una textura mucho más cremosa y aumentara el contenido de proteína en ella, pues una sola taza de requesón contiene un total de 25 g de proteína.

Entendemos que no vas a utilizar una taza completa en esta preparación, pero aún así, te aseguramos que tu tazón de avena quedará muchísimo más fortificado y  nutritivo. Así que si eres un amante del requesón, no dudes en agregarlo a tu plato de avena tibia.

2-Avena con clara de huevo

Otra manera sencilla de proteinizar tu avena es agregando un par de claras de huevo a esta mientras se cocina en la estufa. La clave para que tengas un plato delicioso y suavecito, será batir continuamente las claras de huevo mientras las agregas a la olla o cacerola en la que preparar la avena. Pues si dejas pasar mucho tiempo la clara de huevo se cocinará dejándote una buena cantidad de trozos grandes, qué de una u otra forma, no se verán tan apetecibles.

Una taza de claras de huevo tiene aproximadamente 26 g de proteína y, aunque de nuevo te avisamos que somos conscientes de que no agregarás una taza completa, su impacto será muy beneficioso para complementar tu desayuno.

3-Avena con yogur griego

De manera parecida al requesón,  el yogur griego puede aumentar las proteínas en tu avena, además de  sumarte los probióticos naturales de su estructura, los cuales siempre te caerán bien.

Te aseguramos que en un solo envase personal de yogur griego hay 17 gramos de proteína y,  estamos seguros de que en esta ocasión si lo agregarás por completo, dando como resultado una avena proteica deliciosa que funcionará con cualquier tipo de temperatura, ya sea fía o caliente. Así que tú podrás elegir el momento del día más práctico y cómodo para su preparación.

4-Avena con mantequilla de nueces o semillas

Agregar mantequilla de nueces o semillas es una manera increíble de aumentar la proteína en la avena. Puedes mezclarlo directamente con la preparación o ponerlo encima y darle aún más sabor a tus mañanas.

Para hacerlo tan solo necesitarás poner dos cucharadas de mantequilla de maní en tu taza de avena, qué tienen alrededor de 8 g de proteína, o reemplazarla por dos cucharadas de mantequilla de almendras, las cuales contienen aproximadamente 7 gramos de proteína. Ahora bien, si aún no te convences y las semillas son lo tuyo, la mantequilla de sol o de semillas de girasol será tu elección, teniendo un aporte proteico de 6 gramos en 2 cucharadas. Como siempre, la elección será tuya.

5-Avena con leche

Hemos llegado al final de nuestra lista de opciones para agregar proteína en tu avena y cerramos este Top 5 con una opción infaltable: avena con leche.

Una manera práctica e infalible de consumir una avena proteica es agregar a tu preparación un vaso de leche de vaca o de almendras, si es que eres intolerante a la lactosa. Pues 1 taza de esta bebida tiene aproximadamente 8 gramos de proteína.

Ahora tienes las opciones para que cada tazón de avena sea una experiencia de sabor y bienestar. ¡Solo te resta elegir!

 

Total
27
Shares

Prepara pollo asado en salsa de limón y romero

El pollo asado es un platillo ideal para una cena saludable. La receta de pollo asado en salsa…

También te puede interesar