21 cosas que debes aprender a tus 30 años sobre el cuidado de tu cuerpo y bienestar emocional

Total
0
Shares

A veces las diferentes ocupaciones que se tienen en el día a día, hacen que no prestes atención a lo que verdaderamente importa y es el cuidado de tu salud mental y física, incluso la variedad de información que circula en redes sociales sobre el cuidado personal resulta ser un poco confusa. Por ello antes de adoptar tendencias o modas, es importante que obtengas un conocimiento básico sobre tu propia salud física, mental y emocional. Estas son algunas de las recomendaciones a tener en cuenta para que logres encontrar un equilibrio en tu vida.

1-Practica la aceptación 

Actualmente se vive en una cultura de autolesiones, en donde la mayoría de las veces las mujeres son demasiado críticas consigo mismas y esto va relacionado a un estándar de belleza que nada tiene que ver con nosotras mismas, pero que a la final puede provocar ciertos trastornos. Es momento de que te aceptes como eres, esto no quiere decir que no des lo mejor de ti, solo es cuestión de no llegar a los extremos por la necesidad de encajar. Haz lo mejor que puedas pero sin castigarte, la vida es mejor de esta manera.

2-Escucha a tu cuerpo

la mayoría de personas siempre están en la búsqueda de médicos, nutricionistas y especialistas en uno u otro tema, que le indiquen qué plan de alimentación seguir, que hacer para mantener la tranquilidad en su vidas y un sinfín de cosas al respecto. Lo que no está mal, ya que es importante asesorarse.

Pero rara vez aprenden a escuchar a su propio cuerpo, a esa guía interna que indica lo que nos hace bien y lo que nos hace mal. Cada persona es distinta y solo el prestar atención a tu cuerpo ayudará a tomar las mejores decisiones. Por ejemplo a cómo te sientes después de consumir determinado alimento, qué situaciones te hacen sentir bien, es aprender a detectar lo que funciona para ti.

3-Préstale atención a tu energía

También es importante que aprendas a detectar qué hábitos diarios aumentan tu energía y cuales la reducen, una vez más se trata de centrar la mirada a ti misma, lo que te ayudará a tomar decisiones cada vez mejores todos los días. No solo se trata del aspecto físico, también de tu estado de ánimo, qué hábitos te deprimen y como puedes adaptarte a este tipo de situaciones.

4-Aprende a ejercitarte en casa

Mantener tu cuerpo en movimiento es clave para la salud en general, sobre todo a medida que pasan los años. Aunque debemos ser conscientes que cada vez el tiempo es más limitado y esta sigue siendo una de las excusas principales para no realizar actividad física, un entrenamiento en casa siempre será la mejor opción para hacer en cualquier lugar y momento del día.

5-Bebe agua todas la mañanas

Antes de cualquier cosa, trata de incluir en tu rutina matutina una buena dosis de hidratación, aunque no sientas sed es importante para el cuerpo beber agua después de permanecer varias horas en reposo. Además dará la pauta para que seas más consciente de la hidratación en el transcurso del día, incluso puedes añadir un poco de limón.

6-Encuentra un bocadillo saludable

Empieza por elegir un bocadillo que te guste y sea saludable para que puedas calmar tus antojos, de tal manera que te aleje de elegir productos procesados como las papas fritas, lo caramelos y demás. Por ejemplo hummus con palitos de verduras, palomitas de maíz sencillas, un batido casero, una galleta o barra con ingredientes integrales. Además será el comienzo para que empieces a experimentar más opciones saludables.

7-Disfruta de las verduras

Es entendible que no ames todas las verduras, pero puedes intentar en probarlas en una variedad de estilos. Si después de ello no te sigue gustando, no te preocupes. Por suerte la naturaleza ofrecen gran variedad de alimentos que pueden acomodarse a tus gustos, solo trata de que estén más presentes en tus preparaciones diarias para obtener una buena dosis de fibra, agua,  vitaminas y minerales para que tu dieta sea equilibrada. Lo que se verá reflejado en tu piel, la digestión, la circulación y el peso.

8-Consume alimentos ricos en probióticos

Incluir probióticos también resulta beneficioso para tu flora intestinal, los puedes adquirir de forma natural a través de diferentes alimentos fermentados como kim chi, chucrut, miso, encurtidos, kombucha, entre otros más. Solo busca el que más se acomode a tus gustos para que te ayuden a mantener un intestino fuerte.

9-Toma vitamina C

Las vitaminas son indispensable para fortalecer tu sistema inmunológico y la salud en general, las puedes adquirir a través de los alimentos, pastillas y gomitas de venta libre, aunque si lo deseas puedes consultar con un especialista para que estés más segura.

10-Toma vitamina D

Esta vitamina la puedes obtener a través del sol, siendo una de las mejores opciones para que tu cuerpo la absorba y así te mantengas saludable, sin embargo también está presente en otros alimentos por ejemplo en la leche y los huevos. Una de sus funciones principales es la de ayudar al cuerpo en la absorción del calcio, mineral importante para los huesos.

11-No bebas refrescos

Esta es la tentación de muchas y a donde quiera que vayas siempre van a estar presentes, pero lo cierto es que en una solo botella personal se encuentran grandes cantidades de azúcar y productos químicos que no le aportan nada bueno a tu cuerpo. Recuerda que el consumo de estas bebidas se ha relacionado con problemas de azúcar en la sangre, incluso pueden tener un efecto negativo en la capacidad del cuerpo para producir colágeno. Por ello es mejor encontrar otra alternativa que te guste.

12-Aprende a cocinar 3 cenas saludables

Aunque la comida a domicilio siempre será una opción rápida y deliciosa para alimentarse en lugar de permanecer horas en la cocina, su consumo frecuente no es aconsejable. Actualmente existen muchas recetas sencillas y completamente saludables que puedes aprender para cocinar en esos días en los que no quieras o tengas mucho tiempo para encerrarte en la cocina, pero que seguramente te sacarán de apuros.

13-Incluye alimentos muy nutritivos

El objetivo de la comida es que pueda nutrir a tu cuerpo. No se trata de comer lo menos posible, si no que se consuman alimentos de calidad para que favorezcan la salud lo más que se pueda. Es decir que los alimentos a consumir deben tener un alto contenido en vitaminas, minerales, proteína y grasas saludables. Por ello aprende a pensar en comida nutritiva más que  baja en calorías.

14-Aprende a calmarte cuando estés molesta

El camino del autodescubrimiento es largo, pero entre más nos entendemos a nosotros mismos, de la misma manera podremos aprender a lidiar con diferentes situaciones. Algunas herramientas que pueden llegar a ser de gran utilidad y que solo requieren de unos minutos al día son los ejercicios de respiración, la meditación y el yoga.

15-Ama tu cuerpo

La mejor forma en la que puedes demostrarle a tu cuerpo cuanto lo más, es a través de cada decisión saludable que tomes. Esto en cuanto a la práctica de actividad física, pero escogiendo aquella que disfrutes y te motive, lo mismo sucede con la alimentación, el descanso apropiado y la relajación. Todas son actividades que te nutren y fortalecen.

16-Busca información sobre la salud

Explorar sobre conceptos básicos acerca de cómo mantenerte saludable y prevenir enfermedades a través de elementos naturales, puede llegar a ser una gran opción. Ya sea la herboristería, la medicina funcional, la medicina tradicional china, se trata de invertir un poco de tiempo para informarte sobre filosofías saludables.

17-Conoce el historial médico familiar

Es de suma importancia conocer las diferentes situaciones relacionadas con la salud, por las que han tenido que atravesar los diferentes integrantes de tu familia. Esto te permitirá prestar más atención a tu salud y a que estés en contacto con tu médico para chequeos frecuentes. Todo como una forma de prevención para que tu calidad de vida no se vea tan comprometida.

18-Maneja tu periodo

Tu salud íntima también debe preocuparte y tu periodo es la indicación de lo que puede estar sucediendo en tu interior, es de suma importancia que seas más consciente de cómo es tu ciclo menstrual para que ante cualquier alteración consultes al médico. Sin dejar a un lado los exámenes correspondientes cada año y sin excusas.

19-Tómate un descanso

La vida ahora es más ajetreada y en tratar de cumplir con tantas cosas a la vez, simplemente nos olvidamos de darle al cuerpo el descanso que necesita y a lo que puede pasarle factura en cualquier momento. Es importante que aprendas a tomar descansos en tu jornada laboral y en la no laboral, también se necesita de un respiro entre las múltiples actividades del hogar. Toma aire fresco y busca refrigerios simples pero ricos en proteínas y grasas saludables, para obtener la energía necesaria hasta la próxima comida.

20-Crea una rutina nocturna

No solo se trata del cuidado facial y corporal antes de irte a dormir, incluir un espacio para la reflexión cada noche te ayudará a disfrutar más de la vida, de adaptarse fácilmente a las cosas que importan y sobre todo aprenderás algo diario, lo que te ayudará a crecer para tratar de ser la mejor versión de ti.

21-Tener en cuenta algunos suplementos

Actualmente puedes encontrar miles de productos exóticos que permiten beneficiar tu cuerpo en varios aspectos al mismo tiempo, pero mantienen costos elevados. Si lo que deseas es incluir algún complemento, trata por aprender y probar un solo ingrediente a la vez que pueda satisfacer tus necesidades, aunque lo recomendable siempre será acudir al médico.

Total
0
Shares

Estas son las bebidas más recomendadas por los nutricionistas para tomar en las primeras horas de la mañana

Beber algo a primera hora de la mañana es una de las formas en las que muchas personas…

También te puede interesar