10 hábitos matutinos que te hacen ver 10 años más viejo

Total
59
Shares

Existen algunos hábitos que pueden estar perjudicando la apariencia de la piel, logrando que luzca con poca luminosidad, hidratación y con un aspecto envejecido. Por ello es importante saber cuidar de nuestro rostro, al evitar ciertas acciones e incluir productos que le aporten variedad de nutrientes.

En esta ocasión veremos 10 formas en las que poco a poco estas acabando con la belleza natural del rostro, prácticamente sin darte cuenta. También ofrecemos algunos consejos para mejorar su apariencia, sin la necesidad de exponerse a diferentes procedimientos sumamente invasivos.

1-Abusar del maquillaje

El maquillaje es indispensable para la mayoría de las mujeres, pues no solo nos permite vernos bonitas, también ayuda con la seguridad y el dar a conocer nuestra personalidad. Sin embargo los excesos jamás serán buenos, y el aplicar demasiada base seguido de polvos, hace que se acumule en los pliegues del rostro y las líneas de expresión sean más notorias, en especial en épocas de invierno cuando más reseca se encuentra.

Es recomendable usar productos que cubran bien, pero que sean más ligeros, es decir que no ofrezca ese aspecto pastoso. En pieles maduras es importante usar productos con ácido hialurónico para atenuar las líneas de expresión y aplicar el maquillaje con una esponja suave.

2-Falta de hidratación

Muchas mujeres tienden a reemplazar el consumo de agua, con otro tipo de bebidas como el té o el café, sin embargo el beber este preciado líquido es importante para mantenerse hidratado y que la piel pueda lucir radiante. No beber lo suficiente, puede lograr que los poros sean más visibles y que el rostro no sea tan flexible como quisiéramos.

3-No realizar actividad física

Mantener el cuerpo en movimiento a través del ejercicio en cualquiera de sus modalidades, es una gran alternativa para mejorar la salud en general y la apariencia del cuerpo, como lo es la piel. El realizar actividad física frecuentemente permite aumentar la circulación en el rostro y mejorar la humedad en la zona, así como prevenir el envejecimiento celular.

4-No incluir productos para el contorno de ojos

La zona alrededor de los ojos es una de las partes del rostro en las que más se puede notar el cansancio, el estrés y los malos hábitos alimentarios, por lo el rostro llega a verse bastante envejecido. Entonces es importante cuidar la zona e incluir productos para el contorno de ojos tanto en la rutina de belleza de la mañana, como en la de la noche.

Por ejemplo el buscar opciones que tengan ácido hialurónico para las arrugas o cafeína para los círculos oscuros, sin dejar a un lado el uso obligatoria de protector solar que sea especial para su tipo de piel.

5-Excederse con la limpieza de la piel

La limpieza en las mañanas y las noches es fundamental para eliminar  residuos de maquillaje e impurezas que se recogen en el transcurso del día. Pero el excederse con los lavados del rostro puede llegar a ser contraproducente, pues elimina los aceites naturales y con ello aparece la sequedad, sobre todo en pieles maduras en donde la grasa natural es menor. Todo esto hace que los poros se vean más y la apariencia del rostro sea bastante opaca.

6-No invertir en lentes

No solo debemos protegernos con cremas, sueros y demás productos cosméticos, pues el uso de lentes también juega un papel importante para que el contorno de los ojos no se vea tan afectado. Pueden evitar la aparición de arrugas de forma temprana y mejorar la salud visual, por lo que favorecen la apariencia juvenil.

7-No incluir sueros

No solo debemos usar protector solar para protegernos del daño nocivo de los rayos UV sobre la piel, pues también es necesario incluir algunos sueros dentro de la rutina de belleza. El usar un suero antioxidante en la mañana, antes de la crema hidratante puede ayudarle a cuidar la piel de los diferentes contaminantes que la pueden dañar, algunas formular vienen enriquecidas con vitamina C, vitamina E, té verde o licopeno.

8-Exceder el consumo de azúcar

Los carbohidratos refinados y los azúcares deben eliminarse de la dieta o reducirlos poco a poco, pues no aportan nada positivo para nuestra piel y la salud en general. De acuerdo con los especialistas, el consumo de este tipo de productos elevan los niveles de azúcar en la sangre, que al unirse con el colágeno que es el que le proporciona elasticidad en la piel, tiende a provocar rigidez. En lugar de ello adopte hábitos saludables al incluir ácidos grasos omega 3, diferentes frutas y verduras.

9-Falta de productos con retinoides

A parte de usar obligatoriamente protector solar, también puede incluir retinoides, ya que son bastante conocidos por sus propiedades antienvejecimiento. Se dice que aumenta la producción de colágeno, hace que los poros no sean tan notorios y favorece la renovación celular.

Pero tenga en cuenta las siguientes recomendaciones: Si su piel es sensible empiece por usar un producto de venta libre, ya que tiene menos concentración de este ingrediente. No debe aplicarlo en las mañanas, solamente en las noches para que la piel no esté expuesta a quemarse. Finalmente use poca cantidad y lejos del contorno de ojos.

10-no incluir tratamientos para el cabello

Por último pero no menos importante, debe cuidarse el cabello, pues su apariencia también nos suma o nos quita algunos años de encima. Para que el cabello se vea saludable y con volumen puede intentar con mezclas naturales o productos como el tratamiento estándar de oro, para detener el envejecimiento de las células capilares a causa del calor, el sol, la playa o la piscina.

Total
59
Shares

6 errores en su salud que las mujeres cometen a sus 40 años y que deben corregir ahora mismo

Es inevitable que a medida que pasen los años no ocurran cambios en nuestro cuerpo, pero se deben…

También te puede interesar