Receta de pastel con maicena y crema de vainilla

Total
4
Shares

¿Buscas un postre que sea fácil, económico y por supuesto, delicioso?, entonces prueba esta receta de tarta cremosa con un agradable sabor a vainilla. No vas a necesitas horno o galletas, por lo que su preparación será sencilla. Además, la mayoría de sus ingredientes son fáciles de adquirir en el mercado, necesitarás harina de trigo, mantequilla, azúcar, huevos, maicena, nata líquida y esencia de vainilla. Una vez que tengas las capas listas, solo debes dejarla en la nevera. Aquí están los pasos.

Pastel con maicena y crema de vainilla

Créditos: Recetas de Esbieta

Este tipo de recetas son perfectas para disfrutar en cualquier momento, pero en especial durante el verano, ya que estará fría y refrescará. También son la mejor opción para quienes no son expertos en la cocina o no cuentan con todo lo necesario para un preparar un pastel tradicional. Sin embargo, deberás tener paciencia, ya que pasarán varias horas para que pueda cuajar.

Esta tarta por si sola es estupenda, pero si lo deseas puedes agregar chocolate blanco rallado u otros toppings, por ejemplo, arándanos, frambuesas, fresas-, uvas pasas o frutos secos. No se recomiendan usar cremas o mezclas demasiado dulces, pues el postre ya incluye suficiente azúcar. La receta alcanzará para aproximadamente 6 porciones de buen tamaño.

Primer paso

  • Los primero que harás será tamizar 250 g de harina de trigo en un tazón, la harina que vas a usar es la normal, la de todo uso. ¿No sabes lo que es tamizar?, básicamente se trata de pasar la harina por un colador fino, lo que ayudará a airearla para que no se formen tantos grumos y el resultado sea esponjoso. Así que, la harina tamizada es más fina.
  • Después, añádele 60 g de azúcar y rállale 150 g de mantequilla, recuerda que debe estar bien fría para que puedas usarla de esta manera. También puedes untarla con un poco de harina, para que no se forme una pelota de mantequilla.
  • Ahora tritura todo con tus dedos limpios hasta obtener una miga. Vierte la mezcla en un sartén y cocina a fuego medio hasta que se dore, pero recuerda revolver constantemente para que no se queme, ya que podría volverse algo amarga.
  • Una vez que tenga un bonito color dorado o nuez, ya estará lista. En ese momento vierte en un plato y deja enfriar.

Segundo paso

  • En un recipiente aparte debes romper dos huevos, añadir 120 g de azúcar y un sobre (8 g) de azúcar de vainilla, si no tienes este último ingrediente, puedes reemplazarlo por esencia de vainilla. Mezcla todo con un batidor de globo.
  • A continuación, agrega 50 g de almidón de maíz o maicena. De nuevo mezcla bien y luego añade de golpe 500 ml de nata líquida 35% MG caliente o crema de leche. Vierte el líquido en una olla y colócalo a fuego medio-alto.
  • Sin para de remover debes esperar hasta que la mezcla espese. Es muy importante no dejar de revolver para evitar la formación de grumos. Si esto sucede, un buen tip es apartar la olla del fuego y batir hasta que desaparezcan.

Últimos pasos

  • Cuando la crema logre espesar, déjala unos minutos más. Si ves que se está despegando de la olla, entonces está lista.
  • Añade una pizca de sal a la crema, revuelve e incorpora 25 g de mantequilla, removiendo hasta que se derrita.
  • Coloca la crema en un plato y prepárate para montar la tarta. Aquí puedes usar el anillo de un molde, de esos desmontables y que esté forrado. Coloca una capa de la miga en el fondo, aplanándola con una cuchara.
  • Después, distribuye una capa de la crema y repite con una capa de miga. Si lo deseas, en la última capa, coloca un poco de chocolate blanco rallado. Guárdala en al nevera de 6-8 horas, incluso puedes dejarla toda la noche.
  • Finalmente, empieza a desmoldar con cuidado, córtala y disfrútala, ya sea sola o con tu bebida favorita, ¿qué tal una taza de café, leche o una infusión? También es una alternativa para las reuniones familiares en lugar de comprar tortas.

Disfrutar de un rico postre es posible dentro de una alimentación equilibrada. Puedes darte gustos siempre que no exageres en su consumo y que le des prioridad a alimentos de calidad en tu día a día, como frutas, verduras, grasas buenas y proteína.

Total
4
Shares

Sentadillas diarias: ¿Cuántas necesitas hacer para tonificar tus glúteos?

Las sentadillas hacen parte de la rutina de ejercicios más común que puedas encontrar, esto se debe a…

También te puede interesar