¿Por qué mi cuerpo retiene agua?. Cómo puedo tratar la hinchazón por acumulación de líquidos

Total
0
Shares

Si te sientes inflamada, no te quedan las joyas en  los dedos, tiendes a acumular líquidos en las manos, en los pies, en el estómago, en los tobillos y párpados, sientes que la ropa no te queda y que pesas más al llegar la noche, probablemente, tengas problemas de retención de líquidos, para estar segura, oprime con tus dedos en la parte donde sientes que almacenas agua, y si la señal de los dedos tarda en desaparecer varios segundos, quiere decir que sí; no obstante revisa los otros síntomas, que te vamos a contar en su momento, durante el desarrollo del tema, razones por las cuales retienes agua en el cuerpo.

Nuestro cuerpo es en su mayoría agua, la variación oscila entre el 50% y el 70% dependiendo del ciclo vital en el que nos encontremos, durante, las primeras etapas de vida este elemento, es mayor en porcentaje y conforme envejecemos perdemos ese porcentaje, y se encuentra distribuida en todo el organismo. Dentro y fuera de las células, el cuerpo humano es tan perfecto que el mismo regula y equilibra el agua; No obstante, cuando este balance se pierde aparece la retención de líquidos, por consecuencia, se crean, los edemas, siendo estos, el aumento exagerado del volumen de líquido en el intersticio; es decir, el liquido intersticial es aquel, que cubre las células y tejidos del organismo humano. El edema, se nota visiblemente al presionar la piel, pues esta queda marcada (hendidura), cuando se hace presión.

Además, de ser un problema de salud, también, es una preocupación a nivel estética de toda mujer, pues, atacar la retención de agua, es una de las acciones que se deben ejercer cuando se desea controlar en talla, reducir peso y tonificar el cuerpo.

Síntomas

Entre los síntomas más comunes, encontramos, pesadez en el cuerpo, cansancio, fatiga, inflamación en las extremidades, tobillos, pies, en las manos, muñecas, zona abdominal, en el rostro y párpados, piel brillante, tensa o apretada, aumento de peso sin explicación, entre otros. Estos síntomas se producen por muchas razones, por las que el organismo rompe la armonía, entre el agua que consumimos y la que eliminamos.

Causas

Dentro de los factores de riesgo que materializan el problema tenemos, casos leves y casos graves. Los casos leves se deben a diversas razones: consumo en demasía de sal,  inadecuada hidratación, cambios hormonales, estilo de vida sedentaria, largas horas sentado o en pie.

Por su parte, los casos graves, de atención y cuidado, se deben a causas más complejas y patológicas: Enfermedad renal (síndrome nefrótico), insuficiencia hepática (cirrosis), déficit de nutrientes por desnutrición, insuficiencia cardiaca, síndrome de mala absorción, lipedema o celulitis, mixedema por hipotiroidismo, linfedema primaria y secundaria, insuficiencia venosa crónica, obstrucción venosa y a los resultados adversos de algunos fármacos, que se utilizan para el tratamiento de diabetes, hipertensión, uso de corticoides, antinflamatorios y hasta anticonceptivos.

Complicaciones

Dentro de las complicaciones de los edemas se encuentran, cambios en la pigmentación de la piel, desequilibrio en la sudoración, fragilidad cutánea, pérdida de vello, se originan linfedemas, trombosis, trombosis linfática e insuficiencia venosa, entre muchas más.

Tratamiento

En los casos leves, que son para causas del sedentarismo, abuso de sal y cambios hormonales, se sugiere, que las personas modifique sus hábitos alimenticios y de vida , modere su ingesta de sal, consuma alimentos diuréticos, depurativos y opte por practicar actividad física, si por su actividad laboral permanece mucho tiempo en pie o sentada, implemente pausas activas durante la jornada de trabajo y en casa tome medidas posturales, eleve las piernas mínimo por 15 minutos, realice estiramiento en las piernas y en las extremidades superiores. Por otra parte, para los casos graves, dependerá de la causa  que la precede.

Total
0
Shares

3 ejercicios que no pueden faltar en tu rutina para espalda

A la hora de ejercitar tu espalda son muchas las opciones que existen para incluir dentro de tus…

También te puede interesar