Beneficios nutricionales de las hierbas y especias: 4 recetas para probar

Total
4
Shares

Existen muchos alimentos que son realmente beneficiosos para el cuerpo y deberían incluirse en la dieta con más frecuencia, pero lo que pocos saben es que las hierbas y especial también pueden ser favorecedoras. No solo les dan ese sabor a nuestras recetas, cuentan con propiedades que puedes llegar a mejorar tu salud con el tiempo.

¿Cuál es la diferencia entre las hierbas y especial?, ya que se usan para lo mismo, algunas personas tienden a confundirlas, así que aquí te lo aclararemos. Las hierbas provienen de las hojas de las plantas, mientras que las especias se pueden obtener de cualquier parte de la planta, como la raíz, la corteza, el fruto o las semillas. Las especias cuentan con un olor más potente que las hierbas, por ejemplo, la canela, clavo, cúrcuma y pimienta.

¿Cuáles son los beneficios para la salud?

Tanto las hierbas como las especias, se han usado desde hace siglos con fines medicinales, por lo que sin duda alguna deberían incluirse en muchas de tus preparaciones. A continuación, te explicamos las razones.

  • Tienen propiedades antibacterianas y antiinflamatorias: varias hierbas y especias, como el orégano, comino, tomillo, canela y clavo, ayudan a combatir enfermedades gracias a su capacidad antibacteriana y antifúngica. La cúrcuma es ampliamente conocida por sus propiedades antiinflamatorias, así que brindaría apoyo en la artritis y el síndrome metabólico. Otras opciones son jengibre, orégano, clavo, canela y ajo.
  • Son ricas en antioxidantes: en este grupo se encuentra el clavo, menta, canela, orégano, tomillo y salvia, solo por nombrar algunas. Pueden prevenir la aparición de múltiples enfermedades, incluso el cáncer.
  • Apoyan la salud del corazón: la albahaca, el jengibre y fenogreco son algunos ejemplos de las tantas opciones que se han relacionado con beneficios para reducir los niveles de colesterol.

 1. Tabule 

El tabule es una ensalada de la cocina árabe, deliciosamente vegetariana. Para empezar, debes dejar remojando una taza de Bulgur, alrededor de 10 minutos. Después, con ayuda del colador, exprimirás el agua de este.

Alista una olla y añade el bulgur, junto con dos tazas de perejil picado, una taza de hierbabuena picada, media taza de jugo de limón, tres cebolletas picadas, dos o tres cucharadas de aceite de oliva, tomates rojos cortados en trocitos y sal (puedes añadirle pimienta). Una vez logres mezclar todo, tendrás un delicioso acompañamiento.

2. Pasta con hierbas 

Para esta receta solo debes cocinar la pasta según las indicaciones del empaque. Por otro lado, trituráremos 25 gramos de pistachos, para ser mezclados con 10 gramos de pan rallado; puedes añadir sal y pimienta molida al gusto. Tuesta la mezcla en un sartén por algunos minutos.

En una cacerola, agrega tres dientes de ajo picado, una cucharada de pimentón picante, cuatro cucharadas de aceite de oliva, una cucharada de tomillo, una cucharada de orégano seco y no olvides añadir sal con pimienta al gusto. Deja cocinar por unos 10 minutos, hasta que veas que el ajo se caramelizó, para después añadir 90 gramos de aceitunas, dejando en el fuego durante 5 minutos más. Ahora mezcla la pasta con todos los ingredientes.

3. Pollo a las finas hierbas

Para empezar, debes sacar la mantequilla del refrigerador, para que vaya aclimatándose. Seguidamente arregla el pollo, de tal manera que los dividas en dos partes, pica cebolla en aros de aproximadamente 1 cm. Después retira muy bien la tierra de las papas, pélalas, córtalas en cuatro e introdúcelas en un recipiente con agua.

Corta dientes de ajo, pica hojas de eneldo, tomillo, romero y albahaca, para mezclarlas con mantequilla, no olvides agregar la sal y pimienta al gusto. Una vez todo esté bien combinado, usa la mantequilla para ponerla sobre el pollo, luego introdúcelo en el refrigerador por 1 hora. Mientras tanto calienta el horno a 180°C.

Ubica una bandeja refractaria y realiza una cama en aros de cebolla para el pollo, acomoda las papas en las esquinas y agrega un chorrito de vino blanco sobre el pollo. Mete la bandeja al horno por 50 minutos y listo.

4. Crutones de pan con hierbas

Créditos: gastroamantes.com

Con esta receta podrás usar las sobras de pan, además los crutones son especiales porque sirven para acompañar purés y gazpachos. Podrás hacerlos en 10 minutos, ¡fácil y rápido!

Solo debes quitar cuidadosamente la corteza del pan y cortarlo en cuadritos. Pica hierbas aromáticas como romero y tomillo, añade también perejil y salvia. Une el pan con las hierbas en un sartén y añade una cantidad mínima de aceite de oliva, la idea es tostarlos, no freírlos. Déjalos allí hasta que estén dorados.

Total
4
Shares

7 ensaladas tibias para la cena

Hay que aceptar que últimamente suceden bastantes cambios en el clima, pasamos del calor extremo a un frío…

También te puede interesar