Sorprende a tu familia con esta exquisita receta de pastel de papa y pollo cremoso

Total
0
Shares

El pastel de papa con pollo es una excelente opción si buscas comer algo especial, nutritivo, rico y fácil el cual se presta para llevar en un envase para el trabajo o a la universidad, lo puedes acompañar con una deliciosa ensalada césar o unas rebanadas de pan tostado, por eso si quieres sorprender a tu familia o a tus amigos con un plato rico para almorzar te aseguro que esta receta es la ideal, ya que los ingredientes son fáciles de conseguir, el proceso de preparación es sencillo y el resultado es increíble; así que sigue el paso a paso con atención y disfruta de este pastel de pollo cremoso con papa.

Ingredientes:

Ten en cuenta que las cantidades de estos ingredientes pueden ser más o menos de acuerdo a tus necesidades nutricionales o de tu gusto.

  • 750 gramos de papa.
  • 600 gramos o 1 pechuga y media.
  • 2 cebollines o cebolla de verdeo.
  • 2 ramas de apio.
  • 1 pimentón rojo.
  • 1 tomate.
  • 1 zanahoria pequeña.
  • 1 cebolla cabezona blanca.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • 50 gramos de queso parmesano.
  • 100 gramos de queso Mozzarella.
  • 30 a 40 gramos de mantequilla.

Preparación:

  1. Inicia lavando muy bien las papas para quitarles toda la suciedad, luego retírales el pellejo y córtalas a la mitad si están muy grandes de manera que quede todo simétrico, así asegurarás que el tiempo de cocción sea por igual por cada porción de papa. Mételas en agua para que no se oxiden y reserva.
  2. Calienta una olla con agua y después que esta rompa hervor verte la papa para dejar a fuego medio hasta que estas queden totalmente blandas. Agrega sal para aportarle sabor y mezcla.
  3. Posteriormente para cocinar la pechuga pon a hervir en otra olla agua, agrega 1 ajo, sal y pimienta al gusto, el ¼ de apio en rama y el cebollín o cebolla de verdeo. Deja cocinar a fuego medio alto de unos 20 a 30 minutos y después retira del fuego y desmecha con ayuda de dos tenedores estando caliente.
  4. Mientras tanto, lava y corta 1 zanahoria en láminas para después hacer bastoncitos y luego cubitos muy finitos con estas sin la cáscara. Este mismo procedimiento repítelo con el resto de verduras para que sea más fácil de cortar como: el pimentón, el apio, la cebolla cabezona blanca y el tomate.
  5. Continúa con la preparación la maceración de la papa cuando estas estén blandas, así que retira el agua y vértelas en un bol inmediatamente estando calientes para que el puré quede excelente. Luego con un tenedor termina de triturar los pedazos grandes que quedan hasta dejar una mezcla bien suave.
  6. Agrégale sal, mantequilla, queso mozzarella rallado y queso parmesano al puré de papa, mézclalo con una cuchara o el mismo tenedor para que quede con una consistencia más cremosa y suave. Tapa con papel vinipel y reserva para más adelante.
  7. Calienta una sartén antiadherente con un chorrito de aceite de oliva extra virgen para freír la cebolla cabezona finamente picada, inmediatamente pon ajo en polvo o un diente de ajo machacado, el tomate en cubos, sal y pimienta recién molida al gusto, deja cocinar por 5 minutos a fuego medio. Puedes agregarle todas las especias que tu quieras a este guiso.
  8. Luego de este tiempo integra el pimentón rojo, el apio en rama picado y la zanahoria, deja por 5 minutos más y agrega la pechuga previamente desmechada; integra y verte un poco de caldo que te sobró en la cocción de la proteína. Es importante que dejes cocinar por aproximadamente 5 minutos más a fuego bajo.
  9. Toma una refractaria, ponle mantequilla alrededor y pan molido para que se facilite cortar y sacar el pastel. Comienza creando una cama de puré de papa bien lisa y uniforme extendiéndola por toda la base con ayuda de una cuchara; un tip es mojar la cuchara en un baso con agua para que no se pegue y así sea más fácil trabajar.
  10. Una vez tengas lista la base, es momento de integrar la pechuga mezclada con las verduras para seguir con la siguiente capa de todo el sofrito que hiciste en el punto 7. A continuación coloca otra capa de puré y recuerda dejarla bien firme, lisa y uniforme.
  11. Al final colócale por encima queso mozzarella para que se gratine. Lleva la refractaria al horno precalentado por 40 minutos a 180 grados centígrados y listo.
Total
0
Shares

Dale un toque mágico a tu hogar con estas suculentas moradas

Cada vez es más habitual decorar los hogares, oficinas y jardinerías con suculentas de diferentes tipos pues estas…

También te puede interesar