Receta de carlota de limón: esponjoso y sabroso

Total
0
Shares

Carlota es un postre de origen francés que se prepara en un molde alto con bizcocho o galletas, al igual que con diferentes rellenos alternados en capas. No requiere horneado y se sirve frío, por lo que es una excelente opción para compartir en una fecha importante y aquí te enseñaremos el paso a paso. Se trata de una receta fácil, no necesitas ser un experto en la cocina y tampoco reunir demasiados ingredientes. Solo usarás leche, leche condensada, leche evaporada, galletas, limón y gelatina.

Receta sencilla de carlota de limón

Esta es una opción de postre económica en comparación a otro tipo de recetas, además es rápida y aporta frescura, lo que permite que también sea perfecta para días muy calurosos. Es una tarta súper cremosa y el sabor es increíble, así que lo más probable es que a todos les encante y por supuesto, te servirá para consentir a esa persona especial con un detalle casero.

Preparación para la carlota de limón

Básicamente tendrás que mezclar las leches con la gelatina y el jugo de limón fresco en la licuadora, para obtener la crema. Después, debes intercalar la mezcla con capas de galletas María en un molde y llevar al refrigerador para que cuaje.

No necesita decoración, pero puedes usar un poco de ralladura de cáscara de limón o con hojas de menta. Otra opción es colocar en el centro crema batida, espirales de cáscara de limón y galletas mini, todo dependerá de los gustos o creatividad.

Primer paso

  • Agrega 1 sobre (7 g) de gelatina sin sabor a un vaso con 4 cucharadas de agua a temperatura ambiente. Mezcla bien para que el polvo se disuelva y no queden grumos, luego deja reposar por aproximadamente 10 minutos.
  • Pasado el tiempo, notarás que la gelatina o grenetina está firme. En este punto necesitarás fundirla, ya sea a baño María o en el microondas solo por algunos segundos. Cuando esté líquida resérvala por un momento, la usarás más adelante.
  • Nota: la gelatina o grenetina es opcional, se incluye en la receta para que al momento de desmoldar, dure más tiempo frime. Si no deseas agregar este ingrediente, no hay problema, solo cuida que el postre esté siempre en el refrigerador y sacarlo únicamente para tomar las porciones.

Segundo paso

  • Agrega al vaso de la licuadora 1 lata (360 g) de leche evaporada. Si no la encuentras, puedes usar la leche normal.
  • Ahora añade 1 lata (387 g) de leche condensada, luego vierte la gelatina que ya preparaste.
  • Enciende la licuadora y cuando esté en movimiento, vierte 1/2 taza de jugo de limón fresco y previamente colado.
  • Cuando añadas el limón, notarás que la mezcla se espesa, pero esto es completamente normal.
  • Al final, tendrás una mezcla con una consistencia súper cremosa, ideal para empezar a formar las capas.

Tercer paso

  • Coloca la primera capa de la mezcla en un molde forrado con papel film, así será más fácil el proceso de delmodar.
  • Ahora formarás la siguiente capa con galletas María, pero antes debes remojarlas rápidamente en 1/2 taza de leche.
  • De nuevo, coloca otra capa de la mezcla entre leche y jugo de limón, ayudándote con una espátula o cuchara.
  • Sigue con las galletas y repite el proceso. La cantidad de galletas que gastarás es de aproximadamente 1,1/2 paquete.
  • Nota: cuando la carlota esté lista para consumir, te darás cuenta que remojar galleta por galleta en leche ayuda a que queden en perfecta armonía en cuanto a la consistencia con el resto de los ingredientes.

Cuarto paso

  • Una vez que termines con las capas, lleva el molde al congelador durante 1 hora, después de eso si podrás pasarlo al refrigerador. Así que, la primera parte debe ser con bastante frío para obtener el bloque que estamos buscando.
  • Pasada la hora en el congelador, verifica que tenga la firmeza suficiente al tocarla con el dedo o una cucharita.
  • Tira un poco del plástico que está por todo el alrededor, para asegurarte que se despegue y facilitar el retiro del molde.
  • Después, coloca un plato encima y voltea el molde. Tu postre está listo para cortar, compartir y disfrutar de inmediato.
  • Nota: si no usas la gelatina sin sabor o la grenetina, entonces córtala en el mismo molde y pasa el trozo a un plato para consumirla, de lo contrario podría desbaratarse. En cuanto al molde, puede ser uno que mida 13 x 24 x 6 cm.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Total
0
Shares

Los 4 ejercicios para tonificar tu cuerpo como las Kardashian sin cirugías

¿A quién no le gustaría tener el cuerpo de una Kardashian? Creo que todas alguna vez hemos deseado…

También te puede interesar