Reafirma tu piel con estos exfoliantes caseros de fresa y banana

Total
0
Shares

Tener piel flácida es un tema de preocupación en muchas personas, pues por lo general aparecen en partes como la cara, el cuello, los brazos y el abdomen, siendo motivo de inseguridad. Este problema es la causa a diferentes factores, entre los que se encuentra la reducción de colágeno a medida que se envejece o el perder mucho peso. También se debe a varios años de exposición al sol sin protección, pues esto afecta la elastina con el tiempo, lo que provoca flacidez prematura. Sin embargo, en la lucha contra la flacidez no solo se trata de acudir a un consultorio médico, las cremas reafirmantes y algunos ejercicios faciales mejoran la situación.

La prevención siempre será un gran aliado cuando se trata de mantener la piel hermosa, es importante concentrarse en cuidar de ella a través de un estilo de vida más sano. Esto incluye dejar de fumar, dormir bien, realizar ejercicio y otras actividades que promuevan la calma para controlar niveles elevados de estrés. No te olvides de usar siempre protector solar y obtener los nutrientes necesarios de tu alimentación, así como de diferentes productos al usarse de forma frecuente. Por ejemplo con estas mascarillas sencillas y naturales.

Exfoliante de fresa natural

Esta deliciosa fruta, que tanto nos gusta en jugos y postres, también es una buena opción para el cuidado de la piel gracias a sus propiedades. Las fresas ayudan a eliminar las células muertas, solo aplícate una crema natural como la que verás a continuación y masajea de forma circular, así vas a obtener una piel suave.

Preparación 

  • Para esta mascarilla necesitas 7 fresas trituradas y una cucharada de crema agria. Revolver ambos ingredientes y cuando esté lista la mezcla, se aplica directo en las zonas afectadas, déjala actuar 10 minutos y  retira con agua templada. Repite el tratamiento dos veces por semana. Recuerda que masajear es una herramienta que amplifica los efectos de la crema, ya que aumenta el flujo sanguíneo.

Mascarilla de plátano

Las bananas contienen nutrientes esenciales para la piel como vitamina C y vitamina B6 que juegan un rol vital en mantener la elasticidad de la piel. Además, la gran presencia de antioxidantes y manganeso protegen las células del daño causado por los radicales libres que conducen a un envejecimiento prematuro. Por si fuera poco, los plátanos contienen un 75% de agua que ayuda a mantener la piel hidratada.

Preparación 

  • Mezcla 1/2 banana con una cucharada de polvo de sándalo y media cucharada de miel. Deja actuar durante 20 a 25 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Es ideal para la piel grasa porque el sándalo ayuda a eliminar el exceso de sebo, pero también permite restaurar la humectación perdida, repara la piel dañada, seca y sin vida.

Crema de fresa, plátano y yogur

Esta opción te ayuda a hidratar y calmar la piel a medida que la limpia, las fresas también se destacan por ser una buena fuente de antioxidantes que protegen contra el daño de los radicales libres. Con su aplicación obtendrás un rostro más brillante, terso y saludable. Su preparación te tomará 10 minutos y rinde para 2 porciones. Se recomienda aplicarla de inmediato, pero puedes guardarla bien en el refrigerador de 1 a 2 días.

Preparación 

  • Lava bien 5 fresas y tritúralas en compañía de 1 plátano, puedes hacerlo a mano o con un procesador de alimentos. Por otro lado en una caldera doble calienta un poco 1 cucharada de miel pura, recuerda que debe estar tibia para evitar lastimarse. Pruébela en tu muñeca y cerciórate que la temperatura sea la adecuada. Ahora agrega la miel con 2 cucharadas de yogur natural a la mezcla de frutas.
  • Recoge tu cabello, lava bien tu rostro y el cuello. Aplica la receta sobre la piel limpia y seca, evitando los ojos y la boca. Deja actuar de 20 a 25 minutos, mientras te relajas. Después enjuaga con abundante agua y seca a toques, repite este proceso cada semana como complemento a la rutina de cuidado.
Total
0
Shares

¿Aún no has logrado bajar de peso? esta dieta de remolacha te ayudará!

La remolacha es una hortaliza que puede consumirse cruda, hervida o en conserva. Su uso principal se da…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar