Qué es la vitamina C o el ácido ascórbico y en que alimentos la puedes encontrar

Total
0
Shares

Este es un nutriente soluble en agua presente en una variedad de alimentos, entre los que se encuentran los vegetales y las frutas. Su consumo tiene efectos positivos en la salud de la piel, la función inmunológica, también es importante en la síntesis de colágeno, tejido conectivo, huesos, dientes y vasos sanguíneos. El porcentaje diario recomendado se encuentra entre los 90 mg, de lo contrario las deficiencias pueden ocasionar infecciones frecuentes. Una mala cicatrización de heridas, encías sangrantes, hematomas y debilidad, por lo que una dieta rica en vitamina C en fundamental para mejorar las condiciones de salud al prevenir muchas enfermedades.

Tu cuerpo no puede producir ni almacenar vitamina C, por lo que se debe consumir de forma regular y en cantidades suficientes a través de una buena dieta. Aunque las frutas cítricas son bastante conocidas por ser una gran fuente de este nutriente, lo cierto es que existen otras opciones igual de saludables y hasta pueden llegar a exceder las cantidades. Si incluyes estos alimentos en tus hábitos tus necesidades diarias estarán cubiertas.

Alimentos ricos en vitamina C

Mantener una dieta equilibrada a través de alimentos enteros es clave para que tu cuerpo se encuentre bien, ya que de esta manera obtienes fibra, vitaminas y minerales. La vitamina C también es conocida por ser un buen antioxidante, por lo que su consumo ayuda a proteger del daño que puedan causar los radicales libres en el cuerpo. Estos son 8 de las mejores fuentes de vitamina C a tener en cuenta para que te encuentres saludable.

Guayabas

Esta fruta tropical y de pulpa rosada es una gran fuente de vitamina C, proporciona alrededor de 126 mg, que es casi el doble de la cantidad que se obtendría al consumir una naranja. Se ha demostrado que la vitamina C juega un papel importante en el mantenimiento de un sistema inmunológico saludable, su consumo reduce la duración del resfriado común. También son bajas en calorías y aportan cerca del 12% de la ingesta recomendada de fibra, siendo un bocadillo saludable para favorecer el control del peso y puede beneficiar al sistema digestivo.

Pimientos 

El porcentaje de vitamina C presente en los pimientos amarillos dulces o morrones aumentan con su maduración. En solo 1/2 taza de 75 gramos puede proporcionar alrededor de 137 mg de vitamina C o el 152 % de los valores diarios recomendados. Esto también es importante para la salud de tus ojos y reducir el riesgo de cataratas.

Kiwis

Esta es otra fruta con un gran contenido en esta vitamina, un kiwi mediano podría contener alrededor de 71 mg de vitamina C, lo que significa el 79% de las necesidades diarias recomendadas. Su consumo reduce el estrés oxidativo, el colesterol y mejora la inmunidad. Los puedes comer solo, al agregar a tus gachas de avena, como toque final a tu yogur o pudín de semillas chía. De esta manera tendrás desayunos o meriendas saludables.

Brócoli

Media taza de brócoli cocina contiene cerca de 51 mg de vitamina C o el 57% de lo recomendable, Varios estudios han demostrado que el consumo de verduras crucíferas ricas en vitamina C podría reducir el riesgo de cáncer y enfermedades cardíacas. Otros de los alimentos a incluir son las coles de Bruselas con 49 mg en media taza cocida, también son una buena fuente de fibra, vitamina A, K ácido fólico, manganeso y potasio.

Col rizada

Esta es otra gran verdura para incluir en tus hábitos alimentarios, una taza cruda picada proporciona unos 80 mg de vitamina C que son el 89% de las necesidades recomendadas. Otra forma de aumentar el consumo de vitamina C es a través del perejil, dos cucharadas frescas contienen 10 mg lo que es el 11% de lo que se necesita.

Naranjas

Son una de las frutas más conocidas cuando se habla de la vitamina C, es refrescante y deliciosa. Una naranja pequeña proporciona 70 mg de vitamina C o el 78% de las necesidades diarias recomendadas, aunque también puedes tener en cuenta a otros cítricos como la toronja, mandarinas, limones enteros o jugo de limón fresco.

Fresas

Es una colorida y deliciosa fruta que le aporta a tu cuerpo tanto vitamina C, como manganeso, ácido fólico, flavonoides y otros antioxidantes. Estos son beneficiosos a la hora de prevenir enfermedades y mantener buena salud. Una taza de 152 gramos contiene 89 mg de vitamina C, esto es el 99 % de lo recomendado a diario.

Papayas

Una taza de 145 gramos de papaya puede contener 87 mg de vitamina C, que es el 97% de las necesidades recomendadas. Esto ayuda a que la piel permanezca más tonificada y radiante, puede mejorar la salud del corazón y reducir el riesgo de cáncer. Su consumo mejora la digestión gracias a la enzima llamada papaína, lo que puede ayudar con el estreñimiento y la hinchazón. Es deliciosa y versátil.

Total
0
Shares

Efectos secundarios de los métodos anticonceptivos

En la actualidad existen muchas opciones de acuerdo a las necesidades en cada persona que le permiten protegerse…

También te puede interesar