Prepara un delicioso pozole verde de puerco: ¡Rico y rendidor!

Total
0
Shares

El pozole es una sopa tradicional en México, que incluye granos de maíz, carnes, verduras y especias, pero existen variaciones según la región. Por ejemplo, el pozole verde es originario del estado de Guerrero, mientras que en Sinaloa, Sonora, Jalisco, Guanajuato, Hidalgo, Nayarit y Tlaxcala es más típico el pozole rojo. A continuación, te damos el paso a paso para una receta deliciosa y rendidora, pues alcanzará para alrededor de 12-15 personas.

Delicioso pozole verde

Para esta receta necesitas 750 g de nixtamal que se prepara con maíz cacahuazintle o bien, puedes hacerlo con maíz precocido, este es fácil de conseguirlo en las tiendas. Si lo vas a hacer con maíz precocido, sería una bolsa de 1 kilo, también tendrás que incluir 2 cabezas de ajo, 1 cebolla grande, 2 hojas de laurel y 9 litros de agua.

Hojas verdes, por ejemplo, unas ramitas de epazote, 6 hojas de espinaca, 5 hojas de rábano, 3 hojas de lechuga, cilantro y perejil. Puedes usarlas todas o algunas, las que no debes omitir son el epazote, la espinaca y cilantro.

Los otros ingredientes que vas a necesitar para el pozole son:

  • 2 chiles poblanos, 2 chiles cuaresmeño o jalapeño.
  • 1 trozo de cebolla y 3 dientes de ajo no muy pequeños.
  • 250 g de tomate o tomatillo verde.
  • 1 taza de pepitas de calabaza, que no tengan sal y no estén fritas.
  • 5 pimientas negras, 3 clavos de olor y sal.
  • 1 cucharada de orégano seco.
  • 1/2 cucharadita de comino.
  • 1 cucharadita de caldo de pollo en polvo.
  • Manteca de cerdo o aceite.
  •  carne de puerco

Primero 

Comienza calentando el agua, mientras eso sucede enjuaga muy bien el maíz, hasta el agua salga clara. Por otro lado, lava la cebolla y realízale un corte en cruz, pero sin llegar hasta abajo para que no se desbarate.

Agrega el maíz al agua caliente, seguido de la cebolla, las dos hojas de laurel, las cabezas de ajo previamente lavadas y sin el rabito, luego tapa la olla.

Segundo

El pozole lo puedes hacer de puerco, pollo, combinado o vegetariano, pero en este caso se usará dos kilos y medio de puerco. Debes limpiar y lavar la carne, también es clave que lleve hueso, para que quede delicioso.

Pasada 1 hora desde que se dejó el maíz a fuego alto y en una olla tapada, agrega la carne, pero debes sacarla antes del refrigerador para que no baje la temperatura del agua. Después de 30 minutos agrégale sal y tápala.

Tercero

Ahora tendrás que calentar agua en una olla y cuando esté lista, agregarle los tomatillos verdes y los chiles cuaresmeños lavados, luego esperar unos 10 minutos a fuego alto, hasta que los tomates cambien de color.

En un sartén o cazuela aparte vas a tostar las pepitas de calabaza, te darás cuenta de que ya están listas cuando los tronidos sean más frecuentes, aproximadamente 3 minutos a fuego alto y mezclando constantemente.

Cuarto

Calienta 2 cucharadas de manteca de cerdo para poder freír la cebolla y los ajos, recuerda que, si no quieres utilizar manteca, la otra opción es el aceite. Después de 30 segundos retira los ajos para que no se quemen.

Una vez que se dore la cebolla, apaga el fuego y retírala. En cuanto a los chiles poblanos, los vas a desvenar y cortar, del epazote reserva una rama y en las demás sácales las hojas. Deberás picar todas las hojas verdes.

Quinto 

Agrega a la licuadora los tomates que ya se enfriaron un poco junto con los chiles cuaresmeños, pero córtalos para que sea más fácil al licuar. También agrega los chiles poblanos, la cebolla, ajo, pimienta y los clavos de olor.

Vierte dos tazas de agua y empieza a licuar muy bien, alrededor de 4 minutos porque no se va a colar. Lleva esta mezcla verde a la cazuela que tiene la manteca en donde freíste la cebolla y los dientes de ajo.

Sexto 

Agrega el resto de ingredientes a la licuadora, como hojas verdes, pepitas de calabaza, orégano y comino, luego rectificamos si le hace falta más sal. Recuerda que, si no quieres incluir caldo de pollo en polvo, solo usa la sal.

Vierte 2 tazas de agua y de nuevo, asegúrate de licuar muy bien. Pasados unos 4 minutos, vierte en la cazuela que tiene la mezcla anterior. Revuelve y enciende el fuego, dejándolo bajo; ya cuando empiece a hervir verifica la sal.

No olvides que es muy importante revolverlo constantemente para que no se vaya a pegar. Pasados 20 minutos, retirar del fuego y lleva a la olla del maíz. Antes de agregar la mezcla, retira la cebolla, el laurel y los ajos.

Han pasado dos horas desde que se puso la carne y ahora será el momento de incluir la salsa. Después, agrégale la ramita de epazote que se reservó con un puñito de orégano seco. De nuevo debes tapar y esperar a hervir.

Séptimo 

Cuando logre hervir rectificamos la sal, mezclamos y dejamos que siga hirviendo. Pasados 30 minutos desde que se puso la salsa a fuego alto y revolviendo de vez en cuando, ya está listo el pozole. Encontrarás una carne muy suave y con el grano bien reventado A continuación, retira la rama de epazote, apaga el fuego y sirve.

Acompaña este pozole con repollo o lechuga, cebolla picada, rabanitos, aguacate, limón y todo lo que te guste.

 

Total
0
Shares

6 ejercicios para hacer después de estar sentado todo el día

Permanecer sentado por muchas horas puede afectar bastante la salud, por lo que dedicar un poco de tiempo…

También te puede interesar