Pechuga de pollo en crema de champiñones

Total
0
Shares

Las pechugas de pollo son una gran fuente de proteína magra (proteína sin mucha grasa). Las personas que comen suficientes proteínas tienen más probabilidades de mantener la masa muscular y preservar un metabolismo saludable. Dado que las pechugas de pollo son versátiles y relativamente económicas, son un alimento útil para incluir en un plan de alimentación equilibrado y saludable.

La carne de pollo es rica en vitaminas A, B6, B12, niacina, tiamina o riboflavina, o minerales como hierro, zinc, magnesio, potasio o fósforo. También es bajo en sodio, por lo que puede ser consumido por aquellos que sufren de hipertensión. Como si eso fuera poco, su contenido de colesterol es bajo (excepto en la piel), más bajo que en otras carnes.

El pollo es un alimento rico en vitamina B6, la cuál juega un papel importante en la prevención de ataques cardíacos. La vitamina B6 ayuda al reducir los niveles de homocisteína, uno de los componentes clave relacionados con un mayor riesgo de ataque cardíaco. Además, el pollo también es una buena fuente de niacina que ayuda a reducir el colesterol, un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades del corazón. La Asociación Americana del Corazón también recomienda el consumo de pollo sobre la carne roja, ya que contiene menos cantidad de grasas saturadas y también es una buena fuente de ácidos grasos omega-3.

Consejos para descongelar el pollo

Por estos días el almacenamiento de carne roja y pollo es muy frecuente, muchas personas han empezado a consumir pollo congelado Por esta razón te recomendamos que descongeles el pollo dentro del refrigerador. Si procedes a descongelar el pollo en otro lugar, provocara que se acumulen bacterias. Una vez que hayas descongelado el pollo, nunca deberás congelarlo, por lo tanto, porciona el pollo y descongela la cantidad que necesitas en el momento.

Cómo cocinar el pollo

Las diferentes partes del pollo tienen diferentes niveles de grasa y colesterol. La carne de pechuga es la más magra con 28 g que contiene solo 1 g de grasa. Esto es seguido por los perniles de pollo que tienen 2 g de grasa por cada 28 g.

Antes de decidir cocinar las pechugas de pollo, corta las partes visibles de grasa, ya que esto no es bueno para tu corazón. Es importante marinar las pechugas de pollo con especias como cúrcuma, cilantro y ajo para que tenga un sabor más sabroso.Puedes cocinarlo, asarlo y freirlo. Recuerda consumir este tipo de recetas moderadamente.

Te puede interesar: Más de 10 formas de preparar ensalada de pollo

Ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 cucharadita de jugo de limón fresco
  • 1 pizca de pimienta blanca
  • 1/4 de libra de champiñones blancos en rodajas
  • 2 cucharadas de chalotes en cubitos
  • 1/8 cucharadita de sal
  • 1/4 taza de caldo de pollo
  • 1 taza de crema batida
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • Aceite de oliva

Preparación:

  1. Sazona las pechugas de pollo con el jugo de limón, sal y pimienta. Reserva.
  2. Saltea los chalotes y los champiñones por dos minutos.
  3. Adiciona la sal y agrega las pechugas de pollo a la mezcla.
  4. Cocina a fuego medio alto durante  10 minutos., voltea y cocina por el lado opuesto por 10 minutos más.
  5. Retira el pollo y vierte el caldo de pollo en la sartén, cocina a fuego medio alto hasta que hierva el líquido y este almibarado.
  6. Adiciona la crema y cocina a fuego medio alto, adiciona sal y pimienta y vierte la salsa sobre el pollo.
  7. Sirve y disfruta.
Total
0
Shares

Beneficios de tomar jugo de zanahoria y jengibre

Existen combinaciones que se vuelven el complemento ideal para mantener el cuerpo saludable sin invertir mucho tiempo o…

También te puede interesar