¡Nunca más compres rosas!, mejor aprende a cultivarlas en casa con estos consejos

Total
0
Shares

Si te encantan las rosas porque son bonitas, su fragancia es riquísima y son buen complemento para decorar tu hogar aquí te doy algunos consejos y cuidados para que plantes unas desde casa. Principalmente debes tener en cuenta que cada flor es diferente y por lo tanto necesita de cuidados y condiciones específicas si quieres tenerlas en casa.

Existen dos formas de cultivar rosas: la primera es un poco más cara en una maceta donde puedes plantar durante todo el año y la segunda a raíz desnuda más económica pero solo se puede hacer cuando los rosales estén en fase de reposo, es decir, en invierno y a principios de primavera.

Hay variedades de rosas que puedes plantar, como las rosas silvestres o salvajes que no se parece a las que conocemos porque estas solo tienen cinco pétalos y su abanico de colores es mucho más reducido: rosa, rojo y blanco; rosas modernas que son los más habituales para plantar en la actualidad, su principal característica es que son híbridas; y las rosas antiguas que guardan ciertas similitudes a las silvestres pero son mucho más abiertas que las rosas de hoy en día, estas florecen únicamente una vez al año y cuentan con una fuerte fragancia.

Paso a paso:

Para la opción de raíz desnuda es dejar un par de horas en remojo

  1. En el caso de haber comprado una maceta, es importante regarla bien antes de empezar todo el proceso.
  2. Igual que cuando se cultiva los frutales se debe mantener un equilibrio entre un drenaje bueno para disminuir la probabilidad de que se pudra la raíz y que sea capaz a la vez de retener la humedad. Un medio de siembra perfecto es la mezcla que sirve también los frutales es:
  • 2/3 de sustrato de cultivo universal de excelente calidad.
  • 1/3 Humus de lombriz
  • 2 tazas de perlita para incrementar el drenaje.

3. Elige una maceta grande y alta para cultivar el rosal aproximadamente de unos 45 centímetros de altura por las raíces profundas que genera, preferiblemente con ruedas para poder moverla de sitio más fácil. Es importante que las macetas siempre tengan agujeros en la base para el drenaje.

4. A diferencia de los frutales, los rosales necesitan una maceta más pequeña para empezar y a medida que este crece ir agrandado el espacio. A estos les gusta más la humedad por eso es fundamental tener un pote más grande para retener el agua.

5. Rellena la jardinera con la mezcla de sustratos y haz un agujero en el centro para plantar el rosal. Es deseable que le añadas Mycorrhizal Fungi espolvoreada sobre las rices para estimular el sistema radicular, hacerlas más resistentes a las sequías y favorecer la producción de flores.

6. Después entierra la raíces dentro del agujero y extiéndelas. Toma como referencia un palo de bambú para saber que la unión del injerto entre las raíces y los tallos esté justo debajo de la caña. En zonas con inviernos muy fríos mejor que quede de unos 2 a 3 centímetros debajo del nivel del suelo.

7. Rellena muy bien con la tierra que preparaste anteriormente y preciosa ligeramente al rededor para estabilizar. Después riega en ese mismo momento para saturar el sustrato. Debes estar pendiente cuando la superficie de la tierra esté seca para saber cuando ponerle agua. Finalmente coloca la matera en un lugar con sol y ventilado.

Consejos:

Debes ubicar las materas en lugares específicos y estratégicos de la casa como cerca a una ventana cuando es para condiciones de media sombra, en la terraza o patio cuando necesitan iluminación directa y en la sala para cuando no requieren de luz directa, es decir, de sombra cuando se trata de rosas de penumbra. Es fundamental nutrir las rosas regularmente durante la temporada de cultivo si lo que quieres es conseguir flores grandes, bonitas, elegantes, con tallos fuertes y hojas brillantes.

Es importante revisar constantemente tu rosal para detectar a tiempo las plagas e insectos y poder combatirlas ya que aunque no lo creas son de lo más común, si notas cambios en las hojas o pétalos flácidos acude a un especialista. Evita rociar los pesticidas en flores abiertas para evitar que las abejas, aves y mariposas polinicen la flor, pues su actividad conlleva a una cosecha superior de las demás frutas y verduras del jardín.

Total
0
Shares

Atrévete a preparar unos ricos camarones en crema al ajillo

Si te encanta la comida de mar y en especial probar los camarones esta receta con salsa te…

También te puede interesar