Como usar la cúrcuma para tratar los hongos de los pies

Total
74
Shares

Los pies son esa parte del cuerpo a la que le dedicamos horas de spa y tratamiento, pues sabemos la importancia de mantener unos pies limpios, saludables y, por qué no, delicados. No solo sabemos su importancia, también la sentimos, sobre todo en las uñas. Por eso este artículo lo hemos centramos en su bienestar, pues no hay nada mejor que ver y sentir unas uñas saludables.

Culturalmente nuestras uñas hablan mucho de nosotros mismos y el uso constante de cierto tipo de calzado favorece las condiciones de humedad en la que estas pueden salir perjudicadas, haciendo que su apariencia no sea la deseada. Conoce aquí como tratar los hongos de tus uñas con cúrcuma y vuelve a sentir tus pies jóvenes y delicados.

Combate la onicomicosis con cúrcuma

Probablemente solo la conozcas de la preparación de tu plato favorito, pero la cúrcuma tiene todo un pasado de cultura medicinal. Esta planta originaria del sudeste asiático es conocida por su toque picante, similar al jengibre, y por su poder antiinflamatorio, el cual se encuentra en las propiedades de la curcumina, su colorante natural.

Los hongos en los pies y la cúrcuma

Según un estudio publicado por el Journal of Pharmaceutical Sciences, la curcumina puede disminuir la regeneración y el crecimiento de cierta gama de bacterias y microbios, entre ellos los encontrados en la onicomicosis, una enfermedad infecciosa producida por levaduras o dermatofitos, ubicada en las uñas -usualmente- de los pies. Esta genera debilidad, decoloración, fragmentación e incluso la caída de las placas corneas que cubren la punta de los dedos.

La cúrcuma podrá ayudarte si padeces de esta molestia infecciosa gracias a su compuesto antibacteriano y fungicida, además de nutrir las cutículas de tus uñas y aumentar su fuerza, pues contrarresta los daños producidos por otros productos químicos. Usarla dejará tus pies hermosamente saludables.

Receta: la cúrcuma contra la onicomicosis

Para devolverle belleza y frescura a tus pies necesitarás tres cucharadas (3) de aceite de coco orgánico, lo que equivale a unos 45 gramos. Y tres cucharadas (3) de cúrcuma en polvo, unos 30 gramos.

  • Coloca sobre la hornilla de tu estufa un recipiente metálico, en él pon a derretir el aceite de coco. Asegúrate primero que el aceite sea 100% virgen.
  • Cuando el aceite se derrita agrégale la cúrcuma. Mezcla hasta obtener un compuesto homogéneo y cremoso.
  • Apaga la hornilla y espera hasta que entibie su contenido. Cuando esté listo viértelo en un contenedor o frasco de cristal. Déjalo enfriar.

Para combatir la afección en tus uñas toma una pequeña cantidad de la pasta, ya fría, según el tamaño de tu uña. Frótala en toda la superficie y deja que el producto se absorba durante unos treinta (30) o cuarenta (40) minutos, después enjuaga con agua tibia. Si lo deseas, puedes aplicar toda la pasta de cúrcuma y coco en tus pies, pasando por los talones y entre los dedos, pues su contenido te ayudará a eliminar el hongo ubicado en otras zonas y te dará unos pies suaves. Repite por varios días para notar la diferencia.

Un consejo más

Aunque la cúrcuma es una opción natural y efectiva para el tratamiento de la onicomicosis, como otros productos de origen natural, te recomendamos también que visites a tu médico, pues su tratamiento irá enfocado en pro de tu bienestar y su base siempre será científica. Recuerda que no todos los usos medicinales de raíces, hierbas tradicionales y otros, se encuentran avalados por científicos de la salud, pues en ocasiones recurren a creencias y experiencias empíricas de quienes prueban, aprueban y comprueban su uso.

Antes de utilizar la receta, asegúrate de tener un diagnostico o pronostico médico, esto evitará que se obstruya o empeore el tratamiento y su potencial beneficio.

Total
74
Shares

Guía de ejercicios para perder peso corriendo

Sabemos que cada actividad o meta que nos planteemos es difícil en un comienzo, pero iniciar es el…

También te puede interesar