Cómo limpiar tu trapeador de tela y dejarlo blanco

Total
0
Shares

Mantener tu trapeador blanco como recién comprado es una tarea un poco difícil, pero que se puede lograr con los productos adecuados. No hay nada mejor que tener esta herramienta para el aseo general de tu casa libre de los gérmenes y de las manchas. Aunque el cloro es de las opciones más comunes cuando se trata de desinfectar y despercudir, también existen otras combinaciones y trucos en su limpieza que pueden ser bastante efectivos.

Recuerda que el trapeador es un objeto que se ensucia demasiado por el constante uso y si no se le dedicas el tiempo necesario para lavarlo bien, al cabo de una semana se verá como si llevara muchos años contigo. Antes de seguir con la limpieza habitual, deberías pensar en la idea de lavarlo a profundidad y para cumplir con este objetivo, te daremos algunas opciones. Puedes crear un producto de limpieza que deje tu trapeador blanco con solo mezclar ingredientes que se encuentran con facilidad en la cocina o en los supermercados. Presta atención.

Truco para dejar tu trapeador limpio y blanco

El trapeador debe limpiarse y desinfectarse con frecuencia, de lo contrario la acumulación de suciedad evitará que pueda quedar del blanco que tanto quieres. Aquí se incluye vinagre que es un producto multiusos, no es tóxico y es barato. Es un gran aliado a la hora de limpiar y desinfectar, ya que está hecho de ácido acético.

Este es un compuesto orgánico incoloro que le proporciona al vinagre su sabor amargo y olor agrio, incluso es el ingrediente de algunos limpiadores comerciales. Tiene la capacidad de disolver depósitos minerales, suciedad, grasa y puede ser tan fuerte como para matar bacterias. El vinagre blanco destilado es el mejor en la limpieza, ya que no contiene ningún colorante y por lo tanto no manchara las superficies. Además, su acidez es similar a la de muchos productos limpiadores multiusos para el uso diario, aunque el olor si tiende a ser un poco más fuerte.

Ingredientes

  • Agua y jabón
  • Vinagre blanco
  • Jugo de limón

Primer paso

Empieza por lavar bien tu trapeador con un buen jabón, incluso puedes usar el de trastes y déjalo actuar al terminar con esta primera limpieza. Por otro lado, mezcla en una cubeta el agua caliente con jugo de limón y vinagre. Una vez esté todo combinado, debes sumergir el trapeador para que los ingredientes hagan su trabajo.

Segundo paso

Dejar reposar el trapeador en la mezcla durante unas 3 horas o más, pasado el tiempo debes sacarlo, enjuagarlo y permitir que seque al sol. De esta manera notarás que está más blanco, aunque puedes repetir el proceso las veces que sean necesarias hasta que sientas que ha cumplido dicho objetivo. Además, este tipo de alternativas caseras ayudan a que tela no se desgaste con tanta rapidez en comparación a los químicos de otros productos.

Para tener en cuenta 

También puedes usar jabón para pisos en esta mezcla. Incluso algunas personas usan el bicarbonato con el agua, limón y vinagre, dejándolo actuar por alrededor de 10 minutos, después se enjuaga con agua y listo. Recuerda que antes de introducir el trapeador en cualquier mezcla, debe estar lo suficientemente limpio, así que lávalo muy bien y si es necesario varias veces. Repite el proceso cada vez que lo utilices o una vez por semana. Intenta no dejarlo sin una buena limpieza por mucho tiempo, ya que la tarea de mantenerlo impecable será difícil.

Aunque el vinagre blanco es el más común y efectivo en el tema de la limpieza, para muchas personas su olor es desagradable. En estos casos otra opción es usar el vinagre de sidra de manzana, ya que tiene aroma más dulce, pero es de color más oscuro, así que se debe diluir con agua antes de usarlo como un agente de limpieza.

Total
0
Shares

10 ejercicios para entrenar tu espalda en el gym

Si lo que quieres es trabajar tu espalda por completo, este grupo de ejercicios serán bastante útiles a…

También te puede interesar