¡Atención! Estos son los errores más comunes que hacen que ganes peso desayunando

Las fantasías  con las que algunos sueñan, ya sea desde comer un sabroso tocino recién hecho, una tortilla rellena de queso o un modelo de calvin klein llevándote el desayuno a tu cama, son uno de los deseas que algunas mujeres deseamos cumplir.

Ahora vamos  a hablar de nuestro desayuno. La mayoría de nosotros no estamos obteniendo los nutrientes que necesitamos todas las mañanas para destruir la grasa  que comemos en el día. Un desayuno rico en proteínas puede conducir a una pérdida de peso garantizada a largo plazo. La ciencia lo demostró, según el nuevo libro Zero Belly Breakfasts. De las personas que han perdido 30 libras o más, el 80% mantuvo el peso al consumir un desayuno rico en proteínas todos los días, según un estudio realizado por el Registro Nacional de Control de Peso. Y aunque algunas marcas se han esforzado por mantener a los clientes reduciendo el consumo de azúcar y eliminando progresivamente los colores artificiales, todavía quedan algunos alimentos por ahí que se suponen son saludables y no lo son.

Estos son los errores que están haciendo  que ganes peso en el desayuno:

1-Una taza de té con cremas azucaradas y grasas puede convertirse en una bebida ideal para subir de peso. En su lugar, intente cambiar a una leche de soja sin azúcar, leche de cáñamo, leche de almendras o leche de avena. Después de unos días, tus papilas gustativas se ajustarán a este nuevo hábito.

2- Si eres de las mujeres que necesitas de una bebida para despertar, tienes que desechar cualquier lata que esté cargada de productos químicos, como lo son las bebidas energéticas.  A cambio de estas puedes tomar té de matcha, un té verde realmente potente, puedes probarlo de la manera que más te guste, caliente o en batidos. Los batidos de té también son opciones increíbles.

3- Es hora de disminuir el consumo de sal según  Lisa Hayim, dietista “Muchas de nuestras opciones favoritas de desayuno están llenas de sal. Las papitas fritas, la avena de cocción rápida, el tocino y hasta los huevos (preparados en restaurantes) se pueden cargar con sodio. El sodio hace que retengas agua, lo que te deja hinchado desde el comienzo del día “, dice Hayim. Si te gusta darle más sabor a los huevos o la avena, intenta prepararlos con copos de chile rojo, pimentón, cayena o incluso cúrcuma o mostaza en polvo.

4- Como afirma la nutricionista Lisa DeFazio”¡Comenzar el día con un gran desayuno rico en grasas y sodio te dará una panza hinchada y te sentirás lento todo el día!”, “le toma mucho trabajo a su cuerpo digerir esas calorías y tendrás sueño, hinchazón e improductividad. Omita el ‘grand slam’ con huevos, tocino, salchichas, panqueques, papas hash browns, y así sucesivamente. ¡Tu barriga te lo agradecerá!

5- No solo omitir el desayuno es una medida arriesgada porque puede llevarte a comer en exceso, tu metabolismo es mas lento, además de obligarte a picotear frecuentemente, así que es mejor que te levantes a desayunar. No desayunar a la hora correcta por dormir más tiempo, puede afectar negativamente sus hormonas, incluido el factor de crecimiento y el cortisol, que desfavorablemente influye en la grasa del vientre”, dicen The Nutrition Twins, Lyssie Lakatos, RDN, CDN, CFT y Tammy Lakatos Shames, RDN, CDN, CFT, y autores de The Vegetable Twins ‘Veggie Cure .

6- Comer grandes cantidades de fibra por la mañana te hará gaseoso, advierte DeFazio. “Sí, la fibra es importante, pero no la sobredosis. Una gran cantidad de una sola vez te hará sentir muy hinchado y lleno de gases a media mañana. Asegurate de beber mucha agua cuando coma fibra para moverla a través del tracto digestivo. De lo contrario, se puede estancar! “Y asegúrate de mantenerte alejado de los peores alimentos” ricos en fibra “para la pérdida de peso , muchos de los cuales llaman a los estantes de las tiendas y dicen ser la estrella en sus comidas de la mañana.

7-El café en sí mismo no es malo para tu cintura y la cafeína incluso puede ayudarte a ejercitarse más arduamente y quemar algunas calorías adicionales. “Pero el café expreso suministra muy pocos nutrientes y la friolera de 441 calorías, 80 por ciento de las cuales son grasas saturadas que obstruyen las arterias, lo que ciertamente no es bueno para su cintura”, dicen The Nutrition Twins. “Aunque se recomienda en lugar de desayuno, reemplaza una comida típicamente rica en nutrientes que contiene antioxidantes, fibra y nutrientes como avena, huevo duro y bayas. El café expreso no tiene fibra ni proteínas, y ambas son recomendaciones principales como parte de un desayuno que proporciona una sensación de saciedad duradera.

8- Esta comida aparentemente inocente casi siempre está cargada de azúcar añadida”, advierte Hayim. “De hecho, la mayoría de las empresas usan sinónimos o palabras alternativas para el  ‘azúcar’ simple y lo disfrazan. Cuando elijas una granola, busca agregar una “sin azúcar” y evita el azúcar de coco, el agave y hasta el jugo de caña evaporado. “La sorprendente cantidad de azúcar en alimentos” inocentes “es precisamente la razón por la cual David Zinczenko, Eat This, Not That ! creador y autor de best-sellers, escribió su nuevo libro, Zero Sugar Diet .

9- Se te indica que comas tan pronto como te despiertes, pero puedes llevar a un aumento de peso si aún no deseas comer. Escucha a tu cuerpo: “Intente sintonizar sus señales naturales de hambre / saciedad y toma el desayuno solo una vez que estes verdaderamente hambriento físicamente. Tu cuerpo sabe mejor sobre cuánto y cuánto necesita comer “, dice Hever. Sin embargo, no esperes hasta que te mueras de hambre. esto puede llevar a malas elecciones y comer en exceso.

10- A veces estamos demasiado cansados, demasiado perezosos y demasiado hambrientos de cualquier cosa que no requiera una preparación tediosa, asi que optamos por comernos las sobras de comidas rápidas, como pizza o pastel, pero recuerda que estas recetas producen hinchazón, la fátiga y las subidas y bajadas de azúcar en la sangre.

11- “Es fácil cargar carbohidratos como bagels, croissants y cereales para el desayuno. Pero la proteína es un factor clave en la saciedad y mantiene estable el azúcar en la sangre durante períodos más largos “, dice Hayim. “En comparación con una comida rica en carbohidratos, una comida rica en proteínas se asocia con un nivel de azúcar en la sangre de hasta tres horas después del consumo de comidas.

12- Preparar mal la avena, muchas personas alardean de su elección de avena en el desayuno, pero oh sorpresa cuando revisamos la receta y contiene azúcar morena, lo cual daña por completo esta saludable receta. “La avena con sabor puede contener más de 20 gramos de azúcar agregada y hacer que anhelen dulces durante todo el día. En su lugar, prepare su propia avena, agregue sus propias frutas y controle el azúcar agregado o el saborizante que desee agregar “.

13 “Estar enfocado en la televisión le quita la atención plena a la comida y la apreciación de los sabores y texturas de los alimentos que se está metiendo en la boca, así como el tamaño de las porciones que está comiendo”, dicen The Nutrition Twins. . En su lugar, tómese el tiempo para comer despacio y con atención, masticando cada bocado conscientemente y sin distracción del televisor.

14 Cada proceso en tu cuerpo tiene como componente principal el agua, desde ayudar a eliminar los desechos de Tu colon, hasta el funcionamiento eficiente de su metabolismo. Además, la ingesta inadecuada de agua conduce rápidamente a la deshidratación, e incluso estar ligeramente deshidratado afecta inmediatamente a los niveles de energía; esto resulta en la necesidad de más siestas y ser menos activo, lo que a su vez equivale a menos calorías quemadas y una cintura más grande

15- Los alimentos  empaquetados qe afirman ser bajos en grasa, pueden ser ricos en fibra, en realidad están cargados con harina procesada, rica en azúcar y también pueden contener mucho sodio. No te dejes engañar por el nombre en el mostrador de la panadería o en el menú. Lee las etiquetas y siempre los ingredientes.

16- Deshazte de los lácteos en el desayuno para evitar la hinchazón y el aumento de peso a largo plazo, junto con otros problemas de salud”, sugiere Hever. “Dado que entre el 65 y el 90 por ciento del mundo es intolerante a la lactosa, es probable que tu cuerpo responda a los lácteos de manera inflamatoria y expansiva”. Pruebe leche de cáñamo, almendras, soya o anacardo en lugar de leche en su batido o tazón de cereal .

17- La mayoría de las personas se da cuenta de que un bagel cargado de carbohidratos con una mancha de queso crema puede no ser la opción más saludable porque típicamente contribuye con más de 500 calorías. Pero incluso si solo está comiendo un plato saludable de avena o un plato de fruta, todavía tiene fallas “, explican The Nutrition Twins. “Tu digieres los carbohidratos en varias horas, y sin proteínas para proporcionar una saciedad más duradera, te morirás de hambre a media mañana. Además, una vez que hayas digerido los carbohidratos sin una fuente de proteínas, tu nivel de azúcar en la sangre disminuirá rápidamente y tendrás ganas de levantarte, probablemente en la forma más rápida posible, ¡azúcar! “¿Qué hacer en su lugar? Elija carbohidratos llenos de fibra y asegúrate de tener una proteína magra con él. Ambos mantendrán los niveles de azúcar en la sangre estables y te mantendrán lleno durante más tiempo para que no te encuentres en la máquina expendedora a media mañana.

18- Comer cereal integral todos los días, resulta no ser una opción muy saludable, a pesar de ser un grano entero. “‘Granos enteros’ es un término de comercialización y se puede aplicar de manera flexible a los alimentos si contienen cierta cantidad de granos”, advierte Hayim. “Sin embargo, la mayoría de las veces, la comida puede contener granos integrales, pero además de trigo regular o harina blanca. Estos alimentos también tienen que mantener una vida útil larga, por lo que se bombean con conservantes, sodio y sabores artificiales y carecen de muchas de las vitaminas y minerales necesarios “. Lea la etiqueta y guarde la caja si detecta alguna de esas palabras de la alerta roja !

19- Ya sea que te saltes el tazón porque estás simplemente relajándote en el sofá con el equipo de GMA o porque estás demasiado apurado para molestarte con los platos, meter la mano en una caja de cereal es un gran no-no. “Cuando haces esto, el control de porciones no existe porque es casi imposible saber cuánto consumes”, aconsejan los gemelos de nutrición. “Una caja puede contener 10 porciones o más. E incluso si tiene tres porciones, probablemente no lo sepas. Es demasiado fácil comer cientos de calorías sin saberlo “. Tómate el tiempo para sentarse en la mesa y comer de un cuenco con utensilios de verdad.

20- El hecho de que sea “tradicional” no significa que sea seguro. “Comer estos tipos de alimentos, como lo es el tocino no sólo promoverá la hinchazón y la ganancia de grasa, sino que causará lipemia posprandial, una condición temporal en la que su sangre se espesa a partir de la grasa, el colesterol y los radicales libres que flotan alrededor de las arterias. Hacer esto regularmente promueve el aumento de peso, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares “, dice Hever. “En cambio, prueba una saludable tofu scramble y tempeh tocino, que contiene colesterol cero y grasas saludables o un gran tazón de avena con semillas de lino y bayas para que la fuerte dosis de fibra te ayude a perder peso, mantente al mismo nivel a largo plazo, y lo mantendrá lleno por más tiempo.

21- Tomar solo café al desayuno. “No me estoy salteando el desayuno”, dices. “¡Voy a tomar café!” No tan rápido. “Solo una taza de café no hace una comida. Si quieres evitar ser ahorcado, entonces necesitas energía, y no solo cafeína “, dice Rebecca Scritchfield, autora de RDN de Body Kindness . “Me gusta poner ingredientes batidos en una licuadora y refrigerarlos durante la noche, así que son solo tres minutos de la mañana y puedo tomarlos de camino al trabajo. Si la preparación de alimentos no es una opción, al menos conviértelo en una comida para llevar “.

22- ¿Por qué el desayuno siempre se asocia con lácteos, huevos, pan, tocino, cereales y frutas? ¿Qué hay de las verduras? Se quedan fuera de la mezcla de la comida de la mañana con demasiada frecuencia, y eso es una mala noticia para los consumidores conscientes del peso “, aconseja Liz Weiss, MS, RD de Meal Makeover Moms. “Las verduras son el complemento perfecto para un desayuno saludable. Son naturalmente bajos en calorías, llenos de vitaminas, minerales y antioxidantes, y son ricos en fibra, que es abundante y satisfactoria. Algunas de mis maneras favoritas, fáciles y sabrosas de aumentar su ingesta de verduras en el desayuno: Agregua espinacas y pimientos salteados a las tortillas; mezcle puré de calabaza en panqueques; mezcla col rizada y pepinos en tu batido “verde”; o haz lo que hacen los europeos y asa champiñones y tomates cherry y sírvelos como acompañamiento de tu desayuno salado favorito.

23- Caer en la rutina. “Cuando comes lo mismo una y otra vez, te aburres. Y luego, tu tiempo de comer, uno de los mayores placeres de la vida, es menos divertido “, dice Scritchfield. “La variedad es la sal de la vida y ayuda a asegurar que obtengas una variedad de nutrientes también. Me gusta romper los surcos de comida con ideas de desayuno no tradicionales como el atún con aguacate o frijoles negros con un huevo encima “.

24- Comer solo fruta para el desayuno. ¿Crees que estás haciendo la elección correcta? Debes tener cuidado. “Sí, la fruta es saludable y rica en antioxidantes, pero si no agregas proteínas a la mezcla, te distraerá tu hambre una o dos horas más tarde”, explican The Nutrition Twins. “Es más que probable que tengas que hacer un viaje desesperado a la máquina expendedora donde puedes tomar lo primero que veas”.

25- Tomar un puñado de nueces como tu desayuno.  “Las nueces son saludables y contienen vitaminas, minerales y grasas buenas para ti, pero no contienen carbohidratos”, dicen The Nutrition Twins. “Tu cerebro y músculos necesitan carbohidratos como combustible”. Sin carbohidratos, te sentirás agotado y necesitarás dormir la siesta. También puede anhelar un estímulo energético y recurrir a lo primero que encuentres: ¡azúcar!

27-Mantén tu desayuno bajo en grasa. Más allá de un hábito de pastelería bajo en grasa, También es importante evitar el mantenimiento de un régimen de desayuno bajo en grasas en general. “Nuestros cerebros son en su mayoría grasas y, sin embargo, las personas conscientes de la salud que intentan perder peso reducirán la grasa para reducir las calorías. Pero debe recordar que la grasa aumenta la saciedad que le impide comer por más tiempo “, aconseja Scritchfield. “También necesitamos grasa para absorber ciertas vitaminas, A, D, E, K, que desempeñan un papel importante en nuestras funciones corporales, desde la vista hasta el metabolismo. ¡Entonces, unta mantequilla de cacahuate natural a tus vegetales.

28- Beber un refresco para el desayuno.”Si bien es posible que te guste pasar a la gaseosa por que es algo dulce y disfrutes de la rápida absorción de la cafeína y el azúcar, la soda está completamente desprovista de nutrientes. Además, el azúcar y la cafeína pueden causar un nivel elevado de azúcar seguido de un choque que te lleva a una búsqueda frenética de más alimentos “, dicen The Nutrition Twins. “Esto puede llevar a comer en exceso”. Sin mencionar que beber refrescos con el estómago vacío puede causar problemas de estomago e irritación y contribuir a todo, desde la indigestión a las úlceras.

29- Hacer bowl incorrecto. Sabemos que son el bum de Instagram, pero puede que no siempre sean tan saludables como supones. “Si ha saltado del vaso de batidos para el tazón del desayuno, puede sabotear fácilmente tus objetivos de alimentación saludable al sucumbir a la distorsión de la porción. Es fácil ir por la borda con porciones de cuencos de batidos y coberturas “, advierte Weiss. “Mantén las porciones en alrededor de una taza y tenga en cuenta las coberturas agregando fruta fresca, pero manteniendo las pepitas de coco y las nueces con alto contenido calórico en un puñado pequeño”.

30-Si bien el yogur, en general, puede ser una buena fuente de proteínas, calcio y probióticos, esos beneficios se cancelan por el alto contenido de azúcar si el yogur está aromatizado”, dice Rebecca Lewis, RD del popular servicio de entrega de kits de comidas HelloFresh . “Si disfrutas del yogurt, opta por uno sin sabor y yogures griegos selectos , que generalmente son bajos en azúcar y más ricos en proteínas”.

31- asar un beefsteak jerkies para llevar.”Si bien esta comida fácilmente toteable rápidamente te da acceso a proteínas en la carrera, la mayoría de los jerkies están llenos de sodio para conservar la carne”, dice Lewis. Yuck, de hecho. “Todo este sodio causa retención de líquidos e hinchazón, sin mencionar los efectos a largo plazo de la presión arterial alta”.

32- Detenerse en un restaurante de comida rápida varias veces a la semana para desayunar.”Si vas a una articulación de comida rápida, obtendrás aproximadamente 300 calorías extra más que un desayuno que comerías en casa. Y si haces esto tres veces por semana, ganarás ocho libras en el transcurso de un año “, advierte The Nutrition Twins. “Además, normalmente comerás el exceso de sodio de la articulación de comida rápida, lo que significa que ahora estás empezando el día con una gran cantidad de grasa para tu corazón y sintiéndose hinchado”.

33- Usar edulcorantes sin calorías en tu café. “Aunque en general se consideran seguros, los edulcorantes sin calorías son sintéticos y antinaturales, tienen consecuencias de salud negativas muy controvertidas y desconocidas, y son mucho más dulces que el azúcar natural, lo que hace que otros alimentos parezcan menos dulces en comparación”, Lewis explica. “En cambio, usa azúcar real, pero con moderación”.

34-Optar por el jugo de fruta en lugar de la fruta entera. ¿Alguna vez notaste que puedes beber un litro entero de jugo de manzana, pero no puede comer exactamente tres manzanas de una sola vez? “Aunque todos necesitamos comer más frutas y verduras, y el jugo de fruta tiene fructosa, lo que falta es toda la fibra que normalmente acompañaría a la fruta”, dice Lewis. “Incluso con un jugo 100% de fruta, lo que termina consumiendo es una bebida alta en calorías y alta en azúcar, ¡incluso con porciones pequeñas de cuatro onzas!”

35-Beber un pequeño jugo verde por la mañana. “El jugo verde es una excelente forma de obtener vitaminas, minerales y nutrientes, pero si tu jugo solo incluye un puñado de verduras saludables, es probable que no te mantendrá satisfecho ni te dará la energía que necesitas para enfrentarlo, “comparte The Nutrition Twins. “Te sentirás cansado y anhelarás más comida, ya que la bebida carecerá de proteínas y, por lo general, de fibra, que son dos cosas que necesitas para mantenerte satisfecho”. PD ¡Por supuesto, beba jugos verdes saludables, pero combinalos con alimentos que tengan fibra y proteínas.

36- Tener alimentos poco saludables a nuestro alcance. Te levantas por la mañana, mareada y con pereza, vas a la cocina y oh sorpresa vez una rebanada de pan y le agregas una porción de chocolate y banana. Donde almacenas tu comida podría arruinar tus objetivos de desayuno saludable. “¿Alguna vez has oído hablar de fuera de la vista? Bueno, no puedes comer las cosas que no tienes, y es menos probable que las comas si no están justo frente a ti “, comparte Lewis. “En cambio, coloca recipientes de frutas y verduras en el mostrador en lugar de bocadillos poco saludables. Mejor aún, precorte y prepare las frutas y verduras la noche anterior para que puedas agarrarlas del refrigerador cuando salgas corriendo  a la cocina por algo de desayunar.

37. No dormir lo suficiente. Sí, está influyendo en tus objetivos de desayuno saludable. “Las investigaciones han demostrado que el hecho de que falte una sola noche de sueño puede causar estragos en el funcionamiento de las hormonas del apetito; Una noche de sueño deficiente puede hacer que te sientas más hambriento de lo normal a la mañana siguiente “, dice Lewis. “Por lo tanto, asegúrate de dormir de seis a ocho horas por noche. Comienza apagando las luces y apagando tus dispositivos electrónicos aproximadamente una hora antes de acostarte “.

38- Comer a toda prisa. “Si estás corriendo por la mañana, es posible que tengas que reducir la velocidad. Toma tiempo para que la señal de tu estómago llegue a tu cerebro que acaba de comer. Disminuye la velocidad, coloca el tenedor entre las picaduras, intenta estirar la comida durante 20 minutos y deja de comer cuando estés medio lleno “, aconseja Lewis. Si todo lo que estás comiendo es una barra de nutrición rápida mientras está en la meta, intenta comer y masticar con más atención también.

Con información de: eatthis

Language »