Aromatiza tu hogar sembrando un limonero: Solo necesitas semillas, tierra y una maceta

Total
0
Shares

Cuando entramos a una casa lo primero que se activa es el sentido del olfato, por ende el aroma de un hogar es primordial para agradar el ambiente y un truco para perfumar de manera natural es cultivar una plata de limonero. Plantar un limonero en casa es muy sencillo, claramente no obtendrás un árbol pero sí puede ser útil para cultivar pequeñas plantas que le pueden dar vida a tu hogar decorando sitios y de paso aromatizando con su esencia el aire circundante con el mejor estilo natural. Sin duda, tendrás un resultado que inspirará a tus amigos y familiares.

Materiales:

  • 1 taza de tamaño mediano.
  • 1 depilador o pinza.
  • Tierra abonada.
  • Agua.
  • Semillas de limón maduro.

Pasos para el sembrado:

  1. Lo primero que debes hacer es preparar las semillas para que estas germinen y después trasplantarlas a la taza, para eso debes reunir varias de los limones que vayas usando.
  2. Corta el limón por la mitad con un cuchillo pero sin separarlo completamente, esto con el fin de no partir las semillas y dañarlas.
  3. Ponlas de una vez en un pocillo con agua tibia durante toda una noche para que sea más fácil y acelerar el proceso de quitar la piel externa y rugosa con mucho cuidado.
  4. Otra opción es ponerlas en un plato de papel para ponerlas a secar durante dos días a luz de sol directa. Puedes ubicarlas en cerca de la ventana, en el balcón o en el exterior.
  5. Luego de haberle quitado la piel a las semillas con unas pinzas deberás ponerlas en un recipiente con un poco de agua de 1 a 2 centímetros de líquido para cubrirlas, después ponlas en un lugar soleado y espera de 2 a 3 días a que las semillas geminen por completo. Es importante que no te saltes este proceso porque de lo contrario tu planta nunca nacerá.
  6. Si haces la opción 4 debes tener en cuenta en ponerlas sobre un servilleta la cual tienes que doblar por la mitad para cubrirlas. Posteriormente humedece el papel con un rociador por ambos lados evitando que comience a escurrir. Después de haber hecho esto coloca la servilleta dentro de una bolsa ziploc, es recomendable pues esta es más practica de manejar y cierra mejor. Deja por 10 días hasta que aparezca una zona vegetativa.
  7. Cuando tengas lista la semilla toma una maceta lo bastante ancha o vasos de plástico para poner tierra y sustrato húmedo dentro de esta.
  8. A continuación haz un hoyo pequeño en el centro con ayuda del dedo y coloca la semilla dentro. Cúbrela con la tierra que separaste sin taparla del todo ni hacer presión.
  9. Para que el limonero de frutas debes aplicar un injerto, de lo contrario solo tendrás una plata decorativa con hermosas flores y un olor a cítrico característico.
  10. Trasplántalas a su ligar final después de tener unos 20 centímetros de altura
  11. Riega ligeramente por encima antes de ubicarla en una zona con suficiente luz.
  12. En pocos días notarás como comienzan a brotar unas pequeñas plantas con aroma a cítrico agradable. Debes tener paciencia para dejar que crezca la planta.
  13. Finalmente dentro de 3 meses los brotes estarán fuertes y grandes.

Consejos:

  • Los cuidados y consideraciones para este sembrado realmente son pocos, lo único que debes tener presente es suministrarle el riego a la plata de forma constate sin llegar a ahogarla.
  • Es importante que le abras unos 5 orificios en el fondo de la matera para que se pueda drenar.
  • Los limoneros aman la humedad pero no son exigentes con la iluminación, pero como toda plata es necesario que la dejes en un lugar con buena luz solar para que en el día se llene de nutrientes y crezca.
  • Si deseas cultivar más tu limonero es vital que la trasplantes con mucho cuidado a otra maceta más grande.
  • Es necesario que le vayas cortando algunos gajos de la plata para estimular su crecimiento y la floración.
  • Recuerda usar los limones más maduros que encuentres, así te asegurarás que las semillas estarán bien desarrolladas y no tendrán problemas para germinar.
  • Quitarles la tela que cubre a las semillas permite la germinación más rápido y que no se retrase, rompiendo con el fenómeno de la dormancia física, es decir, inducida por la cáscara con la que están cubiertas.
  • Si cubres las semillas con servilleta es fundamental que las cuides, es decir, que debes estar pendiente cada dos días mínimo que no le salgan hongos y cojan mal olor. Cambia el papel y la bolsa repitiendo el proceso.
  • Puedes preparar tu propio sustrato con un poco de tierra, humus de lombriz, fibra de coco, perlita o vermiculita. Lo importante es no utilizar únicamente tierra.
  • El limonero crece mejor en lugares templados con temperatura entre 20°C a 30°C.
Total
0
Shares

Tarta de atún y ricota ¡Lista en 10 minutos!

La tarta de atún y ricota es un delicioso plato el cual puedes compartir con tu familia, es…

También te puede interesar