Aprende a preparar panecillos de queso para el desayuno

Total
0
Shares

Disfrutar de un rico desayuno es la mejor forma de iniciar el día, pues te recargará de energía y mejorará tu estado de ánimo, lo que te ayuda a rendir al máximo en todas tus actividades. Sin embargo, puede que en ocasiones se nos agoten las ideas de recetas diferentes, por esta razón te presentamos unos deliciosos panecillos con queso. Si tienes un poco más de tiempo en la mañana, no dudes en prepararlos, incluso pueden servirte para calmar los antojos entre las comidas principales. Recuerda que variar las comidas es clave para obtener muchos nutrientes y no aburrirse, a tal punto de aborrecer un alimento en específico.

Receta de panecillos de queso

Instagram: singele.cocina

Los scones son panecillos que se consumen en el desayuno o merienda, son típicos de la comida de Reino Unido y originarios de Escocia. ¿Quieres aprender a prepararlos?, aquí te presentamos los pasos para que puedas disfrutarlos con lo que quieras.

Por ejemplo, si no deseas comerlos solos, puedes hacer mini sandwichs. Una buena idea es colocar en su interior un poco de jamón, queso y rúcula, aunque esto es completamente opcional, con otros ingredientes te quedarán igual de deliciosos, muy crocantes por fuera y con un increíble sabor por dentro. Además, te saldrán muchas porciones para sea posible compartir.

Paso 1

  • En un bowl o tazón vas a mezclar los ingredientes secos, estos serían 250 g de harina 000, 1 cucharadita de sal y 4 cucharaditas de polvo para hornear. Después, debes añadir 125 g de mantequilla, pero que éste fría y cortada en cubos pequeños. Ahora Intégrala con tus manos muy limpias.
  • Sigue con 2 huevos, 250 g de queso rallado y condimentos, estos pueden ser 2 cucharaditas de pimienta, romero y orégano. Debes unir todos los ingredientes y de a poco agregar leche, formando una masa uniforme.
  • Nota: la cantidad de leche es según lo necesario, aproximadamente 30 ml. Puedes elegir el queso que te guste, una buena opción sería el mix de parmesano y reggianito.

Paso 2

  • Lleva la masa a una superficie enharinada para facilitar el proceso.
  • Para darle la forma, primero divide la masa en dos bollos grandes, estíralas con un palo, luego dóblalas por la mitad y finalmente corta los círculos. Llévalos a una fuente enmantecada, píntalos con crema de leche y agrégales orégano.
  • La cantidad de crema de leche que necesitarás es de 1/2 taza, con eso será suficiente.
  • Si lo deseas, también puedes agregarle un poco más de queso y orégano.

Paso 3

  • Lleva los panecillos al horno a 200º por 20-25 minutos o hasta que estén dorados.
  • Una vez que estén listos, puedes dejarlos reposar y consumir de inmediato o guardar para más tarde.
  • Recuerda que esta solo es una parte de tu desayuno, como ya te lo mencionamos, puedes rellenarlos para una comida más completa o colocar al lado del plato otro alimento nutritivo. Para algo más ligero, en especial durante la merienda, solamente acompáñalos con tu bebida favorita.

Más ideas sobre desayunos

Aparte de estos increíbles panecillos con queso, existen otras excelentes recetas para que puedas variar los desayunos en el transcurso de la semana y aquí te damos varias ideas. No olvides que un buen desayuno debe proporcionar los nutrientes necesarios para que tu cuerpo se mantenga saludable, es decir, que incluyan fibra, proteína, grasas buenas y micronutrientes. Evita las opciones de desayunos con un alto contenido en azúcar, carbohidratos refinados y aditivos.

  • Prepárate unos waffles saludables y saciantes, para ello bate 2 huevos grandes con una pizca de sal y pimienta, luego agrega 1 taza de queso mozarello o cheddar rallado. Con una cuchara grande vierte la mezcla en la waflera, cocina 3-4 minutos hasta que estén dorados e hinchados. Corta el wafle por la mitad y rellénalo con jamón o pechuga de pavo.
  • Otra opción son unas envolturas de huevo. En un tazón debes batir 2 huevos grandes en compañía de 2 cucharadas de leche, sal y pimienta, luego agrega 2 cucharadas de harina de avena o avena molida. Vierte la mezcla en un sartén caliente con un poco de aceite, inclinándolo para cubrir mejor el fondo. Cuando la tortilla esté dorada voltéala.
  • Rellena esta tortilla con queso, espinacas frescas, tomate, jamón de pavo y aguacate. Enrolla y corta por la mitad.
  • También puede probar con muffins, tazones de avena, huevos revueltos con verduras, yogur con fruta, tostadas integrales con puré de aguacate y huevo, tostadas con mantequilla de maní o de almendras y trozos de frutas.
Total
0
Shares

Gelatina de 3 leches rellena de duraznos

La combinación entre gelatina y fruta te permitirá obtener un postre diferente tanto en sabor como presentación. Además,…

También te puede interesar