Aprende a preparar camarones en salsa jugosos

Total
27
Shares

Existen muchas formas de preparar con mariscos de las que podemos sacar provecho, pues ocupan un lugar especial en los menús además de ser muy sencillos de cocinar ya sea para diversas preparaciones desde el clásico ceviche, coctel de camarón, en arroz, empanizados, etc., la receta que te voy a enseñar a preparar hoy son unos mariscos en salsa que sin duda terminan siendo inspiración de las clásicas recetas tailandesas que además llevan una cantidad de ingredientes que le aportan un rico sabor y jugosidad al palto.

Ingredientes:

  • 30 camarones de los grandes crudos.
  • 3 tomates cortados en cuadritos.
  • ½ cebolla picada finamente.
  • ¼ de cilantro fresco.
  • 4 dientes de ajo bien picados.
  • 4 cucharadas soperas de aceite oliva extra virgen.
  • 1 cucharada de sal marina.
  • 1 y ½ taza de leche de coco.
  • ¼ de taza de agua.

Para condimentar utiliza estas porciones:

  • 1 cuchara de harina de trigo.
  • 1 clavo de olor.
  • 1 cucharadita de comino.
  • 1 cucharadita de cilantro seco.
  • 1 cucharadita de cilantro en polvo.
  • 1 cucharadita de paprika.
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo.

Preparación:

  1. Lava muy bien los camarones y quítales la tripa con un palillo o la punta de un tenedor, luego ponlos encima de una servilleta para absorber el exceso de agua, después con otro pedazo de papel coloca por encima para terminar de secar. Cuando termines de hacer este paso, trata de tener todo listo para cocinar, ya que los mariscos nunca deben estar afuera por mucho tiempo.
  2. En un recipiente mezcla un poquito de cada ingrediente de clavo de olor, comino, cilantro seco, en polvo, paprika y jengibre en polvo.
  3. Calienta una sartén antiadherente con un poquito de aceite vegetal a fuego medio, fríe los ajos picados y la cebolla hasta que estén doraditos por dos minutos revolviendo para que no se queme junto con el clavo de olor para darle más sabor. A continuación agrega el tomate picado para que suelte su color y su jugo, esto es para hacer la salsa. Tapa y deja cocinar por ocho minutos.
  4. Después de este tiempo, añade el agua para que los ingredientes se sigan cocinando y quede tipo puré. Agrega la mezcla de los condimentos que hiciste con anterioridad y sigue mezclando.
  5. Los camarones son los últimos en agregar, porque de esta manera se evita que se sobre cocinen y que también se reduzca su tamaño. Cuando la base de la sartén esté casi seca, es momento de poner los camarones.
  6. Deja cocinar por lo menos dos minutos con fuego lento, luego sube la llama, esto para que los camarones no se les reduzca su tamaño.
  7. Utiliza el cuarto de taza de agua y la taza y media de leche de coco, agrégasela a los camarones y mezcla muy bien para que no se te hagan grumos. Te recomiendo añadir el líquido en dos partes mientras revuelves para que se cocinen bien.
  8. Finalmente incorpora una cucharada de harina de trigo para espesar muy bien la salsa y que agarre una bonita consistencia. Mezcla y deja cocinar unos tres o cuatro minutos con fuego bajo.
  9. Otro truco que debes usar es que durante el proceso que se cocina adiciónale sal para que el camarón no se te haga pequeño, luego el cilantro fresco picado.
  10. Tapa y deja reposar por un tiempo en la estufa para que los sabores se combinen, por último emplata y sirve con arroz blanco, aguacate maduro y juego de tu preferencia. También puedes acompañarlos con pan o tortillas.

Consejos y tips para unos camarones jugosos:

  • Si hierves los camarones lo ideal es que estén previamente descongelados para que no se encojan. La forma correcta de descongelamiento es dejándolos en el refrigerador a una temperatura de 0 a 5 grados de un día para otro.
  • En ocasiones cocinar los mariscos sin cáscara puede ser mejor para tus invitados, dado que al sentarse en la mesa pueden ingerirlos sin complicaciones a parte de ser mucho más limpio.
  • Es importante que utilices una sartén que sea lo suficientemente grande para cocinar los mariscos sin apretarlos, pues cada uno debe tener su propio espacio para poder respirar.
  • Si no tienes leche de coco, puedes usar la leche de tu preferencia, crema de leche, leche condensada, suero costeño, nata, o absolutamente lo que tengas en casa, lo único que te recomiendo es agregar un poquito de agua y mezclarlo muy bien.
Total
27
Shares

Haz crecer tus pestañas usando vaselina ¡Aquí te enseñamos!

Unas pestañas bonitas ayudan a enmarcar la mirada y hacer que los ojos parezcan más grandes y expresivos,…

También te puede interesar