Aprende a cultivar hierbabuena en una taza con estos pasos

Total
1K
Shares

La hierbabuena (Mentha spicata) es una planta muy usada, tanto en la gastronomía como en la medicina natural y la elaboración de diversos productos, gracias a sus propiedades beneficiosas, así como por su aroma intenso y fresco. Esta planta funciona como un antiespasmódico, antiinflamatorio, carminativo, antiséptico y analgésico.

La forma más común de consumir hierbabuena es preparando una infusión con sus hojas, ayudándote a tratar los problemas de indigestión y gases intestinales, además de aliviar mareos y dolores. También puedes disfrutarla en chicles, helados, caramelos, limonadas y otras recetas deliciosas, lo que será más sencillo si está disponible todo el tiempo en casa. Incluso puede servir simplemente como decoración y para mantener perfumados los espacios.

Para aprovechar los numerosos beneficios que se obtienen con esta planta, aquí te contaremos cómo cultivarla.

Cómo cultivar hierbabuena en una taza

Esta opción es perfecta si deseas tener hierbas aromáticas en casa, pero no cuentas con tanto espacio. De hecho, en los últimos años ha crecido el gusto, en especial en los más jóvenes, por tener plantas en macetas pequeñas, esto para darle un ambiente diferente al lugar donde viven. Aunque las suculentas son una elección muy común, debido a lo sencillo de su cuidado, otra buena alternativa son las hierbas aromáticas, entre ellas la hierbabuena.

Solo necesitas una taza, cinta adhesiva de pintor, taladro con broca, tierra, abono, agua y por supuesto, semillas de hierbabuena para que disfrutes de ella en casa. A continuación, te contamos cómo lograrlo en pocos pasos.

Primero 

  • Para empezar, lo que debes hacer es colocar boca abajo a una taza mediana o grande, luego tendrás que pegar un trozo de cinta adhesiva y marcar en ella dos “x”, ya que vas a taladrar la base del recipiente.
  • La idea es hacer agujeros pequeños sobre las marcas que hiciste, pues son los que servirán como drenaje para tu planta de hierbabuena. Lo siguiente será preparar la tierra con el abono y meterlos en la taza.

Segundo 

  • Ahora es momento de agregar un par de semillas de hierbabuena, después tápalas con un poco de tierra.
  • Asegúrate de no sembrarlas muy en el fondo, ya que esto puede afectar su crecimiento.
  • Si lo deseas, puedes regarla un poco y listo, verás cómo perfumará tu espacio a medida que crece.
  • A continuación, puedes colocar un palillo con una etiqueta que lleve su nombre, de esta manera lograrás identificar a todas tus plantas, sobre todo si tienes un pequeño huerto en casa, además se verá lindo.

Tercero

  • Poco a poco empezarás a notar como tu planta de hierbabuena crece, sirviéndote para darle un toque diferente al espacio, a las comidas y brindándote un gran alivio cuando alguien se sienta mal.
  • Después, si lo prefieres, es posible trasplantar a otra área más grande, ya sea una maceta o el jardín.

Para tener en cuenta 

Estas son algunas recomendaciones generales para que tu hierbabuena se mantenga hermosa. No olvides que esta planta es invasiva, si no quieres tener demasiada hierbabuena lo mejor es tenerla en una maceta.

Frecuencia en el riego

  • Son plantas que les gusta la humedad en el sustrato, pero no olvides que si está en un espacio reducido fácilmente podría acumularse el agua, encharcándose y provocando que las raíces se pudran.
  • En el verano puede que consuman mayor cantidad de agua, por lo que es probable que el riego sea un poco más frecuente. Sin embargo, no debes exagerar, no riegues en exceso, ¡hazlo cuando sea necesario!

Cuidados con la tierra 

  • No uses solo tierra en las macetas, ya que son plantas de raíces delgadas. Esta se empieza apelmazar con los riegos y la planta termina por ahogarse, por lo que se aconseja que sea una tierra bien drenante.
  • No requiere demasiado abono, es una planta noble en cuanto a nutrientes, pero si quieres tenerla un poco más fuerte, claro que puedes abonarla, aproximadamente cada mes.

Dónde dejar la planta de hierbabuena

  • Coloca la planta en un lugar donde reciba luz al amanecer y sombra al atardecer. Son plantas que les gusta mucho la luz solar, por lo que la recomendación es dejarla en maceta, pero al aire libre o la semisombra.
  • Por ejemplo, en un balcón o bien, dentro de tu casa, en la cocina y junto a la ventana, siempre que le dé luz natural. También debes estar pendiente de las plagas, si aparecen pulgones, riégalas con agua jabonosa.
Total
1K
Shares

4 plantas que reducen la humedad

Las plantas pueden ser útiles de muchas maneras, pero uno de los usos más interesantes es que funcionaria…

También te puede interesar