9 alimentos que debes agregar a tu dieta renal

Total
0
Shares

Los riñones son órganos pequeños pero muy importantes para el cuerpo, ya que están a cargo de filtrar los desechos, liberar hormonas que regulan la presión arterial, equilibrar los líquidos en el cuerpo y producir orina, entre otras funciones esenciales. Existen algunas formas en que los órganos vitales pueden resultar dañados, por ejemplo, la obesidad, el tabaquismo, la genética, la edad y condiciones como la diabetes, así como la presión arterial alta pueden aumentar el riesgo de enfermedad renal.

Cuando los riñones no funcionan bien los desechos se acumulan en la sangre, por lo tanto es importante que aquellas personas con enfermedad renal sigan una dieta especial. Las restricciones varían según el nivel del daño, pero las reglas básicas en cuanto a que nutrientes limitar se encuentra el sodio, fósforo y potasio. Por fortuna puedes encontrar diferentes alimentos bajos en estos minerales como los que verás a continuación.

1-Arándanos

Se trata de un fruto que se caracteriza por ser una buena fuente de antioxidantes llamados antocianinas que protegen contra diferentes enfermedades. Por ejemplo, los problemas cardíacos, algunos tipos de cáncer, la diabetes y el deterioro cognitivo. Son una excelente adición a una dieta saludable para los riñones, ya que solo aportan en una taza de 148 gramos 1,5 mg de sodio, 114 mg de potasio y 18 mg de fósforo. Otra gran alternativa son las uvas rojas con una buena dosis de vitamina C, mientras que sus flavonoides reducen la inflamación y son bajas en los 3 minerales.

2-Ajo y cebolla

Como la recomendación para quienes tienen problemas en la función de sus riñones es restringir el consumo de sodio, el ajo es una gran alternativa. Este alimento aporta sabor y nutrientes como el manganeso, la vitamina C, la vitamina B6 y compuestos de azufre que tienen propiedades antiinflamatorias. En unos 3 dientes de ajo, podrías encontrar alrededor de 1,5 mg de sodio, 36 mg de potasio y 14 mg de fósforo. La cebolla es el complemento perfecto para agregar sabor sin comprometer la salud de los riñones. Además favorecen el sistema digestivo al alimentar a las bacterias beneficiosas, gracias al contenido en fibras prebióticas.

3-Coliflor

Es una de las verduras más saludables, ya que es una buena fuente de muchos nutrientes, entre los que se encuentra la vitamina B, vitamina C, vitamina K y ácido fólico. También se destaca por compuestos antiinflamatorios como los indoles y por aportar fibra. En una taza de 124 gramos de coliflor cocida encuentras alrededor de 19 mg de sodio, 176 mg de potasio y 40 mg de fósforo. Puedes crear diferentes platos, como un puré de coliflor en lugar del tradicional a base de papa para una guarnición baja en potasio.

4-Aceite de oliva

Su consumo aporta grasas saludables y carece de fósforo, por lo que es excelente opción para la dieta. La mayor parte de la grasa presente en este producto es monoinsaturada, llamada ácido oleico, que se destaca por sus propiedades antiinflamatorias. En una cucharada obtienes 0,3 mg de sodio y 0,1 mg de potasio. Recuerda siempre discutir tus elecciones alimentarias con el especialista en la salud, de tal manera que puedas asegurarte de cuál es la mejor dieta para tus necesidades individuales.

5-Pollo sin piel

Es necesario proporcionarle al cuerpo las porciones adecuadas de proteína de alta calidad para mantener una buena salud, por ello elige pollo fresco y sin piel en lugar del asado prefabricado. En unos 84 gramos de pechuga de pollo sin piel encuentras cerca de 63 mg de sodio, 192 de fósforo y 216 mg de potasio.

Aunque las yemas de huevo son nutritivas contienen alto fósforo, por lo que las claras de huevo es otra gran opción, ya que son una fuente de proteína de alta calidad que no perjudica a los riñones. Son buenas para quienes se someten a diálisis, ya que tienen mayores necesidades de proteína, pero necesitan limitar el fósforo. Dos claras de huevo de 66 gramos contiene 110 mg de sodio, 108 mg de potasio y 10 mg de fósforo.

6-Pimientos morrones

Este alimento aporta una buena cantidad de nutrientes al tiempo que es bajo en potasio en comparación a otros tipos de verduras. Están cargados de vitamina C y de vitamina A, importantes para el sistema inmunológico que por lo general se ve comprometido en personas con enfermedad renal. Un pimiento rojo de 74 gramos aporta alrededor de 3 mg de sodio, 19 mg de fósforo y 156 mg de potasio. Otros alimentos para considerar incluir en la alimentación son los nabos y el repollo.

7-Rúcula

Esta también es una verdura baja en potasio, ideal para incluir en ensaladas y guarniciones. Es una buena fuente de nutrientes como la vitamina K, manganeso y calcio, que son importantes para favorecer la salud ósea. También contienen nitratos capaces de reducir la presión arterial. En una taza de 20 gramos con rúcula fresca puedes encontrar 6 mg de sodio, 74 mg de potasio y 10 mg de fósforo.

8-Rábanos

Estos vegetales crujientes son bajos en potasio y fósforo, pero ricos en otros nutrientes. Le aportan a tu cuerpo vitamina C, que reduce el riesgo de enfermedades cardiacas y cataratas, sin dejar a un lado su característico picante para darle ese toque especial a los platos bajos en sal. En media taza de rábanos en rodajas (58 gramos), tienes 23 mg de sodio, 12 mg de fósforo y 135 mg de potasio.

9-Piña

Esta es una alternativa dulce y baja en potasio en comparación a muchas frutas tropicales como las naranjas, kiwis y plátanos. Además es rica en fibra, vitamina C, manganeso y bromelina, esta última es una enzima que ayuda a reducir la inflamación. Una taza de 165 gramos de trozos de piña contiene 2 mg de sodio, 13 mg de fósforo y unos 180 mg de potasio.

Total
0
Shares

Relajación en una sola taza. 5 beneficios del té de lavanda

La lavanda tiene muchos beneficios potenciales que quizás desees probar, no solo es útil cuando se trata de…

También te puede interesar