8 salsas deliciosas que no pueden faltar en tus recetas si eres amante a la cocina

Total
0
Shares

Las salsas son el acompañamiento perfecto a mucha recetas, siempre que cuides de las cantidades para conservar un plato equilibrado y saludable. En lugar de recurrir a las que ofrece el mercado y que están repletas de químicos, es mejor preparar recetas caseras que son menos perjudiciales. Es por esta razón que te presentamos una lista de salsas básicas para que te animes a probar y disfrutar con diferentes alimentos.

1-Salsa bechamel

Esta salsa se encuentra entre las más tradicionales y por ello no debería faltar en tu cocina, incluso puedes crear otro tipo de salsas usándola como base. Disfrútala encima de canelones o sobre verduras. La consistencia es media, pero para una salsa más fina solo agrega una cucharada de mantequilla y una de harina. Si deseas que sea más espesa agrega 3 cucharadas de mantequilla y 3 cucharadas de harina. Te tomará cerca de 20 minutos su preparación y rinde de 4 a 6 porciones.

Ingredientes

  • 1 taza de leche, calentada
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina para todo uso
  • Sal y pimienta blanca, al gusto
  • Nuez moscada recién molida  (opcional)

Preparación 

  • Empieza por derretir la mantequilla a fuego medio, luego agrega la harina, Debes cocinar a medida que revuelves por 2 minutos, después añade de forma gradual la leche caliente mientras revuelves hasta que comience a hervir y espese. Reduce el fuego a muy lento y sigue revolviendo con frecuencia durante 5 minutos, sazona con sal y pimienta al gusto, si lo deseas añade nuez moscada.

2-Salsa pesto

Esta receta la puedes servir y disfrutar en platos de pasta, fideos de calabacín, pizza o sandwich. Rinde para una taza y es muy fácil de preparar. Puedes tener una versión libre de lácteos al reemplazar el parmesano con una cucharada de levadura nutricional. Se conserva bien en el refrigerador hasta por una semana.

Ingredientes

  • 2 tazas de hojas de albahaca frescas o 2 manojos grandes
  • 1/2 taza de aceite de oliva extra virgen
  • 1/4 taza de queso parmesano rallado
  • 1/3 taza de piñones, almendras, nueces o pepitas crudas
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1/2 cucharadita de sal marina fina

Preparación 

  • De manera opcional puedes tostar las nueces o semillas para darle un mejor sabor, luego déjalas enfriar unos minutos y vierte en una licuadora o procesador de alimentos. Añade la albahaca, parmesano, jugo de limón, ajo y sal. Con la máquina funcionando, agrega lento el aceite de oliva y continúa procesando, pero haciendo una pausa cuando lo creas necesario para raspar los lados del recipiente.
  • Prueba y sazona de acuerdo con tus gustos. También puedes ajustar la textura, si lo quieres más cremoso agrega queso, mientras que para diluir añade aceite.

3-Chimichurri

Esta es una salsa que se usa en especial con carnes rojas, aunque combina bien con pescados y mariscos. La receta tradicional incluye perejil, orégano y ajo, pero puedes adaptarla con las hierbas que tengas disponibles.

Ingredientes

  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • 1/4 taza de vinagre de vino tinto
  • 1/2 taza de hojas de orégano o 2 cucharadas de secas
  • 1 taza de perejil (también puedes usar hojas de borraja o berros)
  • 1/2 taza de agua
  • 2 cucharaditas de hojuelas de pimiento picante o 1 cucharadita de pimienta de cayena
  • 4 a 6 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de sal

Preparación 

  • Calienta el agua, disuelve la sal y luego retira del fuego. Cuando el agua esté fría como para meter el dedo, agrega a un procesador de alimentos en compañía de los ingredientes restantes, pero con excepción del aceite de oliva. Con el aparato en marcha, rocíe el aceite, luego deje marinar unas horas antes de servir.

4-Salsa boloñesa

Es una receta tradicional de Italia que por lo general se sirve sobre pasta. Esta es una versión que cuenta con 10 ingredientes, rinde de 4 a 6 porciones, pero tomará más tiempo en comparación a las otras opciones de salsa nombradas en este artículo.

Ingredientes

  • 3/4 taza de tomates triturados o 2 cucharadas de pasta de tomate disuelta con 1/2 taza de agua
  • 6 a 8 oz de carne molida, peor que no esté demasiado magra
  • 8 oz de caldo de res o disuelva medio cubo de caldo en una taza de agua hirviendo
  • 2 oz de panceta picada, si la deseas omitir, aumenta la cantidad de carne
  • 1/4 cebolla mediana picada
  • 1/2 zanahoria picada
  • 1 tallo de apio picado
  • 1,1/2 cucharada de aceite de oliva
  • 1/2 taza de vino tinto seco
  • Una pizca de sal

Preparación 

  • Debes sofreír la panceta y verduras picadas en una cazuela con aceite, una vez que la cebolla esté dorada incorpora la carne molida y sigue con la cocción para que se dore. Ahora vierte el vino y deja que la salsa hierva a fuego lento hasta que se haya evaporado.
  • Añade los tomates, un cazo del caldo y condimentos. Continúe cocinando a fuego muy lento por alrededor de 2 horas, pero revolviendo de forma ocasional y agregando más caldo si observa que el jugo se está secando. El resultado debe ser espeso.

5-Salsa de maní 

Agrega esta salsa a los platos que más te gusten. Por ejemplo, combina bien sobre fideos, rollitos, también al rociar en verduras al vapor o asadas, incluso con mango. Si deseas un toque extra de sabor, añade un chorrito de limón y cilantro fresco picado.

Ingredientes

  • 3/4 taza de mantequilla de maní cremosa
  • 1/3 taza de tamari reducido en sodio o salsa de soya reducida en sodio
  • 3 cucharadas de miel
  • 1/4 taza de vinagre de arroz
  • 1, 1/2 cucharadita de jengibre fresco rallado o 1/2 cucharadita de jengibre molido
  • 1 o 2 dientes de ajo medianos, prensados o picados
  • 1/4 cucharadita de hojuelas de pimiento rojo y más para espolvorear
  • 2 a 4 cucharadas de agua o leche de coco

Preparación 

  • Agregue los ingredientes a una taza y mezcle bien. Si la mantequilla de maní escogida es muy espesa, lo más probable es que deba usar 4 cucharadas de agua o un poco más para diluir la mezcla.
  • Prueba y adapta el sabor a tus gustos, si la quieres más fuerte agrega otro diente de ajo, si deseas más dulzor, añade un poco de miel. Para decorar, espolvorea maní triturado y hojuelas de pimiento.

6-Salsa romesco

Se trata de una receta de salsa romesco fácil y que solo requiere de 5 minutos, es perfecta para servir con pollo a la parrilla, albóndigas, verduras, patatas crujientes, huevos y rinde unas 4 porciones.

Ingredientes

  • 1 frasco de 12 oz de pimientos rojos asados, escurridos
  • 1 taza de almendras crudas
  • 1/4 taza de perejil fresco de hoja plana
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • 4 tomates ciruela pequeños
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 dientes de ajo
  • El jugo de 1/2 limón

Preparación 

  • Lo único que debes hacer es agregar todo a la licuadora y triturar hasta obtener la consistencia que más se adapte a tus gustos. Sirve en compañía de tus platos favoritos, si no puedes consumir nueces, un sustituto serían las semillas de girasol o de calabaza.

7-Salsa de miel mostaza

Es una salsa dulce y cremosa que a muchos les encanta, estará lista en 5 minutos y rinde para alrededor de 3/4 de taza. Lo mejor es que solo requiere de 5 ingredientes y la puedes consumir con los que prefieras.

Ingredientes

  • 1/4 taza de mostaza Dijon
  • 1/4 taza de mayonesa
  • 1 cucharada de vinagre blanco destilado
  • 1/4 taza de miel orgánica
  • 1/4 cucharadita de pimienta de cayena

Preparación 

  • Solo debes agregar todos los ingredientes mencionados en un tazón mediano y batir hasta que el resultado sea suave, luego disfrutar. Fácil y delicioso.

8-Salsa BBQ

En la actualidad existen diferentes recetas para preparar una salsa BBQ, pero en esta oportunidad ofrecemos una opción clásica y con una amplia gama de sabores, lo que permite que cualquier comida a la parrilla tenga un toque especial. Necesitas 11 ingredientes y un tiempo total de 40 minutos.

Ingredientes

  • 1 taza (240 ml) de agua
  • 1 taza (240 ml) de salsa de tomate
  • 1/2 taza (120 ml) de vinagre de sidra
  • 1/4 taza de azúcar
  • 1 cebolla picada gruesa
  • 3 dientes de ajo picados
  • 1 cucharada de aceite
  • 2 cucharaditas de jengibre fresco rallado
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 cucharadita de pimienta de cayena
  • 1/2 limón, jugo y ralladura

Preparación 

  • Caliente el aceite en una cacerola a fuego medio, luego agregue la cebolla, el ajo y el jengibre, debes sofreír hasta que la cebolla se vuelva transparente.
  • Ahora añade la salsa, el vinagre, el jugo y la ralladura de limón, así como el azúcar, la sal y la pimienta. Reduzca el fuego a lento y continúe cocinando durante 25 minutos. Por último, disfrutar.
Total
0
Shares

Entrenamiento de 20 minutos para fortalecer tus tríceps

Los tríceps son una de las partes del cuerpo que muchas personas desean trabajar y este entrenamiento hará…

También te puede interesar